CULTURA / ESPECTáCULOS › LOS NATAS, TRÍO DE METAL PSICODELICO EN EL SÓTANO

De aquellos grupos de culto

Nacida en los `90, la formación le devolvió al rock argentino una elaboración que se aleja de la simplificación que ha sufrido el género en los últimos años. Tocan mañana a las 23.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Aunque la rotulación "power trío de metal psicodélico" define algo de la propuesta de Los Natas, se necesitan algunos cuantos adjetivos más para describir a un grupo que le devolvió al rock argentino una profundidad difícil de asimilar, una elaboración que se aleja sustancialmente de la preocupante simplificación a la que se ha lanzado el género en los últimos años. Nacida a principio de los 90, la agrupación que hoy conforman Sergio Chotsourian (guitarra y voz), Walter Broide (batería y voz) y Gonzalo Villagra (bajo) debutó en 1996 con Delmar y, desde entonces, saltó las fronteras y logró prestigio internacional, mientras que puertas adentro aun sostiene una condición casi de culto, producto de una música poco apta para oídos apresurados. Claro que esa situación podría comenzar a cambiar con el flamante El hombre montaña, material que mañana a las 23 presentarán en El Sótano (Mitre 785), junto a la banda local Los Impedidos.

Porque en su nuevo disco --donde sumaron nuevamente a Billy Anderson, quien ya había actuado como productor de Corsario negro en 2002--, Los Natas sorprendieron con la inclusión de letras en cada una de sus obras, creaciones que además se apartan de la línea compositiva tradicional del grupo, según reconoció Chotsourian a Rosario/12: "Cambió un poquito el sonido, que es un poco más agudo, más filoso. Y las composiciones tienen estructuras más sencillas, que también es algo que fueron pidiendo las voces y la poesía. Creo que es el primer disco que mantiene más o menos una estructura visible, porque en los demás era más difícil ver la estructura".

Esa aparición de líricas en todas las composiciones genera una cierta sensación de novedosa conceptualidad. Sin embargo, de inmediato Chotsourian remarca: "El concepto creo que aparece en todos nuestros discos. En Delmar era la observación del poder de la naturaleza, y es casi todo instrumental. O Toba trance, que son dos discos con un concepto muy fuerte que casi no tiene voces. En este disco en cambio creo que no es tanto lo conceptual sino algo más contestatario. Se hace cargo de una bajada de línea, de un manifiesto, y lo dice. Tal vez los demás discos daban para la sugestión de cada persona, este disco dice un poco más y da menos lugar para volar, te dice las cosas en tu cara y al pecho".

Mientras tanto, este vuelco reposicionó la improvisación que se hacía evidente en anteriores trabajos del grupo, y así lo distinguió el cantante: "La improvisación tiene otro lugar. En este disco tiene más que ver con las dinámicas, la intensidad en que se toca cada tema y cómo los vas ordenando uno atrás de otro. Tal vez este disco no nos da tanto lugar para improvisar, pero sí nos llama a encontrar el espíritu que las canciones tienen que llevar. Ahora, a la hora del show, es diferente, porque vamos combinando muchas cosas. O mismo a los temas del disco nuevo se le van agregando zapadas. La improvisación siempre está porque es el aire que nos deja respirar nuestra música".

-Echando una mirada algo general sobre el rock nacional, la improvisación parece no tener cabida.

-No. Tal vez lo que puedo observar es que las zapadas están estipuladas, en cierto momento del show cuentan cuatro y viene la zapada. El espíritu que nos lleva a nosotros es que todo es medio zapado y movedizo. No hay un momento específico en el que uno u otro hace una improvisación, sino que es el espíritu con el cual se llega al show.

Entretanto, por estas horas el primer videoclip del grupo --"El bolsero"-- ha comenzado a rotar por la MTv, y si a ello se suma el giro hacia canciones más permeables para su transmisión radial, Los Natas quizás estén frente a las puertas de la masificación. Aunque Chotsourian y sus compañeros de escena tienen en claro los procesos a seguir: "Eso depende de la picadora de carne, de la franela y de meterle plata, y en otra parte de lo que pueda cosechar la música. En cuanto a lo que es llegar a la gente a mí me interesa porque uno hace música para compartir, eso es lo más hermoso. Pero de todos los discos que tenemos, éste es el único con el que podríamos decir: `Si no la pegamos con este, no la pegamos nunca más`. Pero tampoco fue mentado así, sino que esto de cantar tanto, y que sean temas tan aguerridos, sale de una necesidad personal de querer quemar situaciones y sacarse pesos de encima. Pero nunca se sabe, vamos a ver qué pasa. Todavía nos falta crecer como personas y como artistas, y eso se logra viendo de qué manera te comunicás con la gente".

Compartir: 

Twitter
 

Los Natas presentarán en el reducto de Mitre al 700, El hombre montaña su último trabajo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.