CULTURA / ESPECTACULOS › EL ADIOS PARA REYNALDO "VASCO" URIBE

Un poeta que llegaba al corazón

Reynaldo Uribe, el Vasco, era un poeta de los que ya no quedan. Gestor cultural pero que hubiera odiado ese título tan pretencioso, enemistado con la solemnidad y contento con los placeres de la vida, fue de los que le cantaron al amor y se animaron a los sueños: "Pero el tiempo sabe, / por su cómplice vagabundear / con solitarios, / cuando una presencia llega / cuando llega la ternura / y cuánto horizonte cabe / en la esperanza de un hombre / que encuentra cerca su lugar / cerca el amor / muy cerca". Había nacido en Pergamino (provincia de Buenos Aires) en 1951. Falleció el 12 de enero pasado.

Informa la fuente consultada que está en el cementerio La Piedad de Rosario, que tenía un linfoma, que escribía muy bien y era un gran tipo. Que falleció el domingo a la noche, más bien a última hora de la tarde. Que también murió su alter ego, Ecuménico Peletta. Que dirigió la revista Juglaría, formó parte de la cooperativa de arte Cooperart y coeditó la revista Río Tinto, a fines de los años 80. En las redes sociales se lo recuerda como un "gran poeta y uno de los fundadores de la prestigiosa institución El Club de los que Tienen Sed". Escribió Uribe: "Tuve una infancia sencilla y muy pero muy feliz, una buena familia, excelentes amigos, mujeres inolvidables". Autor de los libros Resistencia, Rito de la ausencia, Quién conspira, De espejos poemas y suicidios, Poemas de amor en blanco y negro, Casa de vidrio, Juegos de la memoria, Los elegidos, Constelación de los días, De los laberintos no se sale por arriba (que polemiza desde el título con aquel verso de Leopoldo Marechal, "de todo laberinto se sale por arriba"), dijo también: "Lo bueno del arte es poder llegar al corazón del hombre".

Compartir: 

Twitter
 

El Vasco era además, un muy amigo de sus amigos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.