CULTURA / ESPECTáCULOS › PLASTICA. LXVI SALóN NACIONAL DE ROSARIO

Ecosistema ribereño de obras

Dentro de una amplia diversidad de propuestas, dos innovadores proyectos de arte contemporáneo que utilizan como espacio de taller al río Paraná ganaron los premios adquisición, por lo que pasarán a integrar la colección Castagnino+Macro.

 Por Beatriz Vignoli

Dos innovadoras propuestas de arte contemporáneo que utilizan como espacio de taller al río Paraná, articulando conceptos y acciones a través de procesos complejos que involucran desde obras históricas hasta presencia o colaboración de otros artistas además del autor, ganaron los premios adquisición del LXVI Salón Nacional de Rosario, por lo que pasarán a integrar la colección Castagnino+Macro.

Además, quienes suban a la planta alta del Museo Municipal "Juan B. Castagnino" (Bouvelard Oroño y Pellegrini) para ver las 22 obras que son la concreción de los 22 proyectos elegidos por Sonia Becce, Nicola Costantino y Leandro Comba, se encontrarán con un Salón Nacional que al fin ha dado con la calidad que buscaba, dentro de una amplia diversidad de propuestas que abarcan la instalación, el video, la fotografía y géneros más tradicionales como la pintura, la escultura o el dibujo. Un poco menos estricta que la de 2011 (cuyas propuestas elegidas no llegaban a veinte, por sólo 15 artistas), esta muestra posee como aquella un montaje "curado" que les da espacio alrededor a las obras y permite disfrutarlas sin interferencias ni ruidos. Y son para disfrutarlas: obras de esmerada producción y amplia diversidad.

"Jardín es multiplicidad, convivencia y personalidad", escribía Santiago Villanueva (Azul, Provincia de Buenos Aires, 1990) en una entrada de su blog en 2009. "Jardín de artistas, jardín de obras, jardín de mis obras favoritas", resumía. Artista conceptualista que practica el coleccionismo de obras de arte, la investigación histórica y el mecenazgo como técnica para la concreción de acciones artísticas en el marco de una revisión de los modernismos regionales, Villanueva saltó a la palestra en 2011 cuando con los 12 mil pesos del Premio ArteBA Petrobras compró un óleo de Anselmo Piccoli (Paisaje, del año 1959) y lo donó al Museo de Arte López Claro de la ciudad de Azul, como forma de intervención en el relato curatorial institucional. A los 30 mil recibidos el viernes en concepto de Primer Premio Adquisición Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe y Asociación Empresaria de Rosario, los dedicará a formar el "Museo del fondo del Paraná", comprando obras que llevará al río para luego rescatarlas, sucias de besos y arena como la gitana del poema de Lorca. Algo de esto ya puede verse en tres cuadros de su propiedad.

El 6 de junio de 2010, Pauline Fondevila (Le Havre, Francia, 1972) llevó en barco al dibujante Ariel Costa, al "conferenciante náufrago" Agustín González y a otras 40 personas, sin cámaras ni celulares (pero con mucho papel y tinta y el compromiso de registrarlo todo en dibujos) a aquella experiencia artística a lo Robinson Crusoe en una isla del Paraná que fue "Lejos de todo, lejos de ti; una conferencia en una isla". Artista, curadora independiente y galerista del Oficina 26, además de dar un renovado impulso a la escena y el mercado del arte de Rosario (donde vive hace unos años), Fondevila crea ficciones a través de la plástica, ya que se define a sí misma como una escritora que en vez de escribir, copia y colorea. El viernes, la Municipalidad de Rosario le compró por 20 mil pesos "los dibujos de la isla", que ya había mostrado en el Macro en 2011. Además, escribe.

Junto a estos Primer y Segundo Premio Adquisición oficiales que, como otros años, apuestan a la cresta de la ola de lo novedoso en arte, el Jurado de Premiación (integrado por Marcela Römer, Nancy Rojas, Carlos Siegrist, Máximo Jacoby, Renaldo Donnet, Diego Giuliano, Diego Obligado, Daniel Molina y Pablo Montini) reconoció con el Premio Estímulo Coleccionistas Argentinos a David Maggioni, por su (cabe agregar: bella y concisa) instalación penetrable titulada Chance. Justicia poética: Maggioni, quien desde sus primeras acciones con globos aerostáticos en Rafaela y Rosario en 2009 apelaba al vuelo y a la celebración, recibirá un boleto de avión abierto con destino a Europa o Estados Unidos para ser utilizado en el transcurso de 2013.

El Premio Estímulo de la Fundación Castagnino para Artistas Emergentes, de gran interés porque con sus 8 mil pesos habilita la producción de una obra en el Macro en el año entrante, tocó a Martín Legón por sus Reinserciones en los sistemas de consumo (las razones por las que escribimos son más importantes que lo escrito en si): una reescritura visual de la que hace Marcos López sobre La última cena.

Mariela Scafatti y Karina Peisajovich, una pintora de campo expandido y una artista objetual, ambas en la plenitud de la síntesis de sus lenguajes, recibieron respectivamente el Premio Institucional Fondo Nacional de las Artes (5 mil pesos) y la Primera Mención honorífica del jurado. Con la segunda de tales menciones se distinguió a Amadeo Azar; con la tercera, a Débora Pierpaoli por una potente instalación multimedia de mobiliario, cerámicas y dibujos que desde el pathos expresionista revisa los libros de la infancia, titulada Melancolía; con la cuarta, a Florencia Caterina (una de los tres integrantes del colectivo de gestión cultural de artistas la Herrmana Favorita) por su ambientación en banderas titulada Nombres de Países.

Una novedad de este año, el Premio Rotary Rosario Plaza de la Bandera, fue para a Celina Andrea Duri y Marina Divita por el proyecto Saltaste la pared: 7 mil pesos destinados a desarrollar una propuesta artística de acción social. Y el Jurado recomienda la realización del proyecto Barriletes Cometas de tres artistas de la generación intermedia: las ex Rozartes María Verónica Serra y Marcela Cattaneo, más Sandra Lenzi.

Además de dos creativos videos (uno en toma directa a pantalla partida por Marcelo Galindo que despliega una narrativa de atrapante sensualidad, y una animación digital en viñetas por Mónica Heller que desrealiza hasta lo contraintuitivo unos movimientos cotidianos mínimos), pueden verse pinturas de Víctor Florido, María Guerrieri y Tiziana Pierri; una escultura de Luis Terán, y obras de Adriana Minoliti, Guido Yannitto, Valeria Conte Mac Donell, Sol Santarsiero y Gonzalo Maggi. En resumen, un ecosistema ribereño de obras de arte.

Compartir: 

Twitter
 

La obra de Santiago Villanueva obtuvo el Primer Premio
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.