CULTURA / ESPECTáCULOS › SOMBRAS Y NIEBLA SE PROYECTA EN MADRE CABRINI

La joya menos conocida de Woody Allen

Rodada en un fantasmagórico blanco y negro, que nos lleva a un país europeo en los años previos a la instauración del nazismo, el film de Woody Allen de principios de los años noventa, Sombras y nieblas se podrá ver en la sala Madre Cabrini, esta noche, a las 20.30 hs. Como es habitual este espacio de los lunes está reservado a nuestro admirado actor, guionista y director; quien, en la actualidad, cuenta con setenta y nueve años y más de cincuenta films en estos roles.

Estrenada a posteriori de su film "Alice", en Sombras y niebla, Allen concibe desde una estética expresionista que nos lleva a revisar los films de Murnau y Fritz Lang, señalemos que estamos ante un thriller que cuenta con elementos del fantástico y que hace girar su historia en torno a las acciones criminales que comienzan a asolar a una pequeña población. A raíz de ellos se desatan una serie de siniestras circunstancias, de hechos misteriosos, que tienen como protagonistas a los vecinos de un suburbio y a los actores de un circo que se encuentra en los límites de ese lugar.

Basado este film en una breve pieza teatral, Death Muerte que podemos leer en su libro Sin plumas, Sombras y niebla, uno de los films menos reconocido de su siempre sorprendente filmografía, mira hacia la memoria colectiva de las trágicas persecuciones y de los reconocidos genocidios que marcaron con sangre la historia del siglo XX. Persecuciones y exilios, que desde el característico tono y registro de sus films, se presentan con ciertos momentos de humor que permiten alivianar ese tenso dramatismo. Los terrores de una sociedad y el miedo hacia lo que está por acontecer -Allen dialoga ahora con El huevo de la serpiente, de su admirado Ingmar Bergman están presentes en este muy recomendable film que cuenta con un reparto admirable: John Malkovich, Kathy Bates, John Cusack, Madonna, Mía Farrow, Jodie Foster, Lily Tomlin, Donald Pleasence, el mismo Allen y tantos más.

Carlo Di Palma, otro de sus habituales colaboradores, tuvo a su cargo el eximio trabajo de la dirección de fotografía y el montaje lleva la firma de Susan Morse. La reconstrucción de este espacio, de esta pequeña ciudad, se hizo en los estudios Kaufman Astoria, bajo la dirección artística de Santo Loquasto. Como es habitual, otro de los grandes y siempre recordables aspectos de su filmografía es la banda sonora integrada, en este caso, por antológicos temas de Kurt Weill con letras del eximio Bertolt Brecht.

En un momento del film el personaje de Mia Farrow (Irmy) le pregunta a Kleinman, compuesto por el mismo Allen:

- ¿Estará todo bien para usted?

- Ah, sí, pienso que me las arreglaré. Sabe, aparte del hecho de que me quieren linchar, de que la policía me está buscando y de que el monstruoso asesino está dando vueltas por aquí... siendo además yo un desocupado, sí creo que sí; todo el resto está bastante bien.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.