CULTURA / ESPECTACULOS › EN TUS ZAPATOS, DIRIGIDA POR TOM MCCARTHY, PROMETE MAS DE LO QUE OFRECE

Lo que pudo ser una encantadora fábula

La película protagonizada por Adam Sandler tiene un comienzo de fábula, o de cuento fantástico, pero derrapa en planteos superficiales, sin ahondar en otras búsquedas, que sí estaban presentes en filmes anteriores del director.

 Por Emilio A. Bellon

En tus zapatos

(The Cobbler). EEUU, 2014

Dirección: Tom McCarthy

Guión: Paul Sado y Tom McCarthy

Fotografía: MattHupfel

Música: John Debney

Intérpretes: Adam Sandler, Ellen Barkin, Dustin Hoffman, Method Man, Melonie Diaz, Lynn Cohen, Glen Flesheler.

Duración: 98 minutos.

Salas de estreno: Monumental, Showcase y Village

Calificación: seis (6).

Por lo general, cuando un film se abre con un prólogo como el que nos recibe este film, ambientado en un momento del pasado, una noche fría de invierno, en la que la luz de los faroles se va borroneando mientras cae la nieve, solemos creer que estamos ante un relato fantástico, que nos lleva a evocar a aquellos cuentos de hadas y de aventuras que habitualmente, a la hora de dormir, nos leían nuestros mayores. Ambientada en el lado este de Nueva York, la historia que se va acercando despierta una noche de 1903 y allí, un grupo de vecinos, inmigrantes, que han ido abriendo sus coloridas tiendas a lo largo de las calles, expresan una honda y crucial preocupación.

La presencia acuciante de un hecho, que lleva en sí el mandato de la prepotencia del dinero, va a dar lugar a que uno de los allí presentes, un zapatero, comience a narrar un episodio familiar.

Hasta aquí, los contados primeros minutos del film. De este film que en manos del director Tomas McCarthy podría haber sostenido ese tono de fábula, con aire a lo Dickens, que poco a poco se irá perdiendo ante tantos giros anecdóticos que nos empujan a olvidar este planteo inicial. Y más aún, teniendo en cuenta que fue el realizador de Visita inesperada, aquel film estrenado en el 2007, en el que el actor Richard Jenkins interpreta a un viudo, licenciado en Economía, quien un día, al abrir las puertas de su departamento de Nueva York encuentra que el mismo, por un error de administración, está habitado por una joven de Senegal, diseñadora de fantasías y su compañero, un músico sirio palestino. Desde la condición de ambos de inmigrantes ilegales, y tras la tragedia del 11 S, los hechos irán despertando en él sentimientos altamente contradictorios, a partir de reacciones paranoicas.

Ya algunos años antes, en el 2003, conocimos sólo por canal de cable, The Station Agent, film en el que el actor Peter Dinklage, compone a un hombre de mediana edad que agobiado por las burlas de su entorno, debido a su enanismo, decide mudarse a una solitaria estación de trenes, espacio al que llegarán tan solitarios vecinos como él. Admirable film que recomedamos, con un cartel que incluye los nombres de Patricia Clarkson, Bobby Cannavale, Michelle Williams.

Pero lejos de la propuesta de estos dos films, que llevarían a escribir páginas y páginas movido por el entusiasmo; su nueva obra En tus zapatos, si bien nos lleva a recorrer las calles del barrio, en la que una cotidianeidad se despliega por sus veredas y sus tiendas, el guión no renuncia a partir de los primeros cuarenta minutos, a los clichés, los lugares hartamente transitados, del cine industrial de fórmula. Y para ello, mediante saltos de violencia y persecuciones, decide sacrificar lo que nos prometía aquella máquina de coser suelas, que formaba parte de esa entrañable historia familiar.

La fábula que se podría llegar a contar, a la manera de El secreto de vivir y Caballero sin espada, ambas de Frank Capra, en los años del New Deal, y más aún teniendo en cuenta que fue el mismo actor Adam Sandler el protagonista de la remake del primero, de Steve Brill, estrenada en el 2004 con el título La herencia del Sr. Deeds, no llega a ser tal, a pesar de sus pretendidos elementos fantásticos y de los supuestos cambios de identidad; ya que todo circula por los carriles de lo previsible, una vez que el personaje, arreglo de por medio con esa máquina de coser de los zapatos de quienes golpean a la puerta de sus negocio, calzándose los mismos, adopta de manera súbita, repetida, harto agobiante, sucesivos pasajes de un rostro al otro.

Ni talismanes ni proceso de transformación. Y lo que pudo haber sido un relato con expectativas, lo que sólo asoma cuando sale a la escena el personaje asumido por un veterano Dustin Hoffman, tras nuestra entrada en la barbería de al lado, donde nos espera Steve Buscemi, y algunos contados --y bre ví si mos-- chisporroteos de humor y de ternura, En tus zapatos pasa a ser finalmente una historia ya muy contada..., pero no a la manera de aquellas, sino en función de una urgencia por cerrar con un The End.

Compartir: 

Twitter
 

Adam Sandler interpreta a un hombre que tiene la capacidad de vivir las vidas ajenas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.