CULTURA / ESPECTáCULOS › TEATRO. CON EL ESPíRITU DE LA COMEDIA DEL ARTE, ESTRENA EL GRUPO TABLAS RODANTES

"Arlequín" al alcance del público

La obra se presentará en las escalinatas del Parque España, a las 21.30, bajo la premisa de acercar nuevos espectadores.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Hastiados de una escena teatral que parecía cerrarse sobre sí misma, en 2006 algunos jóvenes actores de la ciudad decidieron salir al encuentro del público con propuestas accesibles y de calidad. Y, a partir de una convocatoria de la Secretaría de Cultura municipal, el grupo concursó con su intención de montar un teatro móvil. "Quizás no era una idea muy original, porque todo el mundo alguna vez quiso tener un teatro móvil, un teatro con el cual poder salir a recorrer las ciudades --analiza hoy Nicolás Jaworski, actor y director del grupo Tablas Rodantes--. Fue como retomar lo que se hacía en Venecia en el 1700, donde las compañías salían con sus carromatos para llevar sus comedias a todos lados. Ese es el origen de la comedia del arte".

Seleccionados en esa misma convocatoria, con el subsidio obtenido se lanzaron a la construcción artesanal del vehículo-escenario-depósito. "Ninguno es experto en construcción de este tipo de cosas, pero empezamos a hacerlo, a convocar gente para que participara del proyecto y hoy ya está funcionando, empezando a rodar", apunta Jaworski, conductor de una compañía que por estos días se completa con los actores César Artero, Ani Cortarello, Daniel Covacevich, María Franchi, Martín Ovando, Mariano Oviedo y Lumila Palavecino (a los que se suma el propio director); los músicos Alejo Castillo y Mauro Orizi, Marcela Ruiz en asistencia general y Ulises Moset en difusión.

Ese es el staff completo de Arlequín, tercer trabajo del grupo que hoy, a las 21.30, se presentará frente a las escalinatas del Parque de España (Sarmiento y el río). El concepto, en tanto, es el mismo que marcó los primeros pasos del grupo: "La idea, siempre, fue hacer teatro para el espectador común. No hacer más teatro para gente de teatro. Entonces buscamos hacer espectáculos que cualquiera pueda entender, que a cualquiera le gusten, le interesen".

En ese sentido, el teatro independiente rosarino atravesó una etapa en la que, quizás motivados por la ausencia de público, los creadores se tornaron algo crípticos. "Es cierto, estaba sucediendo éso --coincide Jarowski--. Estábamos buscando hacer teatro que le gustara a nuestros propios colegas. ¿Por qué? Porque la gente no llegaba al teatro, y eso pasaba porque a lo mejor no entendían los espectáculos, o porque el teatro independiente hacía éso. A nosotros, sin irnos a un lugar comercial (porque tampoco queremos llegar a algo comercial, porque no queremos hacer teatro de revista, que salga en la tele o sea chabacano), nos interesa conservar el espíritu clásico de la comedia del arte y no cerrarnos en que solamente lo entienda el público que está acostumbrado a ver teatro".

"Por éso también vamos a la calle, ahora al Parque España, después iremos a la plaza del barrio, al club --agrega--. Vamos a ponerles el teatro en la puerta de la casa, para que no tenga excusas para no ir. Sabemos que para el teatro es difícil sacar a la gente. Es difícil llevar gente a las salas, salas enormes donde si no se hace teatro comercial no se superan las treinta personas. Entonces buscamos que la gente pueda acceder a esto sin ningún sacrificio. Caerle a la gente y que lo vea".

En esa acción, el grupo colabora en la formación de públicos, en una línea similar a la propuesta de la Asociación argentina de actores, delegación Rosario, que desde principios de mes propone espectáculos a la gorra frente a las mismas escalinatas del Parque España. De hecho, esta tarde a las 19.30 se presentarán Los Nadies con su obra Paisajes humanos, para darle luego paso a la aparición del carruaje y Arlequín. Al respecto, el director reconoce: "La idea es apoyarnos entre todos, que sirva para todos. Tenemos los mismos objetivos, encontrar gente que se interese por ver lo que hacemos".

Desde su formación, Tablas Rodantes buscó que ese encuentro con el público se lograra mediante obras diversas. Así, el debut se dio con La pecera, concentrada en dos adolescentes. "Después tomamos El reñidero, un clásico de Chèjov sobre letra de Sófocles, que si bien es una adaptación de una tragedia griega, era algo muy cercano a nosotros, al complejo de Edipo, cosas que a todos nos pasan. Era una historia muy clara", repasa Jaworski, que en relación al nuevo proyecto detalla: "Arlequín es una comedia de enredos a lo Darío Vittori. En esa obra lo que nos aleja a nuestra realidad serían nada más que los vestuarios y las máscaras, pero la historia es la de un muchachito que consigue un trabajo en el que no le pagan, sale a buscar otro y entonces tiene dos trabajos simultáneos. Como no puede atender a los dos, se la pasa cometiendo enredos, hace locuras que provocan que todos los personajes que están alrededor de él no entiendan nada de lo que está sucediendo. Es una comedia de enredos para toda la familia. Es para ir a divertirse y pasarla bien".

Compartir: 

Twitter
 

El grupo dirigido por Nicolás Jaworski se inspiró en los carromatos que hacían giras ya en el 1700.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.