SANTA FE › A DIEZ AñOS DE LA REPRESION DESATADA POR EL GOBIERNO DE REUTEMANN

El pedido de justicia sigue presente

Familiares de víctimas del Diciembre Trágico en Rosario
realizaron ayer un acto frente a Tribunales y marcharon hasta
el Monumento a la Bandera con el reclamo de "Justicia".

 Por José Maggi

Las jornadas del Diciembre Trágico fueron recordadas ayer en Rosario con sendos actos: al mediodía frente a los tribunales provinciales, mientras al atardecer tuvo lugar una marcha que unió la Plaza San Martín y el Monumento Nacional a la Bandera. Por ambos desfilaron familiares de algunas de las 38 víctimas que dejó la revuelta popular, siete de las cuales ocurrieron en esta ciudad. Los nombres de las víctimas fatales son Yanina García, Walter Campos, Ricardo VillaIba, Juan Delgado, Rubén Pereyra, Graciela Acosta y Claudio "Pocho" Lepratti. Celeste Lepratti, hermana "Pocho", prometió "no descansar hasta que los responsables políticos tengan la condena que se merecen". Dos integrantes de la Comisión Investigadora No Gubernamental que se creó en su momento, Lilian Echegoy y Carmen Maidagan, reclamaron al gobernador Antonio Bonfatti que "tome la decisión política de juzgar a los responsables de la masacre de diciembre y poner la documentación existente a disposición de la justicia".

La actividad comenzó por la mañana cuando familiares de víctimas de la represión desatada por el gobierno de Carlos Alberto Reutemann, realizaron un acto frente a Tribunales para exigir "justicia para los nueve asesinados por la policía santafesina". "Justicia" e "impunidad" fueron las palabras más repetidas a lo largo de la jornada. Es que a diez años de aquellas trágicas jornadas de 2001, sólo hubo dos condenados, los asesinos de Pocho Lepratti y Graciela Acosta. En el primero de los casos, el oficial Ernesto Velázquez, ya quedó en libertad tras cumplir un tercio de su pena. La suerte del victimario de Acosta está por seguir los mismos pasos.

El primer acto comenzó a las 11, cuando un grupo de militantes en bicicletas, que habían salido el jueves 16 desde la ciudad de Paraná, llegó a Tribunales. Eran, en su mayoría, compañeros de militancia de Lepratti, pibes de barrio Ludueña. Alrededor de las 12, un escenario improvisado sirvió para que Mary, la esposa de Rubén Pereyra, asesinado a la altura de la autopista Rosario-Buenos Aires, exigiera "justicia no sólo por Rubén, sino por mi hija Aldana, que ese día tenía apenas unos meses y hoy ya tienen 11 años". También Liliana, la madre de Ricardo Villalba: "Como no hay justicia, esta tendrá que salir de todos los que estamos hoy acá. Voy a seguir luchando por mi hijo y por todos".

Zara, hermana de Walter Campos, recordó que su hermano "fue asesinado el 21 de diciembre por un francotirador de las Tropas de Operaciones Especiales", y denunció que "el hombre que lo mató, Omar Iglesias, no fue condenado". "Queremos que se abra la causa, que se investigue bien, porque tiene que estar tras las rejas y dejar su cargo, para que no vuelva a pasar, que no haya más gatillo fácil", concluyó.

Celeste, hermana de Pocho, recordó: "Seguimos reclamando esta justicia que no ha llegado. Entendemos que estas condenas a dos policías únicamente, no alcanzan, no fueron satifactorias. En estos diez años, Reutemann no fue llamado ni siquiera a declarar, ningún juez santafesino lo creyó necesario. No tuvo que dar explicaciones nunca. (Enrique) Alvarez y (Lorenzo) Domínguez, Secretario de Seguridad y Ministro de Gobierno de Reutemann, fueron sobreseídos muy rápidamente".

En la misma jornada se conoció una carta pública la gobernador Bonfatti en la que le recordaron que "el 20 de diciembre de 2007 le planteamos a Hermes Binner contar con documentos oficiales, pedimos acceso a los sumarios administrativos y de la Policía, las investigaciones internas, los informes de Inteligencia y datos del Ministerio de Gobierno vinculados a lo que fue la represión pero aún cuando el gobernador prometió poner a disposición esa documentación, no nos fue entregada violando el derecho al acceso de la información que garantiza la Convención Americana de derechos Humanos".

Para Echegoy y Maidagan "mientras el gobernador Binner, hizo campaña prometiendo justicia en estos casos, su falta de compromiso terminó favoreciendo a Reutemann, a los funcionarios políticos a cargo de la seguridad y a otros funcionarios policiales".

Por la tarde una masiva columna de manifestantes recorrió el centro de Rosario, entre Plaza San Martín y el Monumento Nacional a la Bandera, para reclamar justicia por las ocho muertes que dejó en la ciudad la represión en 2001. En el Monumento, se leyó un documento consensuado entre todos los familiares de las víctimas de la represión de 2001 que hubo en todo el país, elaborado en un encuentro mantenido durante el 8, 9 y 10 de diciembre en Rosario. El dirigente de ATE Pablo Micheli, exigió justicia. En representación de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, declaró que acompaña a los familiares "porque ellos saben de luchas y de pérdidas injustas" y consideró que "lo de Rosario fue una masacre".

Por su parte, la intendenta Mónica Fein presidirá un homenaje a las víctimas de aquellas jornadas que tendrá lugar mañana a las 9.30 en el cementerio La Piedad. Este acto se enmarca en el proyecto presentado por la diputada Alicia Gutiérrez en el que se declara de interés provincial todas las actividades que recuperen la memoria respecto a este capítulo negro de represión estatal, violencia y muerte desde la restauración democrática.

Compartir: 

Twitter
 

Cecilia, hermana de Pocho, recordó que "Reutemann no fue llamado ni siquiera a declarar".
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.