DEPORTES › CON LA MODIFICACIóN DEL NEGOCIO DE LA TELEVISACIóN DEL FúTBOL, CENTRAL Y ÑULS PASARON DE PERCIBIR SEIS MILLONES A 17 MILLONES DE PESOS. ¿QUé SE HIZO CON ESA PLATA?

No hay dinero que tape semejantes agujeros

Central pudo con ese dinero achicar su deuda con la AFA, mientras que Ñuls no percibió un sólo peso porque lideraba el ránking de clubes deudores de la entidad rectora del fútbol argentino. Central, ahora en la B, percibirá apenas tres millones de pesos para enfrentar sus problemas.

 Por Alejo Diz

Hace ya un año que la Asociación del Fútbol Argentino se divorció de empresa a la cual le había cedido los derechos de televisión hasta el 2014. Aquel acuerdo, que nació en un borrador en 1986 ante la llegada de las nuevas tecnologías aplicadas a la difusión del deporte, sirvió durante años de garantía para las finanzas de los clubes. Pero las deudas crecían más que el aumento de los ingresos por televisación de los partidos, brecha que tomó la suficiente distancia como para que Julio Grondona se embarcara en la empresa de romper vínculo con la firma que mejores relaciones construyó en dos décadas para así transferir los derechos al Estado y triplicar recursos, beneficios que ya tiene registro en el balance contable de todos los clubes del país. En la ciudad Ñuls y Central saltaron de los seis millones de pesos a los 17 millones. ¿Dónde está ese dinero? ¿Qué urgencias económicas se saldaron? ¿Cuánto plata ingresó verdaderamente a la tesorería de las instituciones?

Vasco sin capacidad de ahorro.

Antes de que se dieran a conocer los nuevos ingresos que gozarían los clubes por derechos de televisación, Horacio Usandizaga escondía en la tesorería una grave problema de números. Porque el plantel que venía de jugar la Promoción con Belgrano tenía un presupuesto que se encontraba entre los principales del fútbol argentino, superando los más de 30 millones de pesos al año. Central debía mucho dinero a sus jugadores, como el resto de los clubes, lo que llevó a Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) a exigir el pago de la deuda para iniciar la temporada, imposición que convenció a Grondona a buscar nuevos socios para la televisión.

Entonces los fondos de la TV eran depositados directamente a FAA para comenzar al saldar el rojo de cada uno de los clubes. Central tenía una añeja deuda de 655.000 pesos, cifra a la que se llegaba por los contratos impagos a Ricardo Canals, Horacio Carbonari y el "Yerbatero" Claudio González, entre otros ex futbolistas. Así, ellos cobraron. Pero también lo que le habían hecho juicio al club, como el representante de jugadores Juan Carlos Silvetti, hombre de poder en Arroyito durante la gestión de Pablo Scarabino.

Aunque la deuda más importante de Central la había generado el propio Usandizaga con su exorbitante presupuesto deportivo. Fue necesario depositar en FAA 7.500.000 pesos para pagar las primas de los jugadores que salvaron a los canayas del descenso ante el pirata cordobés el año pasado. A partir de entonces, en octubre de 2009, la tesorería auriazul comenzó a recibir cheques mensuales por 300.000 pesos, que siendo los últimos por 500.000. La gestión del Vasco comenzó en noviembre de 2007, pero fue recién a poco de cumplir dos años de gobierno que la institución logró recibir dinero por derechos de televisión.

Los canayas tenían un pasivo en AFA de 14 millones de pesos en el 2007, deuda que el Vasco dejó reducida a 4.700.000 pesos, aunque se magnificó al perder el club la categoría y recibir ahora apenas tres millones de pesos por año. La asimetría de las cuentas canallas deberá ser resuelto por las nuevas autoridades del club.

La eterna deuda

La danza de billetes que explotó en agosto del año pasado no pasó por los aires del parque Independencia. El gobierno de Guillermo Lorente no recibió una moneda de los 17 millones de pesos por la temporada pasada. Y para los próximos meses con seguridad tampoco habrá algún cheque a nombre de Ñuls en la AFA. Los rojinegros lideraban la ranking de clubes deudores en FAA. Si de algo se hizo fama el ex presidente Eduardo López era por no pagar, más aún una vez que el jugador dejaba de defender los colores rojinegros.

En Agremiados Ñuls tenía compromisos incumplidos por más de 14 millones de pesos, lo que ató de manos a los dirigentes rojinegros en sus dos primeros años de gestión. Aunque las gestiones que los directivos llevan adelante en la mesa mayor de la AFA para lograr algún ingreso no generarán mayores soluciones debido a que la situación judicial en la que se encuentra la entidad obliga a resguardar fondos para garantizar el cobro de los acreedores que tiene el club, el cual se conocerán el mes que viene, una vez que concluya la verificación de créditos que realiza el órgano fiduciario.

De acuerdo a estimaciones financieras, entre embargos y deudas en FAA, Ñuls podrá recibir su partida mensual correspondiente a los derechos de televisión, que ronda el millón y medio de pesos, recién en enero de 2011. Por entonces el juzgado que entiende en el fideicomiso tendrá certezas sobre el pasivo dejado por López, que oscilará entre los 50 y 70 millones de pesos, atento a los pronósticos de los profesionales que se encuentran abocados a dilucidar la veracidad de cada una de las acreencias presentadas en la Justicia.

Los nuevos ingresos por TV, que pronto están a cumplir un año, todavía no tuvieron repercusión directa en el armado del plantel profesional, como tantos otros clubes que aún reniegan del paso de malas administraciones. Pero muy probablemente le permitirá a los rojinegros olvidar antes de tiempo la calamitosa gestión de López.

Compartir: 

Twitter
 

Con los derechos de televisación en manos del Estado, se reformuló el aporte de AFA a cada uno de los clubes de primera.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.