DEPORTES › CENTRAL EMPATó CON SAN LORENZO Y EL XENEIZE VA HACIA EL TíTULO

Ahora Boca festeja sin jugar

En un partido lleno de emociones el canaya no pudo vencer al azulgrana y ambos se alejaron del puntero. Central revirtió un partido que perdía a los pocos segundos pero un descuido de Andrade lo condenó. Si hoy gana Boca le saca ocho puntos al equipo de Coudet.

2 San Lorenzo: Torrico; Buffarini, Caruzzo, Yepes, Mas; Villalba, Mercier, Ortigoza, Blanco; Elizari, Cauteruccio. DT: Edgardo Bauza.

2 Central: Caranta; Salazar, Donatti, Pinola, Villagra; Montoya, Domínguez, Fernández; Lo Celso; Larrondo, Ruben. DT: Eduardo Coudet.

Goles: PT: 10s Villalba (SL) y 32m Ruben (C) de penal. ST: 20m Ruben (C) y 31m Blanco (SL).

Cambios: PT: 33m Rolle por Elizari (SL). ST: 8m Andrade por Villagra (C), 20m Cervi por Fernández (C), 26m Avila por Mercier (SL), 31m Blandi por Rolle (SL) y 40m Niell por Larrondo (C).

Arbitro: Germán Delfino.

Cancha: San Lorenzo.

Se jugó como si fuera una final, los equipos entregaron todo su arsenal de fútbol y despliegue físico, y armaron un partido con suspenso latente, pero que decepcionó a ambos. Porque San Lorenzo no pudo sacar provecho a un gol marcado a los diez segundos, Central lo revirtió con su mejor fútbol, y una torpeza defensiva permitió el empate del azulgrana, que deja al local con menos chances de sostener la pelea por el título con Boca, y al canaya casi fuera del ring si hoy Boca derrota a Crucero del Norte. Marco Ruben volvió a brillar con dos goles.

Lo que entregaron San Lorenzo y Central superó todas las expectativas. Se jugó como un clásico. El local haciendo provecho del apoyo de su gente, Central siendo mejor que el rival a la hora del juego.

Es que el canaya luce imbatible. Por eso no lo alteró empezar el partido perdiendo. Sacó del medio San Lorenzo y con cinco pases llegó al gol Villalba, apareciendo por detrás de Villagra, tras una genial asistencia de Elizari. El volante definió cruzado y San Lorenzo le dio el primer golpe a Central.

Pero cuando de jugar al fútbol se trataba, Central era mejor que su rival, lo superaba y eso generó nervios en todo San Lorenzo, incluso a pesar de ir ganando. Porque Montoya era incisivo por derecha, el medio era de Domínguez, ni de Ortigoza ni Mercier, y ningún delantero azulgrana tenía la injerencia de Ruben en cada intervención.

Fue así como en desesperación Caruzzo tomó del cuello a Ruben en el área y a instancias del línea Delfino cobró penal, que discutió todo San Lorenzo para intentar confundir el árbitro. Ruben remató con derechazo bajo y al medio para empatar el partido.

Cada pelota dividida era una fuerte infracción, generalmente de San Lorenzo. Ortigoza y Mercier bien pudieron ser expulsados por golpes a Lo Celso y Ruben, respectivamente. Todo era discutido y Delfino perdía seriedad ante los protagonistas, aumentando la lesión.

El segundo tiempo Central salió a ganar con decisión que evidencia su sueño de alcanzar a Boca. Con presión y buenos pases, el equipo llegó a la diferencia: Cervi tocó con Ruben, el delantero se la devolvió abierta, el diez tiró un centro al pie para Larrondo, quien se la bajó el goleador del fútbol argentino. Y a la corrida, Ruben sacó un derechazo al primer palo que no dejó oportunidades a Torrico.

Central, que había perdido por lesión a Villagra, jugó en posición de ataque todo el segundo tiempo, reduciendo la tarea ofensiva del rival a un cabezazo desviado de Mas. Pero Andrade, reemplazante de Villagra, calculó mal un pique, la pelota la dominó Más por izquierda y dejó a Blanco para marcar el empate con un zurdazo cruzado.

El partido se transformó en el cuarto de hora final en un encuentro de ataque por ataque, pero era Central el que armaba bien las jugadas, fallando en el último pase, a veces Montoya, en otros los delanteros. En ese vértigo del juego, en la última de la noche, Avila remató desviado frente a Caranta. Central lo intentó de todas las formas, también en la pelotas paradas. Su esfuerzo por ganar no resiste reproches. Incluso el canaya parecía en cancha que era el único que quería los tres puntos. Eso ocurrió porque marcó una superioridad clara en el juego que no logró hacer valer en el marcador, como necesitaba para preocupar a Boca. Y si hoy gana el xeneize, Central quedará a ocho puntos, con nueve por jugar, es decir ya sin ilusiones.

Compartir: 

Twitter
 

Ruben volvió a ser figura y marcó los dos goles del canaya. Pero se fue triste con el empate.
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.