DEPORTES › IMPUTADO POR LA JUSTICIA DE "LESIONES LEVES, DOLOSAS Y CALIFICADAS"

Belloso se fue a su casa

El manager de Central renunció ayer al cargo al abrirse una causa judicial por haber golpeado a un dirigente mendocino, tras el partido. El estadio fue clausurado hasta que los directivos pongan dos cámaras de seguridad en la zona de vestuarios.

 Por Alejo Diz

Gonzalo Belloso renunció ayer a su cargo de manager de Central luego ser imputado penalmente por "lesiones leves, dolosas y calificadas por tratarse de un espectáculo público de carácter deportivo", en el marco de la investigación abierta tras la denuncia de un dirigente de Independiente Rivadavia de Mendoza, quien aseguró ser agredido con golpes de puños por el ex delantero al finalizar el partido entre el canaya y la lepra mendocina. La causa está en manos del juez Javier Beltramone, quien mañana a primera hora le tomará declaración a Belloso. El magistrado clausuró preventivamente el estadio canaya hasta que se "instalen dos cámaras de seguridad".

Claudio Valls, manager de Independiente Rivadavia, denunció a Belloso por agresiones físicas sufridas en el vestuario visitante del Gigante, luego del empate entre Central e Independiente de Mendoza. La denuncia fue ratificada ayer en la Justicia, abriéndose la instrucción penal del delito, siendo informado Belloso en Jefatura de Policía, ayer al mediodía, donde fue trasladado por personal policial para tomar sus huellas dactilares y notificarlo de su citación a indagatoria para mañana en el juzgado de Instrucción Nº 9.

"Estábamos algunos colaborando con la utilería en el vestuario cuando apareció Belloso y le pegó desde atrás una piña en el ojo al asistente general, Daniel Valls. Lo digo con nombre y apellido porque lo vi. Es una vergüenza que una persona como Belloso esté trabajando en un club como Central", aseguró Claudio Del Bosco, técnico de Independiente de Mendoza.

El juez Beltramone le tomará declaración indagatoria a Belloso mañana a primera hora en el juzgado. El ex manager de Central puede ser condenado entre un mes y tres años de prisión, de acuerdo a la caratálula del expediente y la Ley de Deporte.

Como consecuencia de los incidentes producidos en la zona de vestuarios, a la que no tienen acceso los hinchas, Beltramone clausuró el estadio hasta que se instalen dos cámaras de seguridad en el sector mixto "para que se filme desde tres horas antes de cada partido". "Es una medida de fácil cumplimiento para una entidad como Central", minimizó el magistrado, quien además adelantó que en el expediente se agregaron denuncias similares de directivos de River y Atlanta, cuando estos equipos visitaron al canaya en el Gigante la pasada temporada. "El sereno accionar policial evitó una tragedia", aseveró Beltramone. "Estas medidas se dispusieron porque falló la seguridad interna del club, no la externa", añadió el magistrado ante consulta de este diario.

Al salir de la Jefatura de Policía, pasadas las 16, Belloso se reunió con los principales dirigentes de Central, cónclave donde se decidió su salida del club como manager. Un centenar de hinchas canayas se convocaron anoche a la sede céntrica del club para pedir la renuncia de Belloso, lo que ameritó la asistencia en el lugar de 50 uniformados, quienes vallaron los accesos a la sede, obligando además a cerrar sus puertas antes de tiempo a los comercios de la cuadra.

Compartir: 

Twitter
 

Mañana el juez Beltramone le tomará declaración a Belloso.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.