rosario

Viernes, 22 de febrero de 2008

CULTURA / ESPECTáCULOS › EL ENCUENTRO INTERNACIONAL DE TROVADORES

Nuevas expresiones para ver

Los músicos cubanos Samuell Aguila e Ihosvany Bernal se van a presentar por primera vez en Rosario. El programa incluye la presencia de María Santucho, sobrina de Mario Santucho.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Como parte del Encuentro Internacional de Trovadores que esta noche, desde las 22, se llevará a cabo en El Aserradero (Montevideo 1518), los músicos cubanos Samuell Aguila e Ihosvany Bernal y los artistas multimedia Katia Hernández y Enrique Smith se presentarán por primera vez en Rosario. El programa incluye además la participación del Dúo Jano y de Pedro Reñé, y de la presencia de María Santucho, argentina residente en Cuba desde hace más de tres décadas, y que tiene a su cargo la coordinación del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Sobrina de Mario Roberto Santucho, en diciembre de 1976 María viajó a Cuba después de haber permanecido bajo asilo en la embajada cubana junto a su familia. Con apenas 16 años, la joven iniciaría una nueva vida que, años más tarde, la encontraría fuertemente vinculada con las artes, en un proceso que Santucho resumió en su diálogo con Rosario/12: "Estuve desaparecida con mis hermanas, mis primas y mi madre en Campo de Mayo. Estuvimos un año en la embajada de Cuba y en diciembre de 1976 salimos de Argentina con un salvoconducto. Desde que llegué hice mis estudios normales del secundario, hice la carrera universitaria en Historia del Arte, y mis primeros trabajos fueron en el Instituto cubano de Arte e Industria Cinematográfica como asistente de dirección y directora de doblaje. En el año 84 hice pareja con un cineasta y escritor muy importante, Víctor Casaus, con quien hicimos varios procesos cinematográficos juntos hasta que a finales de la década del 90 creamos un centro cultural que dirigimos desde el año 96".

A partir de ese momento, Santucho y Casaus abrieron el espectro a nuevas expresiones artísticas. "En la década del 90 hubo un impasse en la producción cinematográfica por lo que se ha dado en llamar el `período especial` -relató-. Víctor hacía muchos años había trabajado esta figura de Pablo de la Torriente (Ndr: uno de los periodistas más importantes de Cuba, muerto en batalla en la Guerra Civil española, en 1936), tenía un documental hecho, un libro e investigaciones, entonces decidimos crear esta institución. Se la planteamos a varias instituciones amigas, entre ellas la Oficina del Historiador de la Ciudad que es la que lleva todo el trabajo de restauración de la parte vieja de La Habana, a la que le solicitamos algún espacio posible y nos dieron una casa preciosa en el casco histórico de la ciudad. Durante todos estos años recibimos apoyo de instituciones muy importantes, del Ministerio de Cultura que ha financiado varios de nuestros proyectos, y del Gobierno cubano, que aporta todo el tema salarial de los empleados, porque aunque somos un centro cultural independiente recibimos apoyo estatal".

Con quince personas trabajando activamente en el Pablo de la Torriente Brau, los directores sostienen una serie de proyectos vinculados con la memoria y las raíces culturales y, en paralelo, brindar un espacio de contención a las nuevas expresiones artísticas. "Uno de los proyectos tiene que ver con lo que traemos en esta gira, que es el espacio Guitarra Limpia que este año cumple diez años. Allí se reúnen a trovadores de todo el país, de todas las generaciones y de todas las tendencias, y a través del cual hemos logrado que estos trovadores cubanos bien puedan estar fuera de Cuba enseñando su trabajo, y también la posibilidad de llevar cantautores de otras latitudes, básicamente de América Latina, que han tenido su espacio en nuestro centro", detalló Santucho.

"Otro proyecto está relacionado con el arte digital, con las nuevas tecnologías y las artes plásticas -agregó-. Hemos sido los iniciadores de un salón de arte digital y ya vamos por la novena edición. Estos salones además del apoyo material del Ministerio de Cultura y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, hemos recibido financiamiento de una Ong holandesa, Hivos, que ha apoyado los salones desde el primer año, y hemos logrado crear un proyecto donde se aglutinaron creadores que utilizan las nuevas tecnologías para las expresiones artísticas".

A todo ello se suma la editorial La Memoria, en la que impulsan la publicación de obras vinculadas con el testimonio y la historia oral, con la intención de "preservar la memoria en todas sus manifestaciones". "Víctor es un cultivador de la literatura cubana, y creo que una de las voces más importantes de lo testimonial, tanto en su obra literaria como cinematográfica. Y realmente las nuevas tecnologías se impusieron, y había que tratar de utilizar unas y otras para generar espacios donde convivieran las voces mayores y los jóvenes, y la verdad que hemos logrado unificar todo lo que es el testimonio, la historia, la memoria y las nuevas generaciones, registrando su manera de expresar el momento que les está tocando vivir, ya sea a través de la palabra, la música, la canción o la literatura. Es un trabajo muy importante, un registro cultural de un gran valor para el presente y también para el futuro", concluyó esta argentina residente en Cuba y comprometida con su cultura.

Compartir: 

Twitter

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.