DEPORTES › QUé PASARá EL DOMINGO CON LA BARRABRAVA DE ÑULS

Un interrogante que preocupa

PPera -baleado el domingo- dijo que podría identificar a su agresor. "El Panadero" Ochoa se presentó espontáneamente en el juzgado para sostener su inocencia. La Justicia evalúa levantar el derecho de admisión al "Loco Demente" y los hermanos Vázquez.

 Por  Alejo Diz

La violencia que rodea la puja de poder en la barrabrava de Ñuls obligó a las autoridades policiales a adelantar el partido del domingo con Boca para las 17. El ataque a balazos que sufrió el domingo pasado, Matías Pera puso en alerta máxima a los responsables de la seguridad en el Coloso del Parque. No hay pistas firmes sobre los autores de la violenta agresión del fin de semana, aunque Pera vio al agresor y podría identificarlo, lo que alienta posibilidades de que prosperen las pesquisas. Diego "El Panadero" Ochoa se presentó espontáneamente en el juzgado que atiende la causa para sostener su inocencia, y se le tomará testimonial el viernes. Por otra parte, para inquietud de la policía, la Justicia evalúa levantar el derecho de admisión a Pedro Bismark, conocido como "El Loco Demente", y los hermanos Vázquez, Daniel y Sergio, quienes así podrán asistir el domingo a la cancha. Los tres aparecen enfrentos al jefe de la barra leprosa.

Luego de que Pera se rebelara contra el mando de Ochoa en la barra de Ñuls, el patovica sufrió dos ataques con arma de fuego en la vía pública, la cual indicó que eran consecuencia de su "traición" al Panadero. La primera ocurrió semana atrás, frente a un local bailable de Balcarce al 200, donde terminó herido de bala Sebastián González, colega de Pera que se encontraba en funciones laborales. Sobre aquella causa las investigaciones van en dirección a dictarle falta de mérito a Ochoa, denunciado como el autor material, al sostener su inocencia con el material fílmico aportado por las cámaras de seguridad de su domicilio.

El domingo, el barra rebelde recibió cinco impactos de bala al caminar por Isola y pasaje Santafesino con guitarra en mano, barrio donde se emplazan los Fonavi donde tenían su bunker los hermanos Camino. Lo que desorienta a la policía es la presencia de Pera por aquellas calles y lo desprotegido de su andar por la vía pública, atento a su denuncia de días atrás respecto a los balazos que hirieron a González.

Es que al explotar la violencia en la interna de la barra, Ochoa optó por vivir encerrado en su domicilio, donde emplazó láminas de acero de centímetro y medio de espesor sobre ventanas y puertas que dan a la calle, e instaló el circuito cerrado de cámaras.

Tras las trompadas con Ochoa en la popular, a Pera se lo identifica con la facción que se encolumna detrás de los hermanos Vázquez, conocidos ellos por sus negocios espurios en barrio Tablada. Es precisamente en aquella barriada de la ciudad donde las facciones enfrentadas en la popular rojinegra dirimen sus irreconciliables diferencias. Quienes responden a los Vázquez se los conoce como los de "Colón y Viedma", intersección que se encuentra a dos cuadra de Bv. Segui; mientras que los que se alistan detrás de Ochoa son los de "Colón y Ameghino", ochava que se ubica a solo cien metros de Av. Uriburu. Pera se encontraba del otro lado del Uriburu, pero a pocos metros de Circunvalación, cuando fue sorprendido la noche del domingo.

El barra convaleciente señaló a Ochoa como el "autor intelectual del ataque". El Panadero negó responsabilidad, como así también quienes los secundan. Aunque como en la estructura piramidal de una barra de fútbol se escala de acuerdo a los antecedentes de beligerancia que se reúnan --cuantos más, mejor--, si los agresores son de la hinchada en poco tiempo reconocerán la autoría en la popular para "reclamar por un ascenso", según analizó uno de los violentos de la tribuna. "La popular es de los pibes de Colón y Ameghino, no de los Vázquez", recalcó el ladero de Ochoa.

En el día de hoy Pera entregará precisiones sobre el rostro de su agresor, a quien llegó a ver antes de que le vacíen el cargador de una pistola 22, y a quien puede "reconocer si lo volviera a ver". La causa está en manos de la jueza de Instrucción Roxana Bernardelli, donde se presentó el propio Ochoa, junto a sus abogados, para negar la acusación pública de Pera. Al Panadero se le tomará testimonial el viernes.

Entre tanto, el juez que entiende en la causa por agresión a Ochoa en la tribuna dispondrá en los próximos días levantar el derecho de admisión para tres hinchas, al carecer de argumentos jurídicos que puedan sostener la prórroga de la prohibición para dichos casos. Se trata de Pedro Bismark, alias "Loco Demente", Daniel y Sergio Vázquez, los tres enfrentados a Ochoa, pero que tienen como particularidad no concurrir a la popular, sino a las plateas del Coloso. Los hermanos Vázquez se presentaron ayer en el juzgado de Vienna para formalizar su petición de volver al estadio, algo que el juez aprobará en las próximas horas.

La presencia de los Vázquez en las adyacencias del estadio supone un conflicto para "los fieles a Ochoa", por lo cual el operativo de seguridad a desplegar en la parque Independencia deberá prestar más atención a lo que suceda en los alrededores que en el interior del estadio. De ese beneficio iba a gozar el Panadero, pero tras ser acusado por Pera como el agresor del custodio Sebastían González se descartó su retorno a la estadio, al menos hasta el próximo año.

Compartir: 

Twitter
 

Matías Pera se rebeló contra el mando de Ochoa en la barra de Ñuls.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.