DEPORTES › ÑULS, CON GOL DE SCHIAVI, LE GANO A ALL BOYS

Volvió la alegría al parque

Finalmente las tensiones se liberaron con un gol de pelota parada y a partir de entonces la noche fue camino a un final de celebraciones, como las que hacía tiempo no se veían en el Coloso. All Boys no tuvo atrevimientos ni aptitudes.

 Por Alejo Diz

1 Ñuls: Peratta (6); Díaz (6), Mateo (6), Schiavi (6), Fideleff (7), Estigarribia (5); Villalba (6), Vangioni (6); Sperduti (6), Urruti (-), Falcone (4). DT: Javier Torrente.

0 All Boys: Cambiasso (5); Vella (4), Casteglione (4), Eduardo Domínguez (5), Soto (4); Fernando Sánchez (5), Barrientos (5), Juan Pablo Rodríguez (4), Ariel Zárate (-); Matos (4), Gigliotti (4). DT: José Romero.

Gol: PT: 27m Schiavi (Ñ).

Cambios: PT: 15m Ortega (4) por Zárate (AB) y 22m Tonso (5) por Urruti (Ñ). ST: 18m Bieler por Falcone (Ñ), 20m Grazzini por Rodríguez (AB), 28m Bernardi por Sperdutti (Ñ) y 29m Ereros por Vella (AB).

Arbitro: Mauro Vigliano

Cancha: Coloso del Parque

Expulsados: ST: 45m Fideleff (Ñ) y Giglioti (AB).

La desconfianza que se ganó Ñuls en el torneo por sus producciones llevó a Javier Torrente a empezar la recomposición del equipo de atrás para adelante. El objetivo era no recibir goles para aventar las inseguridades y desde allí generar las ilusiones de volver a ver a la lepra con paso ganador. Todo Ñuls se armó para defender a Peratta, como si el uno fuera el rey en un tablero de ajedrez. Además de la disposición táctica, el equipo desplegó decisión para cumplir la tarea a hacer. Y All Boys, sin atrevimientos ni aptitudes, terminó el partido con un mérito para no contar a nadie: fue el único equipo que no le hizo goles al rojinegro en lo que va del torneo. Las tensiones se liberaron con un gol de pelota parada y a partir de entonces la noche fue camino a un final de celebraciones, como las que hacía tiempo no se veían en el parque Independencia.

Aquello de inundar el área propia de jugadores dispuestos a la marca llevó a Ñuls a jugar bien cerca de Peratta. Alrededor del arco propio Torrente alzó una muralla que tuvo en Fideleff al más productivo en la recuperación. Pero no por ello el equipo resignó dominio.

La lepra tomó el mando del partido a pesar de sus máximas defensivas. Estigarribia por izquierda y Sperdutti por derecha llevaban aire al fondo con sus corridas. Esas proyecciones derivaron en un tiro libre cerca del corner izquierdo que en su ejecución encontró a Schiavi cabeceando en el primer palo para superar a Cambiasso.

Con solo un gol, el Coloso del Parque pareció renacer: el hincha explotó de fervor y empezó a creer, y los jugadores soltaron tensiones --todos menos Urruti, desgarrado a los 22 minutos--, lo que llevó a la lepra a poder despojarse de las debilidades crecidas en diez derrotas.

Con el ingreso de Tonso, Ñuls apuntaló su disposición táctica por jugar de contragolpe. En All Boys no había talento individual y fue rápida su resignación ante la compulsión de la lepra por ocupar espacios. Ortega jugó una hora, pero solo llamó la atención cuando salió a la cancha junto a sus compañeros y recibició el cariño de los leprosos. Sus ausencias en el juego lo empujan al retiro.

La variable suelta en el partido, con Ñuls jugando de contra y All Boys yendo sin criterio, fue el árbitro, que se equivocó en todos los pitazos, perjudicando al espectáculo por sobre todo.

Tonso y Sperdutti, en acciones diferentes, definieron desviado frente al arquero. Esas imprecisiones llevaron al hincha a contener el aliento hasta el minuto 95. Entonces en las tribunas se ufanaron del presente de Central, a tres días de cumplirse un año del descenso en Arroyito contra el rival de ayer.

Compartir: 

Twitter
 

Schiavi se abraza con Falcone en el marco de la celebración del gol del partido.
Imagen: Sebastián Granata
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared