SANTA FE › LA LEY DE CUPO FEMENINO COMPLICA LAS DISTINTAS ESTRATEGIAS ELECTORALES

Este año las mujeres irán bien arriba

Tanto el PRO como el Partido Justicialista deben llevar una mujer en el segundo lugar, de acuerdo a la reglamentación de la norma. Eso hace imposible la fórmula Obeid-Rossi y obliga a Del Sel a ser secundado por una dirigente del PRO.

 Por Leo Ricciardino

Muchas de las especulaciones políticas de los últimos días han avanzado en la imaginación de dirigentes y analistas, sin tener en cuenta cuestiones reglamentarias y legales que pueden complicar toda la ingeniería. Uno de esos aspectos es la Ley de Cupo Femenino. De manera extendida sólo se considera que basta con intercalar una mujer por cada dos hombres garantizando así un 33 por ciento de los lugares. Pero la reglamentación es mucho más compleja al punto de complicar las estrategias de Unión-PRO y del peronismo de cara a los comicios nacionales de octubre de este año. En ese marco, Miguel Del Sel no podrá llevar a otro dirigente de Unión-PRO acompañándolo porque la ley le exige a su fuerza colocar a una mujer entre los primeros dos lugares. Pero para el Partido Justicialista la imposición es igual de complicada o más: Por ejemplo, una lista encabezada por Jorge Obeid y Agustín Rossi -como se insistió en los últimos días- es legalmente inviable. Con lo cual las especulaciones que abrió el portazo de María Eugenia Bielsa es sólo uno de los enigmas que debe resolver la principal fuerza de oposición en Santa Fe.

El decreto 1246/2000, reglamentario del artículo 60 del Código Nacional Electoral, establece en su artículo 4 sin lugar a dudas que "cuando no se renovara ningún cargo o bien se renovara uno, la mujer debe ser postulada en uno de los dos primeros lugares de la lista". Es claramente el caso de Unión﷓PRO Federal que no concurrió a las urnas en Santa Fe para disputar bancas de diputados nacionales en los comicios de 2009.

Pero también resulta ser el caso para el Partido Justicialista de Santa Fe que concurrió a las elecciones para diputados nacionales sin el sello PJ, por decisión orgánica de este partido en su Congreso. En las elecciones para diputados nacionales de 2009, el peronismo postuló candidatos en dos alianzas electorales diferentes: Santa Fe Federal (impulsado por el reutemismo con los sellos del MID, el Partido Conservados Popular y la Democracia Cristiana). Este frente obtuvo cuatro bancas, una para Daniel Germano, otras para Celia Arena, la tercera para Carlos Carranza y la cuarta para el obeidista Juan Carlos Forconi. Y la otra alianza que presentó candidatos fue el Frente para la Victoria (que conformaron el Partido del Progreso Social, el Partido Intransigente, el Partido Humanista y el Frente Grande) que obtuvo una sola banca, la de Agustín Rossi.

Por su lado, el Frente Progresista Cívico y Social, no tendría en esta oportunidad dificultades para postular a Hermes Binner y Mario Barletta en el tope de la lista de candidatos a diputados nacionales aunque sí deberán respetar el cupo en el tercer lugar.

Fuentes del Frente para la Victoria consultadas por Rosario/12 indicaron: "Algunos de nuestros asesores están estudiando la situación y nos dicen que podría caber la posibilidad de que hayamos superado la cuestión del cupo en relación a la renovación de bancas, mediante la lista que presentamos en las elecciones de 2011". Ni siquiera la amplia trayectoria y experiencia de la fuente peronista consultada le permiten ser demasiado contundente. La referencia es a la postulación de la actual diputada Claudia Giaccone, pero en rigor el cumplimiento debe ser respecto de la elección de los diputados cuyos mandatos vencen a fines de este año, es decir lo que fueron electos en 2009.

Esta será una dificultad enorme para el armado de listas nacionales para los comicios de octubre, sobre todo para el peronismo que se enfrenta una interna con nuevos elementos como los que ha planteado la renuncia de la arquitecta Bielsa a su banca provincial, y la reciente convocatoria de la Casa Rosada para el ex gobernador Jorge Obeid que -claro está- no puede contener por sí solo a los sectores kirchneristas de la provincia.

Otro elemento reglamentario debe ser sumando al análisis en este sentido: la propia Carta Orgánica del Partido Justicialista santafesino que establece que en el caso de las elecciones internas, "el 75 por ciento de los cargos serán para el sector que obtenga la mayoría, mientras que el 25 por ciento será para la minoría". Con lo cual, el sector que salga segundo en una potencial interna para ocupar cargos de diputados nacionales, así pierda por un solo voto, tendrá que resignarse a un cuarto lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales. En un comicio donde Santa Fe renueva sólo 9 bancas y con listas con candidatos como Binner, Barletta y Del Sel enfrente; difícilmente ese sea un lugar expectante para ningún peronista.

Compartir: 

Twitter
 

Por los resultados de 2009, el armado de las listas será complejo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.