CULTURA / ESPECTáCULOS › CIERRE DE TEMPORADA EN EL MONUMENTO NACIONAL A LA BANDERA

La Sinfónica en su mejor noche

En el programa figuran Wagner, Dvorak, Tchaikovsky, José Bragato, Carlos Guastavino, Piazzolla y Arturo Márquez, con un danzón cuya esperanza del director es "que la gente lo baile". "Creo que hay un progreso importante de parte de la orquesta", explicó.

 Por Leandro Arteaga

La mirada del Maestro Nicolas (CORRECTORES, SIN ACENTO) Rauss es atrapante. Posee tranquilidad en sus gestos. Los nombres de Wilhelm Furtwängler o Richard Strauss surgen en un diálogo que captura aún mayor interés ante la mención de Edward Said y sus ensayos sobre el "estilo tardío" en la música de Beethoven y Strauss, bajo la lupa de Theodor Adorno. Pero lo que más entusiasma al director de la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario es el sinfonismo sudamericano, el cual "está en un momento muy interesante".

"Por ejemplo, en Venezuela -señala Rauss a Rosario/12 hay un programa de orquestas sinfónicas juveniles que ha sido tomado como referencia, que se formuló desde la idea de un programa de inserción social antes que musical. Según el director de la Filarmónica de Berlín, si algo pasa en el mundo actual a nivel sinfónico no es en Berlín, Viena, Boston o Nueva York, sino en Venezuela. En Argentina, a diferencia de lo que ocurría hace veinte años, hay cada vez más orquestas juveniles. Ocurre lo mismo en Chile. Diría que se está viviendo un período de nacimiento".

Esta noche, a partir de las 22, la Orquesta Sinfónica de Rosario que dirige Rauss, dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura, realizará el tradicional cierre de temporada en el Monumento Nacional a la Bandera. En el programa figuran Wagner, Dvorak, Tchaikovsky, José Bragato, Carlos Guastavino, Piazzolla y Arturo Márquez, con un danzón cuya esperanza del director es "que la gente lo baile".

"En este programa quisimos volver a la tradición que tuvimos en el Monumento, por eso Tchaikovsky y Wagner, así como me parece importante terminar con música latinoamericana. Con la orquesta estamos trabajando obras de Guastavino -ya hemos grabado parte de un CD con sus obras sinfónicas-, que van bien porque tienen una inspiración folklórica muy fuerte. Para finalizar era difícil elegir música ciudadana ya que, como la porteña -el tango, la milonga- es más bien tristona. Elegí un danzón, obra del mexicano Arturo Márquez, va a ser el broche final. El danzón es muy rítmico, muy caribeño, casi una caricatura diría, y me parece ideal para terminar, también porque me gusta hacer un poquito de provocación. El danzón siempre empieza lento y se va calentando de a poco hasta llegar a un clima, luego baja y de vuelta se acelera hasta el final".

Respecto de la Sinfónica, Rauss explica que su interés como Director fue creciendo "al notar que había un interés dentro del organismo mucho mayor que lo que he conocido en la región". "Por otro lado hay que resaltar la importancia de tener políticos de la cultura que respondan los pedidos y que nos permitan funcionar relativamente bien. La de Rosario es una de las muy pocas orquestas del interior que ha podido hacer 'obras protegidas', por las cuales hay que pagar. Creo también que hay un progreso importante de parte de la orquesta. Lo que me gustó ver este año es que algunos medios de música clásica y sinfónica han comentado a la Sinfónica de Rosario, así como también espectadores de círculos más restringidos se han acercado a escucharnos; estoy muy complacido con esta noticia, quisiera seguir así".

"También debo decir que entre los músicos y yo se ha dado un interés recíproco; ya no estamos más en la época de los directores dictadores, como Toscanini, que le gritaba a la orquesta, ahora hay que tratar de convencer, de seducir, eso ayuda a crear un buen ambiente de trabajo, artístico y profesional", agregó.

Sus palabras recuerdan Ensayo de orquesta, de Fellini.

Esa película es una cosa formidable y rara para un europeo. Yo he visto en orquestas regionales situaciones que no eran muy ajenas, le aseguro, a situaciones tremendas y tragicómicas, a veces no tan lejanas de la realidad que propone la película de Federico Fellini.

Compartir: 

Twitter
 

El director de la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario, Nicolas Rauss.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.