SANTA FE

"Ya no hay espacio para las imposiciones"

Lo dijo Binner ayer al insistir que el candidato a vice debe ser de la ciudad de Santa Fe y si "es mujer, mejor". Una respuesta clara, a la nominación de Fascendini para ser el dos.

La coalición entre el socialismo y la UCR está al borde de la fractura. El viernes, la convención radical nominó a Carlos Fascendini para integrar la fórmula del Frente Progresista. Ayer, Hermes Binner volvió a Santa Fe. Pero si alguien pensó en una foto del reencuentro, se equivocó: el álbum quedó vacío. "Ya no hay espacio para las imposiciones", dijo Binner al insistir que el candidato a vicegobernador debe ser de la ciudad de Santa Fe y si "es mujer, mejor". ¿Un veto a Fascendini? "No, una diferencia de criterios. Pero ya no podemos repetir los errores del pasado porque la gente no nos va a perdonar. Y los errores del pasado son acomodar (la fórmula) a las cuestiones internas" de los partidos. "Lo que tenemos hacer es acomodarnos a las necesidades de los santafesinos para construir programas que permitan mejorar su vida", advirtió. "Hoy es más difícil ser gobernador que ganar una elección. Hoy se pueden ganar elecciones con muchas trampas. Tenemos que generar una lógica de que la gente vote por un programa de educación o salud que sepa que lo vamos a cumplir. De lo contrario, no nos interesa gobernar para otros intereses. Si las cosas se dan, en buena hora; si no, que sigan los que están", volvió a advertir el socialista.

Binner intentó sacar del debate con la UCR el nombre de Fascendini. "No opinamos sobre quien es una excelente persona y un gran legislador. Pero nosotros tenemos una propuesta que no es de nombres, sino de criterios y consideramos que es imprescindible incluir en una posible fórmula gubernamental a una persona, si fuera mujer mejor, de Santa Fe. Por dos razones: primero, entendemos que esta ciudad tiene que estar presente para su recuperación (después de la catástrofe del río Salado). Segundo: porque la capital debe jugar un rol integrador como ocurre con todas las capitales de provincias del país", sentenció.

-La UCR dice que hay un acta fundacional del Frente Progresista que le reserva a ese partido la facultad de designar su compañero de fórmula.

-Yo no conozco el acta fundacional. Si la tienen, que me la presenten. Nosotros le reservamos a la UCR un lugar en la fórmula, pero no hablamos de los criterios con los que tienen que ser elegidos esos candidatos -contestó Binner.

-Pero la Convención radical acaba de nominar a Fascendini. ¿La cuestión territorial puede ser aleatoria?

-No, para nosotros es fundamental.

-Entonces, ¿le van a pedir al radicalismo que revea esa designación?

-No, nosotros le pedimos a la UCR que nos reunamos en el Frente Progresista, que hablemos internamente, que tratemos de resolver las cuestiones y que veamos de qué manera resolvemos estos criterios. Porque concertar es sumar, estar dispuestos a dialogar, a ceder parte de los intereses individuales en función de los colectivos. De lo contrario no es concertar, es imponer. Y nosotros creemos que si arrancamos una propuesta imponiendo, esto no es bueno para la construcción interna y menos aún para la señal que espera la sociedad de una renovación de la política. Ya no hay espacio para las imposiciones.

-¿Puede haber interna para dirimir la fórmula del Frente Progresista?

-La ley está vigente, pero no aspiramos a la interna, aspiramos al diálogo porque creemos que en la concertación está la extraordinaria posibilidad de hacer una provincia de un nuevo tipo.

Binner aclaró con insistencia que la definición de la fórmula no pasa por un entredicho sobre nombres. "Tenemos que lograr que una ciudad de medio millón de habitantes como Santa Fe tenga representantes en la fórmula. Nosotros respetamos el criterio de la UCR y la figura de Fascendini. Esto no cabe ninguna duda. Pero si volvemos a cometer los errores del pasado, la gente ya no nos va a perdonar. Y los errores del pasado significan acomodarnos para ver qué solución le damos a las cuestiones internas. Lo que tenemos hacer es acomodarnos a las necesidades de los santafesinos para a partir de allí construir programas que permitan mejorar su vida", explicó.

-¿Esto significar construir acuerdos para ganar en la ciudad de Santa Fe a la que consideran estratégica?

-Mire, hoy es más difícil ser gobernador que ganar una elección. Hoy se pueden ganar elecciones con muchas trampas. Aquí tuvimos candidatos que prometieron la revolución productiva y el salariazo y eso nos llevó a una gran decadencia a la que la gente no quiere volver. Entonces, tenemos que generar una lógica de que la gente vote por un programa de educación o salud que sepa que lo vamos a cumplir. De lo contrario, no nos interesa gobernar para otros intereses que nosotros no representamos. Queremos representar los intereses del pueblo. Si las cosas se dan, en buena hora; si no, que sigan los que están- concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Binner está molesto con la decisión del radicalismo. "No podemos repetir los errores del pasado", remarcó.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.