CULTURA / ESPECTáCULOS › SORPRESA EN LOS ESTRENOS

Infierno y paraíso

Los estrenos de la semana no ofrecen demasiada sorpresa. De todas maneras, hay una excepción. Pero antes de ella, la previsibilidad. Por un lado, y con reminiscencias góticas que sólo parecen pervivir en los ecos que el nombre provoca: Yo, Frankenstein. Una puesta al día, o algo así, del mito creado por Mary Shelley, cuyo monstruo es ahora una especie de superhéroe, figura clave para la guerra apocalíptica que, merced al odio ancestral entre dos clanes, podría destruir a la humanidad. Adam, la creatura, es interpretado por Aaron Eckhardt (Harvey Dent, en The Dark Knight), junto a un reparto que integran Bill Nighy y Miranda Otto. La dirección es de Stuart Beattie, prolífico guionista de films como la serie Piratas del Caribe, Colateral (Michael Mann) y Australia (Baz Luhrmann). La crítica viene destrozando a Yo, Frankenstein, que parece haber sido un fracaso estrepitoso en su país de origen, y semeja la propuesta ya realizada en Van Helsing, con Hugh Jackman.

La otra propuesta es Ajuste de cuentas (Grudge Match, en la foto). Acá, desde lo inverosímil, al menos algo de gusto inevitable, porque se trata de la película que encuentra, sobre el ring y a los golpes, a Robert De Niro contra Sylvester Stallone! Si bien retirados, los dos boxeadores serán seducidos para una pelea final. Así, Henry "Razor" Sharp (Stallone) y Billy "The Kid" McDonnen (De Niro) sopesan físicos y puños para el gran combate. Lo que cinéfilamente significa: Jake LaMotta vs. Rocky Balboa, los dos púgiles de cine que célebremente interpretaran ambos actores. Completan el reparto Kevin Hart, el gran Alan Arkin y Kim Bassinger! Dirige Peter Segal (El Súper Agente 86, Locos de ira).

Por si fuera poco... Justin Bieber's: Believe, con el astro adolescente como protagonista de la gira de su tercer disco. Presentaciones, detrás de escena, momentos de estudio, sin presencia de los excesos que el querido Bieber actualmente protagoniza. Dirigida por Jon M. Chu, la película es sólo recomendable para quienes gustan del asunto.

La excepción, bienvenida, esperada, pasa por Paraíso: Amor, la primera de la trilogía del realizador austríaco Ulrich Seidl, dedicada al "Amor", la "Fe", y la "Esperanza". La película, una coproducción entre Austria, Francia y Alemania, aborda tres historias sobre tres mujeres, tres vacaciones y tres amores. La primera mujer viaja a Kenya en busca de turismo sexual, la segunda mujer trata de devolver el catolicismo al pueblo austríaco, y la tercera, la más joven, pierde su inocencia en un vasto campamento de pérdida de peso. La crítica ha destacado la mirada sórdida, pero sin golpes bajos, que el realizador propone. Tres premios en la Viennale 2013 (película, director, actriz: Margarete Tiesel), y nominación para Seidl a la Palma de Oro de Cannes.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.