DEPORTES › FúTBOL. LA LAPIDARIA DERROTA POR 3 A 1 CON DOUGLAS HAIG COMPLICó MáS A CENTRAL

Cada vez más lejos del ascenso

Con insultos a Russo, los jugadores y los dirigentes, los hinchas expresaron su bronca por una nueva caída, esta vez ante un equipo recién ascendido. El canaya quedó a 9 puntos del tope de la tabla, con sólo once fechas disputadas.

 Por Pablo Fornero

Una mancha más, como tantas en este tormento que vive Central. A esta altura, el canaya es incapaz de sostener los logros que supo conseguir. Cada rival que enfrenta le demuestra que le perdió el respeto, que viene a ganar al Gigante. Douglas supo que a priori era inferior al equipo de Russo, pero con facilidad podía aprovecharse de la pobre defensa del local. Le entró por donde quiso a Central, le anotó tres pero desperdició varios más y lo dejó penando en el medio de la tabla.

Ni siquiera había marcado diez minutos el reloj y los hinchas canayas ya entonaban un grito de guerra. El "Jugadoreeesss, la concha de su madre..." se hizo sentir bien fuerte tras el inesperado gol de la visita a los 6 minutos. Otro yerro inexplicable, amateur de la defensa de Central, le dio la chance al rival de turno de ponerse en ventaja. La espalda de Yacuzzi, el lugar preferido de todos los verdugos del equipo de Russo, volvió a ofrecer grandes libertades y Aranda, el delantero de Douglas solo tuvo que empujarla a unos metros del arco.

Bajo ese clima hostil, Central debió remontar la derrota parcial. Por delante tenía un partido para nada esquivo, no recibía presión en la salida y disponía de todo el tiempo que pretendía para generar juego.

Pero así como podía empatarlo en cualquier acción, Douglas se encontraba al borde de convertir el segundo. Contaba con situaciones gracias a la horrorosa última línea canaya, que seguía cometiendo fallas individuales y colectivas. De rendimiento y funcionamiento. Y así, Mazza, González y Aranda prevalecían en ese sector del campo.

Margen no le quedaba a Central, no se podía permitir más traspiés en el Gigante. Russo castigó a Yacuzzi y Freitas, de pobrísimo nivel, e incluyó a Talamonti y Pipi García, en un intento por sumar más jugadores al ataque, pero con más tenencia de la pelota. Sin pasar mucho tiempo, se apropió del dominio territorial del juego y apenas aceleró con certeza llegó al empate. Medina desniveló por la derecha, superó la marca y le envió un centro a Coniglio, que cabeceó con clase y tranquilidad al segundo palo de Alvarez. Merecido y auspicioso para lo que restaba de la etapa.

El canaya ganó en confianza y con nuevo esquema, ahora con enganche definido, superó territorialmente a Douglas. Se sucedieron las chances, más por arrestos individuales que asociativos, pero dominó el partido. No obstante, las modificaciones en defensa no solucionaron los problemas y la visita, aunque con menos precisión, era oportuno en sus aproximaciones al arco de Caranta, que siempre respondió con mucha seguridad. Y cuando no resolvió el uno, el palo rebotó un tiro libre del firme Gioda.

Y en ese tren de ir y venir, la fortuna jugó para Douglas, que a través de una gran acción del ingresado Alba, caño a Casteglione mediante, clavó el segundo por sobre Caranta. Enmudeció el Gigante y regresaron los insultos y reproches. Abatido y arrastrado en la cancha, el canaya fue como pudo, bajo el coro de enfado que se extendía por todo el estadio, salvo en la tribuna donde se ubica la barrabrava. Por si fuera poco, sobre la hora, Alba aprovechó un infantil error de Casteglione, que dejó corto un cabezazo y pase al arquero, y definió a metros de la raya. Un lapidario 3 a 1 para sepultar toda chance de recuperación en la tabla y mucho más preocupante para el futuro más cercano, tanto en lo futbolístico como en lo institucional.

1 Central: Caranta (6); Ferrari (5), Valentini (4), Casteglione (3), Yacuzzi (3); Freitas (3), Domínguez (6), Encina (5); Lagos (4); Medina (5), Coniglio (6). DT: Miguel Angel Russo

3 Douglas Haig: Alvarez (5); Marcolongo (5), Gioda (7), González (5), Achucarro (4); Mazza (7), Barreto (5), Levato (5), Caballuci (5); G. González (6), Aranda (6). DT: Omar Jorge

Arbitro: Fernando Echenique

Goles: PT 7m Aranda (DH), ST 3m Coniglio (C), 35m y 51m Alba (DH)

Cambios: ST Desde el inicio Talamonti (4) por Yacuzzi y García (5) por Freitas (C), 9m Córdoba (5) por Caballuci (DH), 16m Alba (7) por G. González (DH), 25m Carrizo por Encina (C), 37m Aguirre por Mazza (DH)

Cancha: Gigante de Arroyito

Compartir: 

Twitter
 

Yacuzzi sólo jugó un tiempo. Su lateral es el más vulnerable de la defensa del canaya.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.