DEPORTES › DAVOLA, PRESIDENTE DE TIRO FEDERAL

"Tengo toda la culpa"

El gerenciador del club descendido dijo a Rosario/12 que "el final era previsible". "Pagamos las consecuencias de haber llegado a Primera tan rápido", argumentó y asumió su responsabilidad.

 Por Alejo Diz

Cinco entrenadores, 27 puntos, 7 partidos ganados, 6 empatados, 24 perdidos, 36 goles a favor, 68 en contra y un descenso cantado al Nacional B. Pero también hubo un goleador (Javier Cámpora, en el Apertura, con 13 tantos), una victoria sobre Ñuls, otra sobre Central y un empate con Boca, el campeón. Tiro Federal perdió la categoría a nueve meses del ascenso y a cinco fechas de finalizar la temporada. ¿El responsable? "Yo tengo toda la culpa. No teníamos experiencia", asume el gerenciador de los tigres, Carlos Dávola. "El descenso era una de las posibilidades --asume el titular de Ludueña--. Eramos el candidato a descender y confirmamos la lógica. El final era previsible".

--¿Por qué dice que era previsible este final?

--De entrada sabíamos que había cuatro o cinco equipos candidatos a descender. De los 20 que participan no son muchos los que pueden descender. Y los que ascienden indudablemente van a estar entre los candidatos, salvo que hagan una campaña demasiada buena. Nosotros quedamos condenados después de los primeros partidos (perdieron en las primeras 8 fechas).

--¿En dónde cree que fallaron?

--El punto clave estuvo en la organización. Lo nuestro fue muy débil y con un crecimiento demasido rápido. No me gusta hablar de los demás, pero pagamos las consecuencias de haber llegado a Primera tan rápido. A nivel personal, lo más complicado fue tomar decisiones tan importantes en muy poco tiempo de trabajo. Sufrimos la falta de experiencia. La Primera División no tiene nada que ver con la categorías de ascenso. Y yo no tenía el conocimiento necesario.

--¿Estuvo mal asesorado?

--No, el responsable soy yo. Lamentablemente cuando uno se hace grande tiene experiencia que después le sirve para poco porque ya es viejo. Y en fútbol nos pasó eso. Porque la experiencia que hicimos en el ascenso sirvió de poco en Primera. Somos un cuadro chico y muy pequeño para lo que es Primera División. Todavía estoy sorprendido de lo que es Primera.

--¿Qué diferencias lo sorprendieron?

--Que la diferencia la hacen los clubes que tienen divisiones inferiores. Recién ahora estamos armando las inferiores. Este año tenemos inferiores con edad para competir en Primera, que es la categoría `85. Nunca pudimos armar una categoría `84 competitiva. Y esperamos que las que vengan atrás sean mejores.

--¿El desacierto mayor estuvo en la elección de los jugadores?

--No, de ese tema no digo nada. Los jugadores fueron bárbaros y los técnicos también. El problema es el presidente, no hay vueltas.

--¿Tan difícil es armar un equipo?

--Es complejo porque la mayoría de los equipos tienen una buena base en inferiores que vienen compitiendo en AFA. Y nosotros recién en marzo arrancamos a competir en AFA. En un par de años más esperamos tener una inferiores fuertes. La clave de todo es tener divisiones menores. No se puede traer a 40 jugadores nuevos porque es muy difícil que todos se pongan de acuerdo.

--¿No se arrepiente de haber dejado ir a la mayoría que lograron el ascenso?

--No, no porque son categorías distintas. Nosotros tuvimos al goleador del año en el ascenso (Rubén Ramírez) y en Colón no es ni titular.

--Gimnasia y Esgrima de Jujuy, por el contrario, conservó la base que obtuvo el ascenso.

--No hay que tomar las excepciones porque no hacen a la regla. La mayoría de los equipos que descendieron en los últimos años tenían problemas estructurales en divisiones inferiores. El que permaneció es Argentinos Juniors, que mete mano en las inferiores y saca jugadores.

--¿Cuándo se dio cuenta que la clave era trabajar en inferiores?

--Lo sabíamos de antes y me lo había dicho (Julio) Grondona específicamente. Lo que pasa es que no teníamos forma de solucionarlo. Este es un problema de tiempo. Nosotros ascendimos a Primera muy rápido. Y nuestras inferiores competían en la Rosarina porque no nos dejaban participar en AFA. Recién en hace dos meses que nuestras inferiores participan en los torneos de AFA.

--¿Que los sorprendió de la máxima categoría?

--La organización. Es increíble la cantidad de gente que trabaja para un partido de fútbol. En el primer encuentro visitamos a River y nos encontramos que en relaciones públicas tenían 17 personas trabajando. Y Tiro Federal, modestamente, se presentó con su presidente y algunos dirigentes más. Cuando nos sentamos en los palcos del Monumental nos dimos cuenta en donde estábamos.

--¿Cuándo bajó los brazos?

--En el partido con San Lorenzo (14º fecha, cuando Tiro descendió tras perder uno a cero). El que está en fútbol siempre sueña con el milagro. Pero ese día fue muy triste. A mi me duele mucho perder un partido. Más allá de que algunos dicen que lo importante es jugar bien, yo creo que a nadie le gusta perder. Perder es feo, muy triste, y no hablo de fanatismo, sino de pasión.

--¿Creía en el equipo tras perder los ocho primeros partidos del Apertura?

--Es que cuando todos nos pusimos de acuerdo ya habían pasado nueve fechas. Fue como iniciar un negocio con 40 empleados nuevos. Cuando nos pusimos de acuerdo ya había quedado un técnico en el camino. Todo fue demasiado vertiginoso y sin una columna vertebral que la sostenga. El gran drama fue la falta de identificación con una camiseta. Eso te lo da las divisiones inferiores. Hace dos años que queríamos entrar en AFA pero la Rosarina no nos dejaba. Pero me llevo una satisfacción muy grande: haber visto a Tiro Federal en Primera. En el arranque jugamos con River y nos televisaron para todo el mundo. Y me llamaron amigos del exterior que habían visto el partido. Yo soy un tipo de barrio al que le gusta el fútbol, donde el delegado llevaba la camiseta y cada uno ponía una chirola para alquilar una cancha o inscribirnos en un torneo. Llevamos a Tiro a Primera con el sentimiento del fútbol de barrio y de pronto empezamos a hablar en el café de que jugábamos con River y Boca.

--¿Y ahora qué viene para Tiro Federal?

--Buscar la vuelta a Primera, hacer el estadio nuevo y apostar fuertemente a las divisiones inferiores.

--¿El objetivo es volver en cuatro o cinco años, luego de que el club tengan una mejor estructura?

--No, ojalá que volvamos el año que viene. Entramos a la cancha para ganar. Yo siempre tengo la ilusión de ganar.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Dávola señaló que le faltó "experiencia". "Eramos el candidato a descender", dijo el dirigente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.