SANTA FE › AVANZA EL EXPEDIENTE CONTRA OCHO POLICíAS POR ENRIQUECIMIENTO ILíCITO

Llegó la hora de mostrar los papeles

El fiscal Covani comenzó la etapa en la que los acusados tienen la posibilidad de justificar los bienes que se les atribuyen, según informes patrimoniales previos, y demostrar el origen, si es que no se corresponden con los ingresos.

 Por Lorena Panzerini

Comenzó la formulación de requerimiento patrimonial de ocho policías acusados por enriquecimiento ilícito, entre quienes están los ex jefes Hugo Tognoli (detenido por la Justicia Federal) y Cristian Sola. Se trata del expediente que tramita el fiscal Carlos Covani, quien luego de recibir informes requeridos a diferentes reparticiones comenzó con la etapa de la investigación en la que los acusados tienen la posibilidad de justificar los bienes que se le atribuyen, según los informes patrimoniales, y demostrar el origen de los mismos, si es que estos no se condicen con sus ingresos. A partir de ahora, el fiscal avanzará para determinar si existe el delito denunciado en aquellos agentes que no puedan acreditar de dónde partieron los fondos con los que adquirieron determinados bienes, en su mayoría inmobiliarios.

La investigación en manos de Covani se inició con la denuncia anónima que recibió el fiscal de Cámaras Guillermo Camporini, el 28 de febrero de 2012, en la que se acusaba a los policías de enriquecerse ilícitamente, y de aparentes vínculos con el narcotráfico, robo y desguace de autos, entre otros delitos.

En la causa, los investigados son Tognoli, Sola, Hugo Fornero, Alejandro Druetta, Jorge Blanco, Marcelo Mendoza, Fernando Romitti y Dardo Saucedo. La de estos ocho uniformados es una de las denuncias que se tramita en Tribunales provinciales, ya que hay unos 29 oficiales investigados por la Justicia rosarina, a instancias de la Procuración de la Corte Suprema, debido a que los expedientes tramitan en el sistema de conclusión de causas.

El primero en hacer su descargo, días atrás, fue el ex jefe de Orden Público de Rosario, Hugo Fornero, quien dio explicaciones acerca del dinero con el que adquirió su propiedad y un par de terrenos. Para los próximos días, se esperan otros descargos.

Según el protocolo para estos casos, la investigación debe comenzar en la Dirección de Asuntos Internos, en su parte administrativa, y luego avanzar en la justicia. Las demoras llevaron al fiscal a requerir los expedientes para solicitar los informes contables faltantes.

En su momento, la causa recayó en el juzgado de la ex magistrada María Luisa Pérez Vara, quien tras jubilarse fue procesada por incumplimiento de funciones, por no iniciar las investigaciones del doble homicidio del sindicado narco Luis Medina, y su pareja, cometido el 29 de diciembre de 2013, un día antes de que terminara su último turno. En esta causa, la magistrada retuvo el expediente de Asuntos Internos, lo que provocó una demora de seis meses en su inicio. Hace un par de años, Covani pidió "emprolijar" esa causa.

Lo último que se esperaba antes de citar a los denunciados eran informes bancarios y migratorios, oficios al Banco Central, la Dirección de Migraciones, Prefectura, Gendarmería, y del municipio, con datos económicos de los policías acusados y de su círculo familiar. La investigación debe llegar a la cuarta línea de parentesco.

En su despacho, Covani tiene apilados los cuerpos que acumulan las actuaciones administrativas de la causa, y ahora se abocará a determinar si se configura el delito y en qué casos, con el testimonio de los policías.

Según pudo saber este diario, el legajo de Sola quien tiene dos investigaciones en curso es el "más voluminoso". Ya en noviembre de 2012, Página/12 publicó en su edición nacional que el comisario era investigado por la Dirección de Asuntos Internos de la URII por "tener una imponente propiedad en la localidad de Roldán, en una distinguida zona de las afueras de Rosario, valuada en 500 mil dólares", según una denuncia del diputado del Movimiento Evita, Gerardo Rico.

En rigor, la causa llegó a la instancia de requerimiento tras esperar una serie de informes de los que aún faltan algunas copias que fueron enviados al fiscal Covani para su control. Con ello, comenzaron a ser citados los policías.

En el expediente figuran al menos 50 propiedades, entre los grupos familiares de todos los policías implicados. Si bien la causa avanza con el inicio de una nueva etapa, fuentes del caso adelantaron que se trata de un delito "difícil de probar".

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Tognoli y Cristian Sola son dos exjefes policiales investigados por enriquecimiento.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.