DEPORTES › VITAMINA SáNCHEZ SE JUEGA SU CONTINUIDAD MAñANA CONTRA ARSENAL

Sin victoria habrá despedida

Si Central no le gana a Arsenal, será insostenible la continuidad del entrenador. El Kily González salió a respaldarlo, con una frase de ocasión: "Los responsables somos los jugadores". Pero Usandizaga ya tiene en carpeta a su eventual reemplazante: el Cai Aimar.

 Por Alejo Diz

Sólo una casualidad podía encontrar al hincha común de Central en el mismo lugar que el barrabrava. Lo cierto es que ambos quieren ver a Pablo Sánchez al margen de la dirección técnica del primer equipo. Quienes alientan por sana simpatía, se aferran a los resultados y la ausencia de expresión deportiva del canaya en las últimas cuatro fechas. Las razones por las cuales los violentos le pidieron la renuncia a Vitamina bajo amenaza, en cambio, tiene su inspiración en alguna concesión no otorgada por el entrenador. Aunque para aventar cualquier especulación, ayer Sánchez fue lacónico sobre su futuro. "No pienso en renunciar", enfatizó, expresión que difícilmente pueda sostener si mañana el auriazul no derrota en el Gigante a Arsenal. Por eso, en el club ya tienen en carpeta el nombre de Carlos Daniel Aimar.

La Justicia actuó de oficio respecto a las amenazas sufridas el sábado por Sánchez, por medio de volantes anónimos aparecidos alrededor de su domicilio que le sugerían que cuide a su familia.

Este es el primer acto de violencia que la barra protagoniza en la gestión de Horacio Usandizaga, ejemplo que ilustra que la batalla librada por el Vasco contra los irracionales está lejos de ganarse. Hugo Galloni, coordinador de las divisiones inferiores, también fue objeto de descalificaciones anónimas y su situación es similar a la de José Aurelio Pascuttini en el 2006: piensa en renunciar.

Pero más angustia que las intimidaciones probablemente le cause a Sánchez el problemático andar del equipo en el Apertura. A los cuatro partidos sin ganar y su penúltima posición en la tabla, el "canaya" carece de rostro deportivo. Las pruebas tácticas se suceden y la reacción no aparece. Ayer, tras el entrenamiento matutino, Cristian González intentó exonerar de responsabilidad alguna a Vitamina: "La responsabilidad por este momento del equipo es sólo de los jugadores", subrayó el líder del plantel.

A continuación del respaldo interno, Sánchez desafió: "No voy a renunciar. Me iría de Central sólo si me lo piden los dirigentes". La situación de Sánchez toca de cerca a Usandizaga, puesto que fue el responsable exclusivo de su contratación y para ello decidió prescindir de Leonardo Madelón. Aunque en sus diez meses de gobierno el Vasco ya interpretó los particulares tiempos que tiene el fútbol y por eso guarda en las gateras el retorno de Carlos Aimar. Y más lejos en el tiempo, quizás para el 2009, aparece el reencuentro de Edgardo Bauza con sus hinchas.

Este hipotético escenario será realidad cuando los resultados tumben a Sánchez, y eso sucederá si mañana Arsenal se lleva todo del Gigante. Un empate, de acuerdo a sus matices, podría extender el liderazgo de Sánchez ante los jugadores. "Contra Arsenal tenemos que ganar, no queda otra", reconoció el técnico.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

"Me iría de Central sólo si me lo piden los dirigentes", dijo Sánchez.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.