CULTURA / ESPECTáCULOS › SEBASTIáN VILLAR ROJAS DA VIDA A LOLA Y PATO EN LA OBRA "230001".

Criaturas en el borde de la ciudad

Se trata de una obra cómica pero con un fondo sociológico. Retrata la precariedad laboral, el mundo de la subocupación, el rebusque. En ese espacio se mueven estas dos mujeres, como personajes de un cuento de Hemingway o Carver.

 Por Julio Cejas

Después de su exitoso debut como dramaturgo y director con "Moderna", obra que retorna este año a la cartelera local; Sebastián Villar Rojas abre la temporada de estrenos rosarinos con "230001". Una propuesta que se estrena el próximo sábado a las 20.30 en el Cultural de Abajo (Entre Ríos 599) y en abril continuará todos los viernes a las 21. A partir de una indagación casi sociológica de una generación que conoce de cerca por ser integrante y protagonista, Villar Rojas, recrea el universo de Pato y Lola, dos amigas que luchan en una ciudad que las condena a un borde social demasiado peligroso.

"En esta obra me interesaba explorar lo fronterizo, lo descartable, lo que está en el borde pero que no termina de ser expulsado. Prefiero hablar de lo trucho en lugar de lo kitsch, porque me suena más argentino. Al igual que las palabras mencho, grasa, groncho, ese lugar donde un insulto pasa de la simple vulgaridad y se puede usar escénicamente, dándole una vuelta de tuerca", afirma Villar Rojas en diálogo con Rosario/12.

-En "Moderna" también profundizabas otra extraña relación de amistad femenina entre Aleja y la protagonista de tu ópera prima....

-Aquí hay algo de esa envidia larvada o la admiración que siente una por la otra. Pero está todo mucho más reprimido y expresado de otro modo, hay más equilibrio entre estos personajes: Lola es la niña rica, alejada de sus padres que son muy liberales y reemplazaron el afecto por el dinero. Y Pato, una chica de familia humilde, en quien Lola se refugia. Las dos se encontrarán en una Escuela "Normal" y eso es algo que sólo puede darse en ciudades como Rosario- dice el autor y director, preocupado una vez más por retratar personajes y situaciones del universo rosarino.

Esta historia también tiene un enclave histórico ya que sus personajes según Villar Rojas, son un resabio de otra época que habilitó el espacio para que se produjera esa amistad entre una chica rica y una pobre, en una escuela donde ya no se produciría este encuentro.

Las protagonistas de "230001", Cecilia Patalano y Agostina Prato, trabajaron juntas en "Demasiada Familia", integrándose a este nuevo proyecto del Grupo Pause que fue el responsable de la producción junto a Gina Ghesta y que contó con la asistencia de dirección de Laura Piedrahita, el vestuario y la escenografía de Cuarta Pared Escenografías, el sonido de Alex Perepelycia y la iluminación de Carito Díaz Kelly.

-¿Cómo aparecen estos personajes y esta historia dentro de tu búsqueda dramática?

-Caminando entre los stands de la feria de diseño "CoolTura" del Parque de España, en medio de los feriantes, diseñadores jóvenes que hacen sus primeras armas en el mundo de la moda local y en la que deben pagar sus buenos pesos para estar; imaginé a dos chicas tratando de vender sus prendas. Sus remeritas estampadas pero no como apasionadas diseñadoras, sino como sobrevivientes- dice el director, remarcando la última palabra, como si en ella se encontrara alguna de las claves de esta "comedia bizarra", según su propia definición.

"Si bien es un obra cómica, el fondo es un poco sociológico, traté de retratar lo que provoca la precariedad laboral, el mundo de la subocupación, ese mercado informal de trabajo, el rebusque. En ese espacio concebí a Pato y Lola, como personajes de un cuento de Hemingway o de Raymond Carver: Paradas en la punta de un iceberg"- agrega Villar Rojas que considera a "230001" y "El exterminador de caballos" (otra de las obras que estrenará este año) como dos ensayos sociológicos acerca de la situación de los jóvenes adultos en Rosario.

Al igual que en algunos pasajes de su exitosa "Moderna", este ingenioso dramaturgo vuelve en esta nueva propuesta, sobre la cuestión de la relación entre el arte y la ciencia, mixturando algo de física cuántica y la compleja relación espacio-tiempo que abonan el sofisticado universo de Lola y que abruman a la muy terrenal y práctica Pato.

"En `230001', recupero más lo local, hago referencias directas a lugares y a la situación particular de una ciudad como Rosario, donde se da el roce de lo precario con lo marginal, lo ilegal y lo no legal. Algo que se da ahora, con esta cuestión de el narcotráfico, ligado a la policía y a la política, esto genera una red de violencia: Pato explota a Lola para generar negocios y allí aparece entonces una parte de la comedia negra, atravesado por la ética de la supervivencia, es el lado complejo de la obra﷓ dice Villar Rojas.

A la hora de trabajar con esa estética de lo trucho que sobrevuela a sus personajes, el director rosarino cita nombres como Diego Capusotto y Favio Posca, en los que abreva para resignficar el concepto de lo vulgar y su aprovechamiento en la estrategia teatral.

"Siempre estamos preocupados por no caer en lo vulgar. Pensé en la experiencia del Parakultural y me interesó el desparpajo, lo irreverente en Capuzotto y Favio Posca. Cómo usan el lenguaje, si en la calle se usa mucho ese tipo de vulgaridades, porque no utilizarlo inteligentemente en el teatro", comenta este creador al que le gusta hablar de la hibridación de su generación.

"Estas chicas no son marginales por completo, están olvidadas en la zona gris donde hay varios olvidados, donde el Estado no las puede caratular. No son gente que vive en una villa que está contenida, aquí el Estado no ha podido generar sus etiquetas y el mercado tampoco las puede absorber, es el borde de Erdosain. Yo vivo en ese borde, nuestra generación está atravesada por el collage, el cambalache, la dramaturgia de la obra está integrada por capítulos y no por escenas, no es una obra aristotélica como "Moderna", son como momentos atravesados narrativamentes por ciertos elementos azarosos que aparecen de una obra a otra".

Compartir: 

Twitter
 

Cecilia Patalano y Agostina Prato, le ponen el cuerpo a la puesta de Villar Rojas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.