SANTA FE › TESTIGO DE IDENTIDAD RESERVADA

Robo para la Corona

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Un testigo de identidad reservada descubrió ayer ante el Tribunal Oral de Santa Fe la trama que se ventila en el juicio a los comisarios Hugo Tognoli y José Luis Baella por el supuesto "encubrimiento" a un detenido por narcotrßfico Daniel "Tuerto" Mendoza. Es un arrepentido que confesó que su "tarea" era repartir sustancias ilegales y recibir pagos, así que durante una hora relató la conexión entre Mendoza y otro preso por drogas, Raúl Basimiani, el trato que ambos tenían con Baella y que éste se jactaba de ser un "intocable" porque "arreglaba con la Corona". "¿Quién es la Corona?", le preguntó el fiscal Martín Sußrez Faisal. "Mendoza y Basiminani decían que era Tognoli", contestó.

El testigo protegido ya había declarado en la causa en marzo de 2013. Y ayer lo hizo por video conferencia desde una sala contigua y sin que se le pudiera ver el rostro. La voz se escuchaba distorsionada. En el primer tramo, contestó preguntas del fiscal, pero después, ante las dificultades del audio y dos intermedios, el secretario del Tribunal, Daniel Laborde, se encargó de retransmitir los dichos del declarante. Antes, se había realizado una audiencia secreta entre las partes, en la que acusación y defensa se obligaron a no difundir la identidad del testimoniante a terceros.

Suárez Faisal le preguntó por Tognoli. "Baella decía que lo mandaba su jefe, Tognoli", contestó la primera vez. La segunda fue la referencia a lo prohibido. "Baella decía que él arreglaba con la Corona". ¿Qué es la Corona?. "Mendoza y Basimiani decían que era Tognoli", explicó el testigo.

La conexión Mendoza﷓Basimiani ya se había planteado en el juicio hace tres semanas, cuando el presidente del Tribunal, José María Escobar Cello, puso en apuros a testigos de la defensa de Mendoza. El último fue un militar, Vicente Gozman, hermano de la dueña de la quinta que alquilaba Mendoza en Colastiné, a quien le preguntó si sabía que la casa había sido allanada dos veces en poco más de un año y qué había pasado. "No pregunté", contestó Gozman.

Y así fue. La quinta de Colastiné fue allanada dos veces. La primera, el 12 de julio de 2012, cuando cayó Mendoza con 13,6 kilos de cocaína y otras pruebas. Y la segunda, el 7 de noviembre de 2013, cuando cayó Basimiani, acusado como supuesto organizador de una red de comercialización de estupefacientes en cinco kioscos.

Ayer, el testigo dijo que conoció a Mendoza y a Baella y que éste "decía que lo mandaba su jefe, Tognoli".

--¿Dónde lo conoció a Baella? --preguntó el fiscal.

--En la casa de Mendoza.

--¿Y usted que hacía?

--Era cadete. Mi tarea era repartir la droga que Baella le entregaba.

--¿A quién?

--A Mendoza y Basimiani.

--¿Dónde?

--En la casa de Colastiné.

--¿Cómo sabía que Baella dejaba la droga?

--Porque entraba a la casa de Mendoza y decía: "Acá está la mercadería", respondió. Después, explicó que la "frecuencia" de la supuesta entrega era de "una vez por semana, en cajas y bolsos".

--¿Cómo sabe eso? --insistió el fiscal.

--Por comentarios de Mendoza y Basimiani.

--¿Dónde repartía la droga?

--En barrios. La recibía gente de parte de Mendoza y Basimiani. Eran 30 a 40 kilos de cocaína y entre 400 y 500 kilos de marihuana, por semana.

El testigo dijo que sabía que Baella era "policía de Drogas Peligrosas" por "comentarios de Mendoza", a quien una vez le escuchó decir: "Viene el jefe a buscar la plata". "Baella les decía que trabajaran tranquilos porque él era intocable".

--¿Escuchó hablar de Norma Castaño?

--Sí, lo escuché a Mendoza y a Basimiani decir que iban a tener problemas con ella.

--¿Presenció intercambio de dinero?

--Sí, gente que mandaba Baella a retirar las bolsas de Mendoza y Basimiani.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.