CULTURA / ESPECTACULOS › MUSICA. ENTREVISTA AL BANDONEONISTA Y COMPOSITOR ROSARINO LUIS CARUANA

"Hay que desaprender un montón de cosas"

Con una extensa formación académica, el músico presentará junto a la Orquesta de Cámara temas de su disco Abandoneado, con el que asegura haberse despojado de algunas herramientas para privilegiar el carácter popular del tango.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Más de dos años han transcurrido desde la edición de Abandoneado, el disco con el que Luis Caruana optó por despojarse de algunas de las herramientas adquiridas en su extensa formación académica. "El camino del disco fue interesante, porque de alguna manera yo venía más ligado a un tango contemporáneo, más intelectual, y este disco es más directo, más relacionado con lo que es el tango, que es una música popular", explica Caruana a Rosario/12, sintetizando así el tránsito recorrido desde aquella publicación. Un recorrido que implicó además un cambio sustancial en la vida del bandoneonista rosarino, que luego de más de una década de residencia en España, desde hace un año se instaló en Buenos Aires, donde prepara el lanzamiento de la Orquesta Escuela de la Universidad Tecnológica Nacional. Esta noche, mientras tanto, el compositor regresará a Rosario para presentarse junto a la Orquesta de Cámara municipal que dirige Fernando Ciraolo.

La función, que dará comienzo a las 21 en el Teatro La Comedia y tendrá entrada gratuita, significará la apertura del IX Encuentro Metropolitano de Tango, y estará conformada por algunas obras de Abandoneado, seleccionadas conjuntamente por Caruana y Ciraolo. "Fernando conocía el disco, entonces me propuso una serie de temas --apunta el compositor--. Después yo le propuse otra y al final llegamos a un acuerdo para seleccionar cuatro temas, que son un poco reflejo del disco, en el sentido de que Abandoneado va por distintos caminos, muestra distintos subgéneros del tango, como puede ser la milonga, el tango más tradicional y otro más contemporáneo. Se intentó reflejar un poco lo que es el disco en general".

- Al momento de diseñar los arreglos para la orquesta, ¿buscó amoldarlos a una sonoridad estrictamente tanguera o intentó potenciar con las cuerdas lo que se insinúa en los propios temas?

- Se respeta la estructura de los temas casi al cien por ciento. Sí se expande la sonoridad, porque la cuerda hace que aparezcan más partes, más densidad y colorido que el cuarteto, porque tiene mucha más carga instrumental y cambios de texturas. Pero la estructura y la rítmica son las mismas. De alguna manera está el cuarteto, porque piano, contrabajo, violín y bandoneón están presentes, lo que pasa es que aparecen las cuerdas de manera protagónica en muchos solos. Porque no se trata tampoco de una orquesta acompañante, sino que las cuerdas tienen un rol protagónico.

Desde la publicación de Abandoneado, en 2011, Caruana le dio a sus proyectos un giro más vinculado al carácter popular del tango. "Es el camino al que me quiero correr, me siento cada vez más cercano a ese tipo de expresión --explica el bandoneonista--. Lo otro lo fui abandonando de a poco, dándome cuenta que era una especie de laboratorio para intelectuales. En gran parte eso se sigue haciendo pero, al haberlo hecho, estoy un poco desencantado con esa línea. Por eso estoy componiendo como una segunda parte que espero poder grabar este año o el próximo".

- Este costado intelectual tiene mucho que ver con su formación. Y si bien de antemano uno podría creer que es más complicado pasar de una composición llana, entre comillas, a otra más intelectual, el camino inverso tampoco debe significar una tarea sencilla...

- Sí, es interesante éso, porque es verdad: uno de alguna manera va siguiendo un poco lo que estudió, el camino que le marcaron los profesores, la gente que admira. Pero en algún momento el estudio profundo del tango te hace pensar que realmente hay que desaprender un montón de cosas. No es necesario utilizar todas las técnicas que uno estudió ni mucho menos. Lo que hay que tratar de buscar es la esencia de los temas. Por éso creo que el tango se ha alejado del público, porque se ha convertido en algo bastante intelectual. Mi idea, aunque signifique sacrificar parte de lo que uno estudió, es buscar dentro del género melodías, armonías, rítmicas, y encontrar algo que decir. Que no es fácil, porque se ha dicho mucho dentro del género. Pero ése es el camino que hay que retomar, para volver a ligar con la gente. Algo que va a suceder cuando entendamos que el tango se trata de una música popular.

Compartir: 

Twitter
 

El bandoneonista Luis Caruana junto a Ciraolo y la Orquesta de Cámara, en pleno ensayo
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared