DEPORTES › BREVíSIMA CONFERENCIA DE PRENSA DEL NUEVO TECNICO "CANAYA"

"Miguelito" volvió a su casa

"Es un club que conozco, vengo a trabajar con la mejor predisposición", dijo Russo. "Lo de Central es una situación delicada", explicó el entrenador quien anoche se reunió con el plantel profesional. Descartó que pueda dirigirlo ante Gimnasia.

 Por Alejo Diz

Nadie como Miguel Russo para interpretar y responder a la necesidad del hincha de Central. Ante un equipo que por estos días debate su jerarquía en el fútbol argentino, "Miguelito" dejó a un lado sus ambiciones profesionales, y a poco menos de dos años de levantar la Copa Libertadores con Boca sacó boleto de vuelta a Arroyito, donde reclamaban a gritos su aparición para eclipsar la insólita experiencia vivida con Reinaldo Merlo. A su llegada a la ciudad, habló poco, pero dijo que casi todo lo que se esperaba de él. "Acá no tengo que decir buenas al entrar y nada más, eso es muy importante para nosotros", rescató Russo, tras ser presentado por Horacio Usandizaga en la sede céntrica del club. Anoche se reunió con el plantel profesional.

Flanqueado por Horacio y Manuel Usandizaga, Russo hizo ingreso a los pasillos de la sede, donde se improvisó la conferencia de prensa, para anunciarse como el sucesor de Mostaza. Russo se encontraba en México, intentado infructuosamente salvar a San Lorenzo de la eliminación de la Libertadores, cuando Ezequiel González opinó sobre el juego de Central, declaraciones que dispararon enredadas conjeturas en Merlo, que lo llevaran a la renuncia, abriendo las puertas entonces a su tercer ciclo como técnico auriazul. "Lo de Central es una situación delicada", diagnosticó el entrenador, quien dio ingreso con paso firme y pausado, vestido en prolijo ambo y luciendo corbata azul brilloso con finos trazos amarillos.

Estaba en sus anchas, cuando llegaron las loas del Vasco como preámbulo: "Los centralistas le tenemos que dar las gracias a Russo. Demostrando una vez más que tiene un cariño muy especial por Central. Estamos agradecidos porque era mucho más cómodo para él tomarse unas vacaciones".

Quizás por la urgencia en abocarse a la tarea de rescatar al equipo del fondo de la tabla del promedio, el flamante entrenador se mostró apurado por dar concluida la conferencia. "Tenemos que ir a reunirnos con los jugadores y Ariel (Cuffaro Russo)", arremetió. Aunque su ansiedad por ir al country de Arroyito Seco no le quitó lucidez para declarar: "Gracias a Dios uno no se tiene que presentar al volver a este club. Habrá que ponerse a trabajar lo más rápido posible. Necesitamos el esfuerzo de todos una vez más, la situación de Central es delicada y yo solo no hago nada, porque no soy ni Dios ni nada por el estilo. Necesitamos la ayuda de todos y nos pondremos a trabajar en busca de eso. Debo dar gracias por tanta atención recibida y nos pondremos a trabajar inmediatamente".

Su presencia en el partido de mañana ante Gimnasia y Esgrima queda sujeta a la posibilidad de cumplimentar hoy, en AFA, la presentación de la rescisión de su contrato de San Lorenzo y su vínculo con Central. "Es difícil que dirija al equipo el sábado", admitió, tras reiterar una y otra vez que "ya habrá tiempo para hablar". "Buscar una explicación de mi llegada es difícil. Uno viene a trabajar con la mejor predisposición. Es un club que conozco, mucho más para decir no hay. Es hora de que terminemos acá porque tenemos el compromiso con los jugadores", resumió Russo, que eligió concluir la conferencia con un clásico de su verba: "Muchachos, la mejor definición es que esto es Central".

Compartir: 

Twitter
 

"Los centralistas le tenemos que dar las gracias a Russo", dijo Usandizaga.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.