CULTURA / ESPECTáCULOS › WALTER MURCH, IMPERDIBLE PARA TéCNICOS, REALIZADORES Y CINéFILOS

Montaje, sonido y amor por el cine

En una charla gratuita, organizada por el Centro Audiovisual Rosario para mañana, el premiado sonidista y montajista de films como Apocalypse Now y El paciente inglés, dictará una master class abierta y dialogará con el público.

 Por Leandro Arteaga

¿Cómo comenzar una nota dedicada a la inminente visita de Walter Murch a Rosario sin dar cuenta de la ansiedad y admiración que despierta? Porque mañana la oportunidad será única. Se trata de la presencia de una de las figuras más relevantes en el ámbito del sonido y montaje cinematográficos. Gracias a la gestión del Centro Audiovisual Rosario y el Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia, Walter Murch visitará dará una charla abierta y gratuita en el Auditorio del Banco Municipal -﷓San Martín 730-﷓, a partir de las 18.

Profesional y teórico del sonido y el montaje, Murch es el prestidigitador que estuvo detrás de ambas facetas en Apocalypse Now (1979), de Francis Ford Coppola, rubros que le valieron tanto nominaciones como su primer Oscar en el rubro Mejor Sonido. Con Coppola habrá de vincularse tempranamente, desde la primeriza The Rain People (1969) para luego continuar ﷓sea a través del sonido y/o montaje﷓ en films maestros como La conversación (1974), El padrino partes II y III (1974 y 1990), más el montaje actual de su último título, Tetro, filmado en la Argentina. Razón por la cual Murch no ha podido atender una entrevista personal. "Es la semana final de Tetro, Francis (Coppola) parte a Europa por una semana, y yo quedo a cargo de todo", señaló en tono de disculpa desde Buenos Aires a Rosario/12.

Murch es parte de aquella generación única y cinéfila que le cambiara el rostro a Hollywood durante los años '70, integrada por nombres como Coppola, Steven Spielberg, George Lucas, Martin Scorsese, Brian De Palma. Con Lucas hubo de trabajar en el sonido de THX 1138 (1971), parábola de "futuro viejo" en palabras del director, más la celebrada American Graffiti (1973). Films con los que Murch comenzara a utilizar el rótulo "sound montage" (montaje sonoro), merced a su particular percepción sobre la naturaleza del sonido cinematográfico.

"Como dice Michael Ondaatje -﷓autor de la novela El paciente inglés﷓- en su libro de conversaciones con Murch (El arte del montaje, Editorial Plot, Madrid), Walter es un hombre renacentista. Que es lo que me enganchó con él. Un tipo que, lejos de ser un especialista monotemático, como marca la época actual, es capaz de encontrar coincidencias en materias muy disímiles. Tanto que, contrariando años de lógica tecnológica y de producción cinematográfica que exigen una división tajante entre montaje de imagen y mezcla de sonido (por razones técnicas ya perimidas), se da el lujo de ser el primer ser humano en ganar muy merecidamente sendos Oscars de la Academia por ambos rubros en el mismo film, justamente por El paciente inglés dirigido por Anthony Minghella", señala Ernesto Figge, docente y diseñador de sonido cinematográfico que tendrá a cargo la presentación y coordinación de la charla de este sábado.

Figge reconoce en el nombre de Murch una historia personal que contar: "A Walter Murch lo `conozco` a partir de un escrito aparecido en una publicación de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) que habitaba, ignota, en un estante de la Escuela Provincial de Cine y TV de Rosario, en un fascículo titulado El sonido cinematográfico. A mí me interesaba mucho el sonido, y el artículo de Walter, en realidad una entrevista, me dejó alucinado. Hablaba de sus trabajos, pero no de una manera anecdótica, sino esbozando teorías. Teorías que también de alguna manera rondaban en mi cabeza, obviamente no tan claras. Buscando en Internet, hallé que existía un libro suyo: In the blink of an eye. Lo leí torpemente y descubrí que era muy importante todo lo allí expuesto".

Tras haber asistido a la charla que Walter Murch brindara en la Enerc (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica del Incaa) el pasado 28 de junio, Ernesto Figge señala que Murch "vendrá a brindarnos una charla seguramente única y especial, porque no es alguien que tenga un casete 'puesto' y se repita, mas allá de la lógica coherencia que rige sus ideas. Eso lo distingue de la mayoría de los profesionales, en este caso del cine, tanto del país como del mundo. Es alguien que no teme ser "robado", que no siente que tenga una "quintita" que resguardar. Que entiende que en este mundo estamos básicamente para compartir. Y que además tiene una mente privilegiadamente abierta y una gran facilidad expresiva. En definitiva, lo que llamamos Maestro, aunque el término a veces se haya bastardeado bastante."

Tres premios Oscar, siete nominaciones, además de premios BAFTA y Eddie (otorgado por el America Cinema Editors), entre otros, dan cuenta de la tarea de alguien en cuya capacidad descansara el prestigio de cineastas como Coppola, Lucas, Fred Zinnemann (Julia) y Sam Mendes (Soldado anónimo). Más la reparación moral que significa hacia la figura del gran Orson Welles, la reconstrucción del montaje de Sed de mal (1958), obra maestra que la Universal mutilara y que Murch ha restaurado de acuerdo con las indicaciones originales de Welles.

Las entradas para acceder a la charla podrán retirarse, sin cargo, de 9 a 18 en el CAR, Chacabuco 1371 ﷓ Estación Parque Urquiza.

Compartir: 

Twitter
 

Murch integra una generación que le cambió la cara al cine.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.