OPINIóN

Un Estado inexistente

 Por Norma López *

Rosario fue el epicentro de las protestas sociales del país, con siete asesinatos, cientos de detenidos y barriadas enteras que pugnaban por ingresar a los supermercados en busca de alimentos. Los nombres de Graciela Acosta, Ricardo Villalba, Rubén Pereyra, Claudio Lepratti, Yanina García, Juan Delgado y Walter Campos deben ser voceados por cada uno de nosotros como garantía de justicia. Convencida del rol social que muchos vecinos organizados cumplieron en aquellos días, rescatemos la solidaridad que actuó de contención en muchísimos barrios evitando que la represión policial fuera aún más grave.

En el 2001 teníamos un Estado inexistente, que privaba de derechos en lugar de garantizarlos. Nada era nuestro: apertura comercial indiscriminada, producción nacional desprotegida, pérdida de empleo formal, empobrecimiento, debilitamiento del mercado interno. El despojo de derechos por parte del gobierno de la Alianza en aquel momento, fue el punto de inflexión para la participación ciudadana y el surgimiento de nuevos actores sociales y políticos que interpelaron el rol del Estado, del gobierno y de las representaciones políticas.

Reivindico la creación de derechos por parte de esa nueva sociedad organizada, y la no judicialización de la protesta social como los ejes sobre los que trabajó el kirchnerismo para la reconstrucción primaria de los lazos sociales y políticos en nuestro país y fue definitorio para que muchos de nosotros, nos volcáramos a participar en este proceso. Nuestro respeto absoluto a las víctimas, sus familiares y el acompañamiento a las organizaciones populares que reclaman justicia.

* Concejala del FpV

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.