SANTA FE › UNA ONG RECLAMó AL GOBIERNO QUE DECRETE LA EMERGENCIA ENERGéTICA

Para Bonfatti "eso no cambia nada"

El Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria reclama contratar personal y disponer de fondos del Tesoro provincial para evitar los cortes de luz. El gobernador repitió que cambiar los cables de media de tensión requiere "seis o siete años".

El Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac) le solicitó ayer al gobernador Antonio Bonfatti que se declare en Rosario la emergencia energética. "No podemos mantener ocho estaciones transformadoras, 20 centros de distribución y 1300 subestaciones transformadoras para que nos suministren media tensión a los 378 mil clientes de la EPE en Rosario con una planta de 12 cuadrillas con 300 personas, que además hacen turnos; creemos que allí está la explicación de por qué distintos barrios padecieron estar tantos días sin luz", precisó el titular del Cesyac, Juan Marcos Aviano, en diálogo con Rosario/12. "Es una medida extraordinaria que le da al gobernador, al ministro, y al directorio de la empresa las herramientas que hoy no cuentan, como contratar personal de manera más rápida y disponer de fondos del Tesoro provincial", abundó Aviano. "La emergencia energética no cambia absolutamente nada", respondió el gobernador Bonfatti, quien consideró que cambiar los dos mil kilómetros de cables de media tensión de Rosario que son en su mayoría de 1929, requiere "dinero y tiempo". En tanto, el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, señaló que con 40 grados de térmica, la luz se corta "en Rosario, Buenos Aires, y en Los Angeles".

El titular del Cesyac relató que patrocinando a vecinos de barrio Martin, el pasado viernes fueron convocados a un encuentro con funcionarios de carrera de la EPE, donde les dieron un panorama de la situación general de la empresa y otro puntual por los inconvenientes en el barrio. Después de escuchar esas explicaciones, y de acompañar ayer a las personas agrupadas en la asociación "Vecinos sin Luz" hasta la sede de la empresa en Oroño al 1200, decidieron enviarle la nota a Bonfatti para que declare la emergencia energética.

La propuesta consiste en generar un Comité de Crisis, encabezado por el propio Bonfatti o la intendenta Mónica Fein -pese que desde el Cesyac consideran que en este tema el municipio está ausente-, desde el cual se analicen barrio por barrio los problemas en el suministro eléctrico, y se asignen los recursos humanos y económicos extraordinarios que le permitirá realizar la emergencia para salir de la coyuntura.

Si bien Aviano reconoció que se necesitan obras que requieren de un mayor tiempo para que se concreten; pero en el caso de barrio Martin, considera que es un problema puntual y si se quiere menor, que debió haberse resuelto hace cuatro años, cuando la EPE detectó que existían los problemas que hoy están reclamando los vecinos.

"No estamos hablando de una Central Térmica, de construir otra Juan XXIII, o la estación que se construyó en Ovidio Lagos al fondo que se hizo para el Casino, que además la pagó y por eso se hizo; estamos diciendo que para este tipo de obras menores, el gobierno provincial con la emergencia energética tiene una herramienta para resolver conflictos puntuales y fácilmente identificables, como cambiar cables viejos y finitos de cobre por otro más grueso y resistente", agregó.

Una vez conocida la propuesta del Cesyac, el gobernador Bonfatti señaló en declaraciones a Canal 3 que la emergencia energética "no cambia absolutamente nada". El mandatario fue más allá al indicar que en Rosario, "la ciudad más perjudicada", hay que invertir 500 millones de dólares para cambiar los cables de media de tensión en el macrocentro, una tarea que requiere "seis o siete años" para concretarla.

"Valoramos que el gobernador haya ido a los medios para dar la cara, pero creemos que sigue sin admitir la gravedad del problema", planteó Aviano. "En diciembre de 2010 pedimos los cortes preventivos y no nos escucharon; en 2011 volvimos a pedirlos, el mes pasado no les quedó otra que programar cortes preventivos", agregó.

Al ser consultado por el pedido del Cesyac para declarar la emergencia energética en Rosario, el ministro de Gobierno señaló en declaraciones a LT8: "No sé cuales son los fundamentos ni los conocimientos técnicos de la persona que solicita eso, en la EPE se está trabajando e invirtiendo y es muy difícil no tener problemas cuando la térmica supera los 40 grados".

El funcionario fue más allá al indicar que los problemas energéticos "no se solucionan realizando declaraciones altisonantes sino trabajando todos los días, como de hecho lo han estado haciendo todos sus trabajadores de la EPE".

Según Galassi, los cortes se producen porque hubo récord de consumo, y que "durante 330 días al año, cuando las temperaturas son normales, no hay inconvenientes; con temperaturas extremas es muy difícil en Rosario, en Buenos Aires, o en Los Angeles, que no haya cortes de luz cuando la térmica supera los 40 grados y se produce récord de consumo". Desde el Cesyac criticaron las declaraciones realizadas por el ministro.

Compartir: 

Twitter
 

Operarios de la EPE vienen trabajando en distintas zonas donde no hubo luz.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.