CIUDAD › JORNADA DE ALEGATOS EN EL JUICIO POR EL TIROTEO CONTRA UN OMNIBUS

La fiscalía pidió 18 años de prisión

Alegaron por homicidio para tres acusados. La defensa desacreditó las pruebas sobre la autoría del homicidio de Cáceres.

 Por Lorena Panzerini

En la jornada de alegatos del juicio por el asesinato del adolescente Walter Cáceres durante un tiroteo al micro en el que iban hinchas de Ñuls, en febrero del año pasado, la Fiscalía pidió 18 años de prisión para los tres acusados. En tanto, la defensa desacreditó lo expuesto por la acusación, pidió la nulidad de pruebas y la absolución de sus clientes. "No hay nada de nada", fue la frase que más se escuchó de las bocas de los abogados Fausto Yrure, defensor de Carlos "el Chino" Fleitas y César Marchetti; Carlos Varela y Adrián Martínez, representantes de Claudio "Pájaro" Canteros; y Marcelo Piercecchi, de Mariano Salomón. Además, enumeraron varias "irregularidades" tanto en el accionar policial que peritó e investigó el hecho; como en las declaraciones de Daiana P. --ex pareja de Fleitas--, llamada en la audiencia "testigo estrella" y "testigo de oídas", por los letrados. La fiscal Ana Rabín no hizo más que reiterar el relato de los alegatos de apertura, y solicitó al Tribunal presidido por el juez José Luis Mascali que valorara, en el fallo, el "coraje" de la testigo protegida. En ese sentido, solicitó 18 años para los tres sindicados como coautores de "homicidio agravado"; y 12 años para Salomón, imputado como "partícipe secundario". Mañana se conocerá la sentencia.

Para Rabín, "quedó demostrada la responsabilidad penal expuesta en los alegatos de apertura" el 12 de diciembre pasado. Según relató, el 4 de febrero de 2010, a las 3.10 de la madrugada, "una caravana de coches regresaba de viaje por la autopista, tras el encuentro deportivo y debieron detenerse por la pinchadura de dos ruedas. Entonces, los acusados aprovecharon la oportunidad para acribillar a tiros a la víctima --aunque Rabin indicó que las balas iban dirigidas al líder de la barrabrava de Ñuls, Diego el Panadero Ochoa--. También se provocaron lesiones leves y graves", comenzó.

Tras ello citó a Daiana P. y dijo que su testimonio fue "fundamental para esclarecer un hecho deliberado y organizado". Y ante lo expuesto por la testigo durante las audiencias, señaló: "No podemos pensar que inventó la balacera para sacarse de encima a Fleitas (a quien primero denunció por maltrato contra ella y su pequeño hijo)". Y arremetió: "Fueron tan creíbles sus dichos, que la semana pasada Fleitas fue condenado a cuatro años de prisión por amenazas y portación de armas".

La fiscal recordó que según Daiana P., "el día anterior al hecho, Fleitas recibió un llamado al mediodía en el que le ofrecieron 10 mil pesos por matar a Ochoa; entonces llamó a tres amigos que accedieron a hacerlo con él", dijo. La noche del hecho, "Fleitas se vistió con ropa oscura, sacó dos armas de arriba del ropero y salió a medianoche. Regresó a las 5.30 de la mañana empapado, alterado y nervioso. Le pidió a Daiana que encendiera el televisor para ver el noticiero, pero ella le dijo que a esa hora no había. Fleitas le refirió que el micro no tenía que parar, que algo salió mal y mandaron a uno al hospital".

Por otro lado, para Rabín está claro el entrecruzamiento de llamadas de quienes dijeron haber estado comiendo un asado juntos; y hablaron de que no hubo llamadas justo en el horario del hecho. Sin embargo, esta acusación fue rápidamente desacreditada por los defensores de Fleitas, Marchetti y Canteros. Además, la fiscal apuntó a Salomón como quien siguió el colectivo y avisó de su paradero a los supuestos atacantes, que "actuaron en la oscuridad y en medio de una copiosa lluvia, ocultos tras los pastizales".

Por otro lado, recordaron la contradicción de Ochoa, en su declaración del 13 de diciembre, cuando dijo no saber los motivos de la balacera; mientras que en la etapa de Instrucción refirió que era contra él, porque "los Cantero lo querían sacar de la barrabrava".

Al momento de los alegatos de la defensa, Yrure apuntó a que "nada de lo afirmado por la fiscalía se pudo corroborar". En la misma línea, tanto Yrure como los defensores de Canteros apuntaron a que "se creyó parcialmente le testimonio de la testigo" Daiana P.; porque había al menos nueve personas implicadas y mencionadas por la declarante, que fueron sobreseídas de la causa. Para el letrado, la testigo incurrió en "contradicciones" al momento de ser indagada por la defensa por "su afán de armar historias" y porque "estuvo preparada por la fiscalía".

Martínez y Varela recordaron a toda la gente que estuvo detenida, marcada por Daiana P. y que actualmente están en libertad. Además se refirieron a un "festival de ilícitos" en el que "la policía santafesina hizo lo que más sabe hacer"; y detalló: "No resguardó la zona para peritaje, y confeccionó actas que firmó gente que no estuvo en el momento de la recolección de pruebas". Además, justificaron que el hecho se dio en "un mal momento para el Ministerio de Seguridad" provincial.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Varela acusó a la policía provincial de cometer "un festival de ilícitos" contra sus defendidos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.