CULTURA / ESPECTáCULOS › LA CARTELERA LOCAL, HEGEMONIZADA POR TíTULOS COMERCIALES, RELEGA A FILMS

En busca del cine independiente

Salvo contadas excepciones, en la mayoría de las salas de Rosario sólo pueden verse películas taquilleras. A diferencia de otros años, muchos films nacionales y del extranjero que ya se estrenaron en Capital, aquí no se han programado.

 Por Emilio A. Bellon

Desde hace algunas semanas, y esta parece ser la actual y constante tendencia, ninguna de las salas de cine ofrece una variada programación que contemple por igual films de los que se estrenan mediante una estridente promoción y de los que responden a un carácter más ligado al cine independiente; o bien, que pertenecen a una cinematografía no identificada con el actual y taquillero cine estadounidense.

Si recorremos con atención la "Cartelera", podemos comprobar, excepto los films que se exhiben en la sala "Madre Cabrini" y que se pueden ver en las salas de "El Cairo", "Cine Club", "Arteón", cómo los demás responden a un declarado y excluyente sistema de programación, que sólo atiende a un sólo tipo de público, el que se caracteriza por sólo pasar un momento que se "disfrute"; término que hoy está ligado a una dictadura de mercado y que no contempla otras opciones.

Veamos: "Actividad paranormal 2" y "El juego del miedo 7", films que son secuelas de, números y billetes de toda una serie; cómo asimismo la megalómana saga de "Harry Potter" que, por supuesto, amenazan continuar. Mientras, numerosos films que se han estrenado en Buenos Aires y en otras ciudades aquí no se programan. Esta dilatación temporal parece apuntar a que esos títulos, para los rosarinos, pasen al DVD.

En lo que va del año, y en especial en los últimos meses, a diferencia de Capital Federal, aquí no se han programado ninguno de los siguientes títulos: "El refugio" film del francés Francois Ozon, "Hansel y Gretel" film coreano de Yim Pil Sung, recreación para clave adulta del tradicional cuento de los hermanos Grimm; "Un cuento de verano", realización polaca de Andrzej Jakimowski, "La Danse el ballet de la Opera de París" de Frederick Wiseman, "Un día en familia" de Hirokazu Koreeda, la realización argentina de Marco Berger, "Plan B", "Secreto de un matrimonio" de Jorgen Bergmark, "Momentos que duran para siempre" de Jan Troell, el director de "Los emigrantes", "Cosa voglio di pi¨" de Silvio Soldini, "Agora" de Alejandro AmenÓbar, "Villa Amalia" de Benoit Jacquot, con Isabelle Huppert, figura ícono del gran director, recientemente fallecido, Claude Chabrol, "Elegía de abril" de Gustavo Fontan, y la lista continúa.

Sólo resta esperar que las puertas de las salas de los cines Del Siglo reabran sus puertas en breve, ya que este espacio tenía particularmente una programación que ofrecía diferentes propuestas, sea en versión fílmica y en DVD. Diariamente se acercan a este ya identificable ámbito numerosas personas para preguntar, a quienes informan, cuándo se anunciarß el reinicio de sus exhibiciones.

Al volver los ojos sobre la cartelera de estrenos, sentimos, los que tenemos una fuerte pasión por el cine, los que podemos ver que existen diferencias entre ver un cine en sala y ver el mismo en una pantalla televisiva o en la computadora, que hay una fuerte constante, ya naturalizada, sobre los films que se exhiben: la infantilización.

Una gran cantidad de salas, en cada uno de los complejos, exhibe "Harry Potter" y todavía goza de buena salud ese film aurático sobre personajes de pensamientos ultraderechistas que hoy, en la vida real, combaten la democracia de Obama. Son ellos, Stallone, Bruce Willis y Jason Statham todos ellos los que protagonizan "Los indestructibles" nuevo emblema de una nostálgica violencia, de los sistemas fundamentalistas de políticos llamados republicanos, comedias que repiten gags de torpeza y golpes secos, tal como "Mi vecino es un espía" en donde se reflota el nombre de Jackie Chan, toda una tradición familiar. Y en donde la siempre aburrida Jennifer Aniston y Jason Bateman, actores que se dicen tales y que no tienen nada que decir ni hacer, protagonizan "Papá por accidente" ¿Cómo una actriz como Helen Mirren, a quien vimos últimamente en edición DVD en "La última estación" y anteriormente en "La reina" y "Chicas de calendario" aceptó compartir un espacio en "Red"?

Y podríamos seguir con lo que hoy se nos empuja a ver y con los títulos, los megatítulos, de las próximas semanas, ya cercanos a las tradicionales fiestas de Navidad y Fin de Año. Recuerdo, que en una oportunidad, hace ya dos o tres años, una programadora ante mi pregunta sobre la anorexia de la cartelera de verano respondió: "Es que cuando hace calor a la gente no le gusta pensar".

Lo que queda claro, es que en los criterios de selección, de programación y de exhibición predomina una fuerte actitud descalificadota hacia otros públicos, ya que se piensa que a todo el público sólo le gusta cierto tipo de cine pura evasión y sus responsables ya no se preguntan sobre las expectativas de otros sectores, que sí pueden reconocer otro tipo de propuestas, aunque la respuesta no sea tan mayoritaria como se pretende y exige.

La ocasión me lleva a recordar ahora al film del siempre admirado Ettore Scola, "Splendor", quien ya en 1989 marcaba este ocaso, que a muchos, nos sume en una profunda tristeza. Recordemos, y sí tengamos esperanzas en nuevas respuestas, como la que se atreve a soñar un ya envejecido Marcello Mastroianni, junto a Massimo Troisi y Marina Vlady, en la última secuencia de este entrañable film, en el que aquello que se espera podrá ser posible.

Compartir: 

Twitter
 

El refugio, una de las películas estrenadas en Capital que no pudo verse aún en Rosario
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.