CULTURA / ESPECTáCULOS › EXHIBEN EN EL CEC LA INSTALACIóN HAY ROPA TENDIDA HASTA EL DOMINGO

Para colgar los trapitos al sol

Con un título que alude a palabras inoportunas, la muestra curada por los chilenos Ricardo Villarroel y Mauricio Bravo Carreño, reúne a más de 30 artistas sudamericanos como parte del proyecto Nodos, organizado do por Marcela Römer.

 Por Beatriz Vignoli

Más de 30 artistas sudamericanos de la región andina participan de la instalación Hay ropa tendida, que cuelga en el Centro de Expresiones Contemporáneas (Sarmiento y el río Paraná). Con curaduría de los artistas chilenos Ricardo Villarroel y Mauricio Bravo Carreño, la misma forma parte del segundo asentamiento del Proyecto Nodos, ideado y organizado por la curadora rosarina Marcela Römer y cuyo primer asentamiento se concretó el año pasado en el Barrio Joven de la Feria Arte BA. El título de la muestra, (que aquí es puesto en escena en forma casi literal) proviene de un dicho popular latinoamericano que alude a lo que debe callarse, por inoportuno, ante la presencia de un escucha inconveniente; equivale al ibérico "hay moros en la costa" y es próximo en sentido literal y figurado al rioplatense "sacar los trapitos al sol".

Según sus curadores, la instalación se basa en el concepto del tendedero de ropa como colgadero de cuerpos y alude a los múltiples planos que fragmentan la vida cotidiana: público/privado, interior/ exterior, realidad/ficción. Teórico independiente experto en el "esquizoanálisis" de Deleuze y Guattari, docente de las universidades Uniacc y Arcis y fundador del legendario espacio de artes visuales Caja Negra, el artista visual Mauricio Bravo Carreño organiza en el ámbito público acciones colectivas: de entrelazamiento, de prisioneros de guerra, de rescate, de sanación, de abrazo. Cabe situar toda su obra en el contexto del país que en 1990 pasó de la dictadura al neoliberalismo: intemperie cruel ante la cual él postula el accionar artístico y estético como intervención política, como línea de fuga y como máquina de guerra. Su pensamiento sobre el arte es atravesado sin cesar por preocupaciones en torno a lo social contemporáneo. "Nuestro presente es la singularidad, la diferencia, la multiplicidad, lo no igual, sin embargo ¿quién se podrá hacer cargo de este espacio emocional fractalizado por miles de vidas, de amores, de odios, de símbolos y de contradicciones sin reticularlo nuevamente?", pregunta en uno de sus más lúcidos textos. "¿Quiénes serán aquellos que estén a la altura del tiempo para poder hilvanar nuevamente la nervadura frágil de un Nosotros?".

Dos artistas del Perú, cuatro de Mendoza y 30 de Chile responden, en el CEC, a este llamado. La intención no podría ser más loable, pero el hilván muestra la hilacha en ciertos detalles de realización. Curtidos en lo inhóspito, la mayoría de los participantes enviaron obra gráfica impresa en lona plástica impermeable, a prueba de casi todo pero sin la "caída" necesaria para adaptar su forma a las sogas del tendedero, ni imágenes que adecuen su lectura a esas condiciones: así, se producen arrugas rígidas en imágenes que cuando no fueron bajadas de la pantalla fueron pensadas para un formato de exhibición más tradicional. El primero es el caso de las fotos, registros de intervenciones urbanas y mapas; el segundo compromete la visibilidad y la conservación de exquisitas obras gráficas sobre papel, como dibujos y xilografías. Esta fragilidad expuesta conmueve, como estaba previsto, pero quien no haya leído el texto curatorial (legible sólo en Internet) tiende a percibirla más como un defecto de montaje que como un efecto deliberado de patetismo existencial.

Son sin embargo excepcionalmente buenas las resoluciones del envío peruano, más una chilena y una argentina. Las cuatro, sin embargo, carecen de pie de obra, detalle este último que los curadores delegaron (con despareja fortuna) en los artistas. Una investigación reveló que el vestidito de papel de diario cubierto de exvotos y escarapelas es del artista peruano Marco Durán y que otra peruana, Carolina Salinas, es autora de la imagen gofrada de un broche y una percha, de donde exvotos religiosos y políticos penden prendidos con alfileres de gancho. También trabajó con una percha, pero en este caso real, una grabadora chilena, Ximena Somoza, cuyas imágenes camufladas entre las flores de un empapelado antiguo (intervenido además con fotos analógicas a modo de álbum) son perfectamente visibles gracias a la varilla de madera: el conjunto alude a lo cotidiano en un tono de nostalgia y melancolía. Y no es patrioterismo asegurar que se destaca la obra de una mendocina, Angeles Forcada, quien reitera y cuelga a modo de sudarios lo que parecen ser finos trapos de batista en los que hubiera limpiado sus pinceles, como si cada día de producción en una ficción de vida de artista hubiera dejado su huella plena de atmósfera y color: casi un diario novelado, a juzgar además por los elegantes grafismos que los cubren como rápidas anotaciones.

Todas las obras serán regaladas al público el día del cierre, este domingo 5. Participan además Mariela Leal y Gema Gallardo Accardi (Mendoza, Argentina); Nicole Tijoux (chilena radicada en Mendoza) y Antonio Guzmán, Carlos Navarrete, Claudia Monsalves, Bernardo Oyarzun, Pablo Flores Donato, Javiera Marín Román, Pablo Saball, Andrea Jôsch, Rainer Krause, Francisco Huichaqueo, Samuel Ibarra, Nemesio Orellana, Francisco Olivos Lallave, Francisco Lillo, Myren Uriarte, Fabiola Saavedra Cifuentes, Carola Beltrán, Carmen Gloria Quiroz, Lorena Villablanca, Arturo Valderas, Alvaro Muñoz, Mauricio Torres, Celeste Núñez Bascuñán, Karen Cordero Murga, Ingrid Valleverdú, Fernanda Martínez Rojas y Carolina Paz Muñoz﷓Contreras. (Más información en: cecrosario.org.ar, gemagallardo.blogspot.com, mauriciobravo.blogspot.com y mauriciobravotextos.blogspot.com.

Compartir: 

Twitter
 

La obra de la grabadora chilena Ximena Somoza alude a lo cotidiano con tono melancólico.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.