CULTURA / ESPECTáCULOS › CINE. EL CAIRO PROYECTA LOS OCHO CAPíTULOS DE EL HECHICERO

Viaje de búsqueda y descubrimiento

Ganadora del Concurso Federal de Tv Digital del Incaa, la miniserie dirigida por Héctor "Nene" Molina relata la historia de tres amigos que compran un velero y zarpan por el Paraná sin saber que pronto su destino se modificará.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Influenciado tanto por el espíritu de Stand by me de Stephen King como por algunas vivencias junto a su grupo de amigos, el director Héctor "Nene" Molina le dio forma a El hechicero, proyecto que resultó ganador del Concurso Federal Tv Digital del Incaa, y cuyos ocho capítulos se proyectarán esta noche, desde las 20, en El Cairo (Santa Fe 1120). Mientras aguarda el anuncio de su emisión, la miniserie tendrá así su estreno, completando al menos parcialmente un ciclo que, según admite Molina, nació como "un berretín".

Es que, en esencia, El hechicero encuentra puntos de inspiración en la bitácora que Carlos Coca, guionista de la miniserie, llevaba adelante en las vacaciones compartidas con Molina y otros secuaces. "Era un proyecto que teníamos hace mucho, como una especie de berretín, y tiene mucho que ver con algunas historias personales de un grupo de amigos que estamos vinculados al cine, y que nos hemos ido de vacaciones arriba de un velero --explica Molina--. Uno de ellos es Carlos, que escribía las bitácoras, y siempre digo que son una obra maestra de la narrativa fraudulenta. Tiene una pluma súper atractiva, inspirada, y todos los días hay una crónica de lo que le pasa a seis boludos que van arriba de un barco, pero como si fuera una mezcla de Sandokán y Marco Polo. Como pieza literaria es buenísima, y hasta tengo ganas que eso se edite. A partir de esa bitácora empezó a surgir la idea del guión".

Según el director, en esos textos se reflejan historias personales "con cierto espíritu de irse de los lugares cotidianos". "Hay muchos cruces entre ciertas tribulaciones acerca de la amistad, y esta sensación de viaje permanente. Lo que a uno le gusta es estar en movimiento, no es muy importante llegar a ninguna parte. Es bastante angustiante pensar que se llega a algún lado y se termina la joda. En términos generales es una interrelación existencial, pero contada en clave de aventuras", detalla.

Y agrega: "Siempre aspiramos a dejar alguna reflexión respecto de lo consideramos que vale la pena. Siempre se nos ocurrió que cuando hay que filmar no podemos dejar de pensar que tiene que servir, dejar algo. No pontificando ni levantando el dedo, pero sí buscando dejar algo. Siempre pensamos que tenemos la obligación de tirar algo, que después de un rato la gente se quede con algo. Estoy convencido que con estas cosas uno puede hacer un mínimo aporte para mejorarle la calidad de vida a la gente, por lo menos por un ratito. Si se da, o no, esa sintonía con el que lo vio ya es una especie de misterio. Pero es el anhelo que uno tiene".

La trama de El hechicero parte de la aparición de un velero abandonado en el delta del Paraná, sin rastro alguno de sus ocupantes. Un año más tarde, tres amigos compran el barco en un remate, desconociendo por completo esa historia. Luego de poner a punto y rebautizar la embarcación, zarpan con destino a Punta del Este. Aunque el descubrimiento de una vieja bitácora resulta la clave para develar el destino de la antigua tripulación y para cambiar las vidas de los tres amigos, en una realización que cuenta con las actuaciones, entre otros, de Carlos Resta, David Edery, Ricardo Arias, Juan Nemirovsky, Severo Callacci y Augusto Izquierdo.

Fernando Gondard y Florencia Lattuada en producción, Fernando Zago en fotografía y Guillermo Haddad en dirección de arte fueron parte del equipo de trabajo comandado por Molina, que en relación a la historia analiza: "La miniserie funciona de manera dinámica, es divertida, y creo que clasificarla tiene que ver con éso: es una historia de aventuras, pero sin confrontaciones con villanos ni lugares exóticos, sino a partir de la búsqueda, de la relación entre los amigos. De forma antojadiza y arbitraria, y hasta petulante, podría decirte que El hechicero está muy bien. Ya la ví muchas veces y tiene momentos que me divierten, otros que me emocionan, y supongo que en la gente podría funcionar de la misma manera".

Luego de la emisión en El Cairo, los ocho capítulos de la miniserie deberán aguardar a que se confirme su emisión televisiva. "El proyecto tiene destino de pantalla, aunque es incierto en cuanto a la fecha", apunta Molina, que concluye: "A priori a ninguna de las productoras que hemos ganado los concursos nos han dado precisión respecto de la fecha de emisión. Suponemos que será por los canales de todo el país, y venimos con la expectativa de la sanción de la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, ya que todos aspirábamos tener abiertas unas cuantas ventanas más de emisión en todo el país. Eso viene bastante lento, pero para nosotros sigue siendo auspicioso que se sigan produciendo miniseries con temáticas y productoras de cada región".

Compartir: 

Twitter
 

El director Héctor Molina durante el rodaje de uno de los capítulos de El hechicero
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.