CULTURA / ESPECTáCULOS › VACACIONES. DéCIMA EDICIóN DEL FESTIVAL NACIONAL "8 ESPECTACULOS CON YAPA".

Teatro para chicos no es lo mismo que teatro infantil

Así lo aclaran los grupos locales La Partusa, Cuentos Rodantes y La Hormiga; que hace diez años comenzaron con estos espectáculos con yapa y ahora lo transformaron en un festival nacional con grupos invitados y espacios para la reflexión.

 Por Julio Cejas

Del 3 al 18 de julio se llevará a cabo en la Sala Amma (Urquiza 1539) la 10ª Edición del Festival Nacional "8 Espectáculos con yapa", organizado por los grupos locales La Partusa, Cuentos Rodantes y La Hormiga. En diálogo con Rosario/12, Cecilia Piazza, Yeni Matas, Pablo González y Raúl Bruschini, integrantes de estos grupos; se refirieron a la vigencia de una movida que comenzó como Ciclo y se afianza desde hace algunos años como Festival Nacional. "En el año 2000 nos reunimos 7 elencos rosarinos para trabajar en forma cooperativa, armando un Ciclo de nuestros propios espectáculos en la Sala de la Cooperación, allí descubrimos lo bueno que es juntarse para aunar esfuerzos con una programación variada para el público y asi fuimos creciendo e invitando a elencos cercanos, hasta que en el 2006 con el subsidio del Instituto Nacional del Teatro, lo convertimos en festival nacional, incorporando a elencos del resto del país", explicó Piazza.

Para esta edición se realizó una convocatoria abierta y a partir de los videos y materiales que enviaban los distintos grupos se seleccionaron a los participantes que integran la cartelera del Festival, con el aporte de los elencos ya conocidos por los organizadores.

¿El festival ya tiene un público que lo acompaña?

-Un público egresado, gente que ha estado en las primeras ediciones, gente que conoce la programación y que vuelve a ver a determinados grupos, se genera una tradición sostenida por el festival, un público que se mantiene, que viene y que ve todas las funciones comenta González que a su vez destaca la importancia de "la yapa".

"La yapa es un espacio lúdico, que hace algunos años fue una innovación y sigue siendo un complemento importante para todo niño que va a ver una función y tiene la posibilidad de trabajar sus experiencias con el padre".

Bruschini por su parte sostiene que "8 espectáculos con yapa", se ha instalado y multiplicado, manteniendo una comunión muy particular con el público a partir de sostener la movida siempre en la misma Sala, atraves de la cual defila una comunidad que vuelve con sus hijos,con los nietos, atraves del boca a boca.

Matas que se presenta nuevamente con su obra "Cuentos Rodantes", se refiere a una de las tantas actividades que el Festival se propone para afianzar el tema de la devolución y los intercambios con los creadores y el público. "En esta edición, convocamos a algunos espectadores, y a gente que tambien está produciendo, para que vean todos los espectáculos,con la finalidad de reunirnos el sábado 17 a debatir, intercambiar ideas, y poder de esta forma reflexionar acerca de el teatro para niños,para eso también invitamos a Juan Garff, periodista especializado del diario La Nación que dará una charla abierta a toda la comunida,en la Sala, este lunes 5 a las 18.30.

Otro de los temas candentes y que preocupan a los organizadores desde el momento en que decidieron abordar este camino de búsqueda estética, es la denominación con la que se intenta definir al teatro para niños y que lleva muchas veces a interpretaciones poco claras y de las cuales prefieren alejarse.

"Hace mucho que venimos trabajando para chicos, no hacemos teatro infantil", esto es algo de lo que discutimos dentro de la organización. "Yo trato de separar los espectáculos para chicos del teatro infantil porque pareciera que el teatro infantil estuviera echo por chicos con pelos en las patas, o niñas depiladas y no es así, nosotros somos adultos que hacemos teatro para chicos" sostiene con humor Bruschini.

Los responsables del Festival tienen claros sus objetivos y también se diferencian de la influencia que los modelos de la televisión utilizan en la formación de los gustos de este espectador tan particular.

"Nos diferenciamos del lenguaje que se utiliza en la televisión, pero también sabemos que tenemos que actualizarnos en la comunicación con los chicos, hay que encontrar códigos bastante diferenciados", plantea Piazza.

Para Bruschini la cuestión pasa por una cuestión de tiempo y de rítmica, pero varia según los lugares donde se representan las obras, no es la misma recepción la que tienen los chicos de algunos pueblos donde se permiten escuchar un relato y la que se genera en las grandes ciudades.

Por su parte González prioriza el tema de la intimidad que genera la sala: "Hasta los chicos más alienados por la television, se dejan seducir en el momento en que se apagan las luces, ese momento teatral está intacto, confiamos en esta producción,no somos festival escolar, esta es una propuesta de vacaciones, el chico va con la familia al teatro, no al shopping".

Para Piazza la clave de esta movida pasa por el aporte de los grupos organizadores y la capacidad de trabajo de los elencos que año tras año aportan su impronta al Festival.

"Se trata de grupos que todo el año se dedican a trabajar en espectáculos para chicos atraves de una búsqueda propia, que es reconocible atraves de sus trayectorias y todos coinciden en una forma de trabajo que parte de la comunicación respetuosa que establecen con el público, dando un lugar y teniendo una escucha sobre lo que repercute en los chicos".

Compartir: 

Twitter
 

Grupo Impresentables (Córdoba) con la obra "Amores gauchos". Teatro clown.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.