DEPORTES › LA SELECCIóN DE MARADONA JUGARá CON BRASIL EN LA CANCHA DE CENTRAL

Sólo falta un trámite burocrático

Inspectores de la FIFA recorrerán en los próximos días el Gigante de Arroyito para dar la habilitación correspondiente. Grondona y Usandizaga coincidieron ayer en que serán los jugadores y Maradona los que decidirán dónde se jugará.

 Por Alejo Diz

El partido más trascendente de las Eliminatorias para Sudáfrica 2010 no se jugará en cancha de River, ni siquiera en Buenos Aires. La enfática pelea animada entre dirigentes de River y el entrenador Diego Armando Maradona por el estado del campo de juego del Monumental de Núñez entregó como principal consecuencia llevar el compromiso con Brasil al escenario pedido por los jugadores: el Gigante de Arroyito.

Aunque para ello el estadio canaya deberá sortear una inspección de la FIFA. "En la primera quincena de julio vendrán veedores a supervisar el Gigante, y si es habilitado es muy posible que se juegue en Rosario. Estamos más cerca de traer a la Selección al Gigante", confió Horacio Usandizaga tras reunirse ayer con Julio Grondona, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El pasado fin de semana, en Sudáfrica, donde se encontraba presenciando la Copa de Confederaciones en su calidad de vicepresidente de la FIFA, Grondona anticipó a sus pares que la Selección Nacional jugará en Central ante Brasil. Ayer Grondona regresó al país para liderar la reunión de Comité Ejecutivo de la AFA, donde le ratificó a Usandizaga que Argentina y Brasil se cruzarían en Arroyito, posibilidad que quedó refrendada en el boletín confeccionado en la reunión.

A tal efecto, desde hoy Usandizaga se abocará a la programación de las obras que la AFA deberá realizar en el Gigante. Los vestuarios serán renovados por completo para dejarlo en condiciones a las comodidades que exige la FIFA para juegos oficiales, para lo cual se estudia la posibilidad de que el plantel de Central utilice el vestuario del balneario el 12 de julio, día en que recibirá a Belgrano por la promoción, para así comenzar la semana que viene con las remodelaciones en uno de los dos camarines del estadio.

Grondona esquivó ayer la ocasión de confirmar al Gigante como escenario ante los brasileños apuntando pasos burocráticos aún por darse: "La FIFA enviará unos inspectores para ver las condiciones del estadio de los rosarinos", precisó a Télam el titular de la AFA, quien luego agregó: "No hay una fecha límite para que se autorice el estadio de Central. No hay inconvenientes en ese aspecto. Cuando tuve que ir a Belo Horizonte como observador del estadio Mineirao, para Brasil, no había ningún plazo establecido". "En caso de que se apruebe el estadio de Central, serán los jugadores y el cuerpo técnico encabezado por Diego Maradona quienes decidan dónde se va a jugar el partido", sintetizó Grondona.

Palabras similares entregó Usandizaga al abandonar anoche la AFA: "La FIFA va a mandar una inspección para ver si el estadio está habilitado. Los veedores vendrán en la primera quincena de julio, y si la inspección es favorable, después el Comité Ejecutivo resolverá en qué estadio se juega. Pero también me dijo Grondona que finalmente van a ser los jugadores los que decidan en qué estadio van a jugar".

Compartir: 

Twitter
 

"Estamos más cerca de traer a la Selección al Gigante", confió el Vasco luego de reunirse con Don Julio.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.