SANTA FE › LA PROVINCIA DICTó LA CONCILIACIóN OBLIGATORIA PERO LA PATRONAL NO LA ACATA

La provocación de los supermercados

Los representantes de los grandes supermercados se retiraron
de la audiencia en el Ministerio de Trabajo sin decir nada,
pero luego anunciaron que mantienen los más de 100 despidos.

Ante la falta de acuerdos, el Ministerio de Trabajo provincial dictó ayer la conciliación obligatoria por los más de cien despidos efectuados en los últimos días en cuatro supermercados por la inminente entrada en vigencia de la ley de descanso dominical. Los representantes de la Asociación de Supermercados (ASU), que agrupa a las grandes cadenas nacionales, se retiraron de la sede local del ministerio sin realizar declaraciones. Pero más tarde, sorprendieron al anunciar que no iban a acatar la conciliación y que no reincorporarán a los despedidos. La medida, por 15 días hábiles, obligaba a los supermercados a reponerlos en su lugar de trabajo. La decisión empresaria sienta un complicado precedente para la continuidad del conflicto, teniendo en cuenta que los abogados anunciaron más cesantías. En este marco, desde el bloque de concejales del PRO le pidieron a la intendenta Mónica Fein que vete la ordenanza que entrará en vigencia a partir del 3 de julio (ver aparte).

Con un importante operativo de seguridad, que incluyó una fuerte custodia de efectivos policiales y un camión del Cuerpo Guardia de Infantería, tras lo ocurrido anteayer. Ese día, la toma de la sede la cartera laboral por supuestos empleados de Coto impidió la realización de la audiencia de conciliación pedida por los mercantiles. En cambio, la reunión de ayer pudo transcurrir con normalidad. Luego de más de dos horas de negociaciones, y como las partes continuaron inflexibles en sus posturas, el ministerio dictó la conciliación hasta el 10 de julio.

"Es muy complicado porque lamentablemente vemos que esto recién empieza. Hay un apresuramiento por parte de las empresas que produjeron despidos, antes de que se implemente efectivamente", dijo Mario Gagiolli, director de Relaciones Laborales del ministerio. "La única forma de continuar con un mecanismo razonable de negociación es que la gente esté trabajando, no podemos conciliar algo cuando tenemos ciento y pico de despidos, inclusive invocando una causal que significa retacear la mitad de la indemnización, por eso consideramos que corresponde la conciliación", agregó el funcionario provincial.

Los representantes de ASU, que agrupa a los supermercados Coto, Carrefour, Jumbo y Libertad, entre otros, se retiraron de la sede local del ministerio ubicada en Ovidio Lagos y San Lorenzo sin realizar declaraciones y convocaron a una rueda de prensa en un hotel céntrico. Allí anunciaron que no iban a acatar lo que firmaron horas antes en el ministerio, y por lo tanto no iban a reincoporar a los empleados despedidos. Los argumentos que brindó el titular de ASU, Juan Vasco Martínez, son los mismos que vienen reiterando desde que comenzó a tratarse la ley de descanso dominical; es decir, que la norma es ilegítima e inconstitucional, además de criticar a los legisladores que acompañaron la iniciativa del gremio mercantil.

Frente a la decisión que tomaron los empresarios; el secretario Gremial de AEC, Juan Gómez señaló: "Están violando la ley ahora, que vuelvan a violarla no es sorpresa, pero es una cuestión administrativa que debe constatar el Ministerio de Trabajo, nosotros vamos a respetar la conciliación obligatoria". El dirigente gremial planteó que los supermercadistas incurren en "una contradicción, porque los trabajadores de Carrefour del turno tarde que habían despedido ingresaron a trabajar". Gómez exigió que se "reincorporen de inmediato" los trabajadores despedidos.

Compartir: 

Twitter
 

Las partes fueron inflexibles, y por eso el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.