CIUDAD › ABOGADOS DENUNCIAN EL COLAPSO DEL FUERO LABORAL Y PIDEN SOLUCIONES

Sin justicia para los trabajadores

En Rosario, hay nueve juzgados que atienden conflictos laborales. La proporción de un juzgado cada 129.000 habitantes se agrava si se compara con la capital Federal, donde hay uno cada 34.700 personas. Las dificultades que esto genera en una ciudad de enorme desarrollo productivo, tanto industrial como comercial.

 Por Alicia Simeoni

El inicio de un juicio laboral es el comienzo de un lentísimo recorrido en el que el trabajador, el eslabón más débil de la cadena de las relaciones que se establecen en el mundo del empleo, deberá esperar años para acceder al que se define como su crédito alimentario, ése que necesita para satisfacer sus necesidades elementales y la de su grupo familiar. En los Tribunales provinciales de Rosario y de otras ciudades cercanas, Casilda, Cañada de Gómez, Villa Constitución, la situación del fuero laboral es de colapso desde hace mucho tiempo, según indica la Asociación de Abogados Laboralistas que a través de datos estadísticos y otros que tienen que ver con la práctica diaria muestran que el deterioro empeoró notablemente en los últimos dos años. Los poquísimos juzgados del fuero en relación a la población económicamente activa que deben atender, empeora día a día al compás de la ecuación que marca un notable aumento de los juicios que ingresan a las 9 nominaciones que existen en los tribunales rosarinos. La siguiente comparación habla por sí sola: mientras en la Capital Federal existe 1 juzgado cada 34.700 personas, en la ciudad de Córdoba hay 1 cada 29.000 ciudadanos y en Rosario esa relación es de 1 cada 126.000 usuarios que requieren la atención de sus causas. Diego Boglioli, presidente de la AAL y Marta Felperín, integrante de la misma, exhiben datos oficiales, de la Cámara de Apelaciones en lo Laboral, que dan cuenta que mientras en 11 meses del año 2008 ingresaron, como promedio, 1650 nuevos expedientes en cada juzgado, ese parámetro es de 2.000 a esta altura del 2009, cuando todavía quedan casi dos meses para finalizar el año. Boglioli y Felperín expresan que el colapso del que se habla tiene que ver con el tratamiento político que durante años se dio a la justicia laboral como una "justicia de segunda". Por ello, se reunieron con el secretario de Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe (ver aparte) como parte de un plan de entrevistas en busca de soluciones urgentes para el fuero y que incluyó también un encuentro con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Roberto Falistocco.

Los datos que surgen de la presidencia de la Cámara de Apelaciones del Trabajo de Rosario dan cuenta de que en Capital Federal existe 1 juzgado por cada 34.700 habitantes, en la provincia de Buenos Aires 1 cada 70.000, también 1 cada 29.000 en la ciudad de Córdoba mientras que esa relación es de 1 juzgado cada 126.000 personas en Rosario. Es decir que para la ciudad con más de un millón de habitantes existen los 9 juzgados mencionados, en tanto en la ciudad de Santa Fe, son 5 los asientos judiciales para atender a una localidad donde viven cerca de 400.000 personas.

Una de las consideraciones que se hace desde la Asociación de Abogados Laboralistas de Rosario que preside Diego Boglioli tiene que ver con las características de cada centro urbano. En Rosario, explica, tanto la industria como el comercio tienen un volumen muy importante y hacen que todos los litigios en el ámbito del trabajo se canalicen a través de la justicia laboral provincial. En cambio, en la ciudad de Santa Fe, esta composición de la actividad económica es cualitativa y cuantitativamente menor, pero además un número importante de personas compone el universo de empleados públicos que al momento de iniciar un expediente lo hacen en la Cámara en lo Contencioso Administrativo -que tiene un juzgado en Santa Fe y otro en Rosario y no en algunas de las 5 nominaciones laborales.

Boglioli y Felperín recurrieron a datos estadísticos surgidos de la misma Cámara en lo Laboral: durante el año 2008 ingresaron a cada uno de los 9 juzgados rosarinos un promedio de 1.650 nuevos expedientes, en tanto en lo que va de 2009 y cuando todavía quedan casi dos meses para concluir el año, ese promedio es de casi 2.000 expedientes para cada nominación de primera instancia del fuero específico. Otro dato comparativo: las 950 causas iniciadas desde comienzos de 2007 y hasta el mes de noviembre de ese año se duplicaron holgadamente respecto de las abiertas desde el comienzo de 2009 y hasta los días en curso, siempre con la misma cantidad de juzgados.

La Asociación de Abogados Laboralistas atribuye el incremento en el número de causas a varias vertientes que tienen que ver con el aumento del índice de litigios por despidos, en directa relación con la crisis económica y, aclara que si bien no hubo despidos masivos como en algún momento se supuso que habría, existió un número considerable de cesantías. Por otra parte, todo lo que hace al incumplimiento de la legislación laboral convenios, sueldos, trabajo en negro, accidentes de trabajo , así como el pase de los juicios por accidentes laborales del fuero federal al provincial desde el 2004, conforman el "combo" que hace al aumento de causas.

Otros datos que los laboralistas mencionan son también significativos:

* A septiembre pasado, prácticamente la cantidad de juicios laborales ingresados por la mesa de entradas única casi iguala a los expedientes dirigidos a los juzgados civiles y comerciales, con la notable diferencia de que en Rosario hay 18 juzgados civiles y comerciales y 9 laborales. "Esta realidad duplica el trabajo de los jueces del fuero", dice Boglioli.

* Se están fijando audiencias de conciliación para los meses de junio, julio y agosto de 2010 por falta de posibilidades de hacerlo anteriormente, mientras que de acuerdo a lo que dispone el Código Procesal Laboral, esas audiencias deberían agendarse para un muy breve plazo. Como los juzgados están colapsados por la cantidad de causas, pasan meses hasta que se fija ese encuentro entre las partes que intervienen en el juicio. "Por otra parte los jueces laborales tampoco están presentes en las audiencias, ni siquiera los secretarios. Estamos sólo los profesionales que representamos a las partes. El Código en la materia dice que el juez debe estar presente en la conciliación bajo pena de nulidad, pero con excepción de algunos magistrados que se hacen presentes, una actitud muy meritoria, la mayoría no lo hace con el argumento, en parte atendible, de que no tienen tiempo, ya que si están en todas las audiencias no pueden dictar sentencias o resolver cuestiones del despacho diario" dicen Felperín y Boglioli. "Esto genera, además, que se arreglen menos juicios en audiencias de conciliación, ya que la presencia del juez favorece siempre el arreglo o convenio entre las partes?

¿Cuál es la valoración de la AAL en cuanto al por qué no se solucionó este tema durante tantos años?

Por falta de decisión política y como muestra de cómo tomó el poder político, tradicionalmente, a la justicia laboral, como una justicia de segunda. Esto también es funcional a cualquier proyecto o modelo de relaciones laborales hegemónico, autoritario, que siempre termina mediatizando y pasando a un segundo lugar los derechos de los trabajadores. Esto pasa muy comúnmente, por eso es frecuente escuchar a empleadores que dicen "bueno, haceme juicio total dura años". Recién ahora, después de mucho tiempo de reclamo hemos logrado que las tres salas de la Cámara hayan unificado criterios en la aplicación de tasas activas en el devenir de los juicios. Antes eran tasas pasivas y la depreciación de los valores al final del litigio era muy importante.

Boglioli señala además que de los nueve juzgados del fuero laboral existen dos que no tienen jueces, ya que uno de los magistrados ascendió a camarista y una jueza se jubiló. Por otra parte, en la Cámara de Apelaciones Laboral hay tres vacantes que todavía están en la etapa de concurso.

Compartir: 

Twitter
 

Expedientes acumulados. En lo que va del año, cada juzgado laboral rosarino recibió 2000 expedientes nuevos.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.