SANTA FE › LEYLA PERAZZO ADMITE QUE CAMINOS RURALES DEL NORTE ESTAN AL SERVICIO DEL DELITO

Las pistas del pucho y también del narcotráfico

La jefe de policía provincial dijo que "hay al menos cuatro pistas clandestinas identificadas en el norte santafesino, que son viejos caminos de tierra, y están siendo usadas para el tráfico de cigarrillos". Pero también pueden servirle al narcotráfico aéreo, que igualmente puede hacer pie en la zona de islas de San Javier.

 Por Jose Maggi

[HTML]La jefa de policía de la provincia de Santa Fe, Leyla Perazzo, reveló ayer a Rosario/12 que "hay al menos cuatro pistas clandestinas identificadas en el norte santafesino, que son viejos caminos de tierra de unos 25 metros de ancho y entre 3 y 4 mil metros de largo, y están siendo usadas para el tráfico de cigarrillos", aunque sin descartar el tráfico de estupefacientes. Sin embargo se mostró preocupada por las pistas habilitadas oficialmente, como las de establecimientos agrícola-ganaderos y aeroclubes "algunas de las cuales no tienen razón para funcionar". De igual modo confirmó que reforzará con 150 policías de distintas agrupaciones la seguridad en el casco céntrico de Santa Fe, conmocionado por varios delitos violentos ocurridos la última semana.



-¿Cuál es el trabajo que se hizo para relevar la existencia de pistas clandestinas en terrritorio santafesino?-, preguntó este diario.



--Nosotros trabajamos en un relevamiento exhaustivo de todo el norte de la provincia, regional por regional, y el último jueves hice una reunión en la jefatura donde concurrieron cada uno de los jefes con sus respectivos mapas y estado de situación. Pero más allá de eso, estamos en vías de conseguir todas las fotografías satelitales, lo que nos va a dar una idea más completa. El tema es que pistas clandestinas no hay, porque las que habían sido detectadas como tales han desaparecido porque están sembradas de soja, ya que todo el tema del agro ha hecho que se convierta en antieconómico alquilar ese mismo lugar para una pista clandestina.



-¿Usted asegura que es más ganancia sembrar soja que hacer funcionar una pista clandestina?



-Le explico para que se entienda. La revolución del agro ha convertido aquellos lugares, que hace 10 años su dueño podía alquilarlos para el funcionamiento de pistas clandestinas, en sitios donde hoy es más negocio sembrar soja. O sea que las pistas que teníamos relevadas como tales ya no existen, porque están todas sembradas, y esto se puede probar con fotografías. Otra situación es que hay pistas oficializadas, como los aeroclub, estancias y establecimientos agrícolo-ganaderos privados con pistas autorizadas. En estos lugares, como estancias con miles de hectáreas, el ingreso tiene que ser solicitado por la policía para controlar, y eso a veces complica. Pero lo crítico para la policía son las rutas de tierra donde es posible que aterricen avionetas que existen y donde vamos a poner todos los esfuerzos. Con la simple observación uno puede darse cuenta donde están, porque son caminos de tierra con mejorados de 25 metros de ancho por tres o cuatro mil metros de largo, donde una avioneta puede tranquilamente aterrizar. Todo esto está relevados.



-¿Cuántos de estos lugares detectaron?



-Cuatro sitios mínimamente, algunos de los cuales ya conocía por haberme criado en el norte de Santa Fe. Viví en Vera 16 años.



-¿Esta mutación de actividad ha sido consecuencia solo de la decisión del propietario del campo?



-La verdad es que a todas luces es más negocio sembrar que alquilarle la pista a alguien que traiga cigarrillos clandestinos.



-¿Pero usted no cree que en las avionetas ingresa droga?



-Es posible, pero no hemos detectado posibilidades inmediatas de que esto suceda. Además este tema está controlado básicamente por las fuerzas federales, porque la provincia no tiene control del espacio aéreo, por lo tanto debemos coordinarlo con las fuerzas nacionales.



-Pero la policía provincial tiene una Dirección de Drogas Peligrosas.



-Justamente esta es la gente que tiene los contactos con Gendarmería, con Fuerza Aérea, con Prefectura y con Policía Aeronáutica que nos proporcionan los datos posibles para el control. Esto, más allá de que es cierto que si usted baja con un avioneta en una pista clandestina puede traer droga, no sé si en cantidades industriales, pero puede traerla. Lo que pasa es que droga y cigarrillos son dos cosas que nunca se encuentran en el mismo lugar. Son cosas de muy distinto valor económico, por lo cual no se mezclan.



-¿Usted piensa que en Santa Fe las pistas clandestinas pueden ser usadas por narcotraficantes?



-Mire, la posibilidad no hay que descartarla, pero no le podría dar certezas. Con un territorio como el que tenemos en Santa Fe, como hipótesis la policía lo tiene que considerar siempre. Y también hay que considerar así a las islas de la zona de San Javier, del departamento General Obligado, que son explotaciones ganaderas que están alimentando gran cantidad de hacienda con pastos bajos, donde puede aterrizar una avioneta. No hay que ser ingenuos y pensar que no es posible, lo que pasa es que no lo tenemos determinado. Es muy posible que una avioneta pueda aterrizar en un lugar de estos y dejar su carga en embarcaciones de menor calado que se desplacen por el río. Lo veo como una escena que puede ocurrir de un día para el otro.



-Hace un tiempo en Misiones el ministro de Defensa José Pampuro habilitó un radar que controlaría el espacio aéreo con la ayuda de un brigada aérea con asiento en Reconquista. ¿Le sirvió este sistema a Santa Fe para controlar su espacio aéreo?



-Es un trabajo en común, al igual que las fotografías satelitales con la Comisión Nacional Aeroespacial que toma las fotos y nos las envían. Pero no tenemos un control exhaustivo del espacio aéreo, aunque son posiciones que se están estudiando a nivel nacional. En verdad habría que prestarle más atención a otro tema: el mapa de la provincia revela que tenemos contactos directos de límites con provincias como Santiago del Estero y Córdoba, por lo cual nuestro trabajo es reforzar el control de fronteras y trabajar con las policías de estos lugares. Pero en el tema de las hipótesis de las pistas, la lógica me dice que es muy probable que haya pistas habilitadas expresamente porque no se están dando las razones para que funcionen. Esto más allá que haya lugares en la provincia en los que pueda aterrizar una avioneta.



-¿Siempre pensando en el tráfico de cigarrilos y no de droga?



-Sí, la droga ingresa más por vía terrestre, y así lo dicen los operativos.

Compartir: 

Twitter
 

La titular de la policía espera un relevamiento satelital para tener más certezas sobe la existencia de pistas clandestinas.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.