CULTURA / ESPECTáCULOS › LO QUE DEJARá LA VI EDICIóN DEL ARGENTINO DE TEATRO.

Estéticas que buscan identidad

Un festival no es sólo una vidriera para mostrar espectáculos; sino un sitio para hablar del teatro y sus creadores, para reflexionar sobre las artes escénicas siempre vinculadas a la historia social del país. Todo esto pasó en Santa Fe.

 Por Julio Cejas

Finaliza esta noche en la ciudad de Santa Fe la sexta edición del Argentino de Teatro. Uno de los encuentros que solidifica año tras año su organización y su compromiso con una programación que mostró parte del abanico de diferentes producciones que enriquecen el repertorio dramático del país. En la noche inaugural del miércoles al finalizar la obra "Alas de criados" de Mauricio Kartun, el notable dramaturgo porteño fue justamente premiado por su trayectoria, en uno de los habituales homenajes que la gente de la Universidad Nacional del Litoral realiza en el marco del festival que organiza.

Las cerca de quinientas personas que llenaban la sala Mayor del Teatro Municipal 1º de Mayo, ovacionaron a Kartum cuando recibió la distinción de Huésped de Honor de la casa de estudios, entregada por el rector de la UNL, Albor Cantard y el secretario de Cultura, Luis Novara.

Una nueva muestra de lo que los organizadores piensan acerca de la importancia de reconocer la labor de ciertas figuras del teatro argentino que se inició ya hace algunos años con las mismas menciones a figuras de la talla de Eduardo "Tato" Pavlosvky, Roberto "Tito" Cossa y Griselda Gambaro.

Kartum agradeció la distinción con palabras que apelaron a la nostalgia: "En esta misma sala hace 20 años llegaba a estrenar una de mis obras, no puedo olvidar que mi padre nació aquí, por eso vengo a recibir este premio en zapatillas, porque es como si lo recibiera en mi propia casa", dijo.

"Ala de criados", escrita y dirigida por el autor de obras como "La madonita" o "El niño argentino"; por citar algunas de sus últimas propuestas, impactó por su fuerte contenido político al evocar el comportamiento de las clases altas argentinas en el marco de los tristes episodios de la Semana Trágica.

Los personajes principales son un grupo de la aristocracia porteña que decide "veranear" en un célebre club privado, mientras en la capital, sus parientes y amigos masacraban las revueltas obreras, en nombre del progreso y el orden.

Otro interesante trabajo fue "Amor a tiros" escrita y dirigida por el reconocido creador Bernardo Cappa (La Funeraria) donde el espacio creado por el escenógrafo Norberto Laino, encierra a tres policías en un procedimiento que desencadenará pasiones escondidas y resignificará el tema de la investidura de una institución que en Argentina sigue desatando polémicas y ocupa el eje central de una sórdida historia de amor.

Siempre como eco de un país que intenta desperadamente buscar su identidad en medio de una agobiadora crisis, subió a escena otra producción que viene sonando bastante en la cartelera porteña: "Lote 77" escrita y dirigida por Marcel Mininno.

Reconstruida a partir de datos autobiográficos del propio autor; la obra intenta dar cuenta de un tema tan poco tratado con seriedad como es la masculinidad; a partir del recorrido de tres hombres involucrados en las tareas de crianza y selección del ganado bovino en lotes de venta.

Mininno arma una obstinada coreografía en medio de corrales por donde transitan sus personajes intentando ajustarse a las normas establecidas que los van "construyendo" como varones en un medio despiadado.

Desde Rosario y precedida de los buenos comentarios que alcanzó en su anterior presentación en el Festival de Rafaela; "La Temperatura" escrita y dirigida por Gustavo Guirado también aportó su mirada a una historia nacional que intenta reconstruirse a partir del código de la literatura gauchesca.

Una vez más destacaron las actuaciones de Claudia Schujman; Miguel Bosco y Edgardo Molinelli que junto al cuidadoso dispositivo escénico y la perturbadora labor del actor Guillermo Becerra escondido en una especie de antiguo lavarropas,completaron una propuesta de intensa dramaturgia y búsqueda dramática."

Por su parte el público que reconoce al actor Julio Chávez como una de las figuras destacadas de la escena nacional, pudo comprobar sus faceta como autor y director en su puesta "La de Vicente López".

Otro friso de las clases medias argentinas y sus patéticos comportamientos se tensan en una noche de Año Nuevo en la que toda supuesta armonía familiar estalla cuando se caen las máscaras y sobreviene la tragedia.

El cordobés Luciano Delprato de prolífica labor en los últimos años llegó al frente de la Comedia Cordobesa con su versión del clásico chejoviano "El jardín de los cerezos",obra estrenada en el reciente Festival Internacional de Teatro del Mercosur.

Esta experimentación tuvo su punto más logrado a partir de una impactante puesta en escena y el hallazgo de tres músicos ambulantes que le ponen ritmo y enlazan una especie de aggiornamiento entre el mundo chejoviano y la actualidad política argentina.

Compartir: 

Twitter
 

"Alas de criados" de Mauricio Kartun. El dramaturgo porteño fue premiado por su trayectoria.
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.