SANTA FE › RUBEN GIUSTINIANI LANZO EN SANTA FE SU PRECANDIDATURA A GOBERNADOR

"Nuestro adversario es el peronismo"

"Después de la interna, debemos estar todos juntos", dijo el dirigente socialista, como una manera de alertar a Binner y Bonfatti sobre el nuevo escenario electoral que asoma en la provincia tras la unidad del PJ. Su discurso fue moderado.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Rubén Giustiniani, arrancó ayer como precandidato a gobernador del Frente Progresista sin chicanas ni ironías y le pidió a sus competidores en la interna, entre ellos el preferido de Hermes Binner y ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti y el intendente radical de Santa Fe, Mario Barletta, que bajen tono y dejen atrás las "descalificaciones" que se cruzaron en las últimas semanas. Binner llegó a comparar a Barletta con el "morajú", un pajarito invasor de nidos ajenos y a Giustiniani le tiró con la "candidatura testimonial" porque aún tiene cuatro años como mandato de senador nacional y ahora quiere llegar a la Casa Gris. "Nuestro adversario es el justicialismo que ya se unió para disputar el gobierno de la provincia", advirtió el presidente del Partido Socialista en la primera reacción política después del congreso del PJ.

Giustiniani largó su campaña en la sala del colegio Inmaculada, frente a la plaza de Mayo, en el mismo escenario que el miércoles lo había hecho Bonfatti, con el apoyo de Binner y el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz. No eligió bien la hora: a las cuatro y media de la tarde, con 40 grados de sensación térmica, Santa Fe era un horno, así que muchos de sus seguidores salieron a mendigar un poco de sombra en la plaza de Mayo, que no se caracteriza -precisamente por sus árboles. La sala del Inmaculada quedó a la vista con algunos blancos que no los tenía en el acto de Bonfatti, con 800 butacas ocupadas y gente en los pasillos, en el hall, en el patio del colegio y hasta en la calle.

No obstante, los partidarios de Giustiniani estimaron la concurrencia en 2.000 personas. Una cantidad -que si es correcta fue superada por la convocatoria de Binner y de su ministro. Aunque en ambos casos, el peso del acto quedó a cargo del aparato socialista de Rosario y el sur de la provincia, con una diferencia: los colectivos que transportaron a los militantes de Giustiniani se estacionaron a pocas cuadras de la plaza de Mayo, mientras que los que trasladaron binneristas quedaron más lejos, fuera de la vista pública.

En su discurso, Giustiniani alertó del nuevo escenario electoral a partir de la unidad del PJ. Y apeló entonces a su mejor tono moderado. "El 23 de mayo, después de la interna, debemos estar todos juntos, trabajando para un nuevo triunfo del Frente Progresista. Nuestros adversarios no son los competidores en el frente que vamos a tener hasta el 22 de mayo. Nuestro adversario es el justicialismo que va a disputar el gobierno de la provincia. Hoy (por ayer), se unieron quienes a nivel nacional pueden estar con Cristina o con Duhalde, pero asumieron esa unión para disputarle el poder al Frente Progresista en Santa Fe".

"Por eso, es muy importante que desarrollemos una campaña con cooperación y sin descalificaciones, donde la competencia sea dentro de un mismo frente y de un mismo programa", planteó Giustiniani. Y le pidió a Bonfatti y a Barletta "un acto de comprensión y madurez" que baje el tono de la campaña y dejen atrás las ironías y burlas políticas. Un mensaje dirigido también al propio Binner, que tiró las chicanas más agresivas. Y cerró el pedido con un gesto: repartió aplausos para Bonfatti, Barletta y los otros candidatos del Frente: Carlos Comi y Luis Cáceres.

En el acto de ayer, el sector de Giustiniani proclamó también otras dos candidatos: propuso al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Di Pollina, para encabezar la lista de diputados provinciales y al diputado nacional Miguel Barrios para la intendencia de Santa Fe. "Nuestras candidaturas llegan para sumar como propuestas del Frente Progresista, con el compromiso de combatir la pobreza y profundizar los logros en la educación, en generar empleo decente como política de inclusión, y en trabajar todos los días en la seguridad ciudadana", resaltó Giustiniani. "Con nuestras propuestas ganan las mujeres que padecen la violencia familiar, ganan muchos niños que en la provincia de los alimentos no tienen garantizado comer dos veces al día, ganan los jóvenes que buscan su primer trabajo y ganan quienes siguen anhelando una vivienda al alcance de su mano. Con estas propuestas ganamos todos", agregó.

En el cierre, Giustiniani agradeció la presencia de sus seguidores de toda la provincia. Entre ellos, los diputados provinciales Lucrecia Aranda, Sergio Liberati y María Cristina Fregoni; el presidente del Concejo Municipal de Rosario y pre candidato a intendente Miguel Zamarini y los decanos de las facultades Ingeniería, Bioquímica y Ciencias Económicas de Rosario. "Me gusta este plenario sin trajes ni corbatas y con remeras socialistas colmando este recinto", se entusiasmó. Mientras, el escenario se cubría de papelitos colorados y sonaba un clásico de Gilda.

Compartir: 

Twitter
 

"Es importante que desarrollemos una campaña sin descalificaciones", dijo Giustiniani.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared