CULTURA / ESPECTáCULOS › DOS ESPECIALISTAS HABLAN SOBRE UN EJE VITAL: CóMO PRESERVAR EL CINE

Pantallas, derechos y películas

Películas que no se pueden ver, las que ya no están, la televisión plural, los derechos de exhibición. Algunos de los temas destacados de los que Rosario/12 habló con Vanessa Ragone, Directora de Incaa TV y Alejandra Trelles, de Cinemateca Uruguaya.

 Por Leandro Arteaga

La reciente edición del Festival Latinoamericano de Video y Artes Audiovisuales fue oportunidad de diálogo con dos mujeres de cine y televisión. Convocadas para conformar el Jurado de Premiación, Vanessa Ragone y Alejandra Trelles estuvieron, hablaron, vieron mucho material y decidieron galardones.

Ragone es oriunda de la localidad santafesina de Santo Tomé, productora de films como Los muertos (Lisandro Alonso) y El secreto de sus ojos (Juan José Campanella), actual directora de la señal Incaa TV. Trelles es montevideana, docente, y trabaja en Cinemateca Uruguaya, donde programa y organiza festivales internacionales.

Compartir el diálogo con ellas asume una preocupación compartida: la urgencia por preservar el cine. Si bien Uruguay tiene puntos a favor --en Argentina no existe Cinemateca alguna-- hay ejemplos locales que demuestran aciertos y preocupaciones coincidentes. Incaa TV es parte, en este sentido, de un proyecto que recién comienza.

"El canal ya tiene cinco años pero es un canal joven, muy nuevo, pero ya nadie se imagina su grilla sin él; se ha convertido en un canal de referencia porque pasa programación que no emite ningún otro canal de Argentina. Para mí es un desafío estupendo, al pensar en la formación de espectadores, en nuestra enorme cantidad de alumnos de escuelas de cine. Yo terminé yéndome a estudiar a Buenos Aires, pero ahora cada región tiene sus polos educativos audiovisuales y el canal también funciona, en ese sentido, como proveedor de contenidos", explica Ragone.

- ¿Qué ocurre con la difusión del cine argentino, cuál es el papel que detenta en el tema la señal Volver?

- Vanessa Ragone: Incaa TV es una parte de la cadena del fomento cinematográfico, y en esa cadena está todavía pendiente la creación de la Cinemateca Argentina, una deuda que espero se salde pronto. Debido a ello, nuestros clásicos están en una situación de cierto peligro. Desde Incaa TV y otras áreas, vamos haciendo un trabajo de recuperación, que se inició en 2012 con 400 títulos que Turner (que era I-Sat, en ese momento) restituyó, en donde había películas históricas como La guerra gaucha. Entre esos 400 títulos, algunos tenían sus materiales, pero de otros sólo había el derecho de exhibición, por lo que había que empezar a buscar dónde estaban los negativos o positivos o las copias. Ha sido un trabajo antropológico, y el presupuesto es limitado. En cuanto a Volver, el canal tiene unos derechos exclusivos raros, que serían para discutir: son a perpetuidad. Estamos conversando un poco, para ver si podemos recuperar algunos de esos materiales y compartir las pantallas, porque sus derechos no se tocarían directamente con los de Incaa TV. Lo cierto es que los derechos de las películas son de los productores y distribuidores, y ellos hacen con su patrimonio lo que quieran. En determinado momento, el único que les ofertó un dinero fue Volver, pero Volver no hace ningún tipo de restitución ni de cuidado de ese material.

- Alejandra Trelles: Lo que comenta Vanessa es muy interesante porque ellos están tratando de hacer todo lo que no se hizo y es un trabajo de película por película, es de investigación, negociación, es titánico. Nosotros empezamos por un grupo de cinéfilos que quería volver a ver las películas que le habían gustado, y así fue cómo se fundó Cinemateca, en 1952. En los años '70 se comenzó a construir un archivo, en un terreno que queda en las afueras de Montevideo; con la exhibición de esas copias en salas, se juntó el dinero para construir las bóvedas del archivo. Obviamente que la Cinemateca creció de un modo impresionante, era el único lugar donde la gente se podía reunir durante la dictadura. Manuel Martínez Carril, su director, era muy hábil para sortear la censura, creo que a los milicos los cansaba y confundía. ¡En Cinemateca se exhibía cine soviético durante los '70!.

- ¿Cuál es la situación actual?

- A.T.: En este momento, Cinemateca sigue siendo un archivo privado, que intenta mantenerse mediante las membresías de los socios, que son cada vez menos. Conservamos cuatro salas de las tantas que hubo. La sala mayor es para 800 espectadores. Te imaginarás que es muy difícil estrenar cine latinoamericano y ver esa sala llena. Mi generación se formó en la Cinemateca y no conocí a nadie en la Facultad que no fuera socio, pero eso ahora se perdió, ahora las nuevas generaciones se criaron con el cable, el dvd, la piratería, tengo amigos que me piden el programa para bajarse las películas. Es muy difícil mantener los 20 mil socios de los años '80, '90; ahora quedarán cuatro mil. Por eso estamos tratando con el Parlamento la posibilidad que la Cinemateca tenga subvención para la parte de archivo. ¡Tenemos las primeras imágenes que se han filmado en Uruguay, porque algún loco decidió guardarlas!

- ¿Cómo se contacta Martin Scorsese?

- A.T.: Cuando asume Tabaré Vázquez y cambia el Parlamento, fuimos a hablar y explicar nuestra función, y toda la prensa prestó atención a los reclamos. Martín Sastre, el realizador de Miss Tacuarembó, nos ayudó con un video donde explicaba lo que le debe a la Cinemateca. Ese video lo fue pasando a otra gente de la cultura. Yo hablé con Celina Murga y ella habló con Scorsese, que es su productor. Le escribimos y a los tres días teníamos su video dando apoyo a la Cinemateca Uruguaya. ¡Y se vienen muchos más!

- Pareciera que uno apela al lugar común, pero no se trata de otra cosa más que de la preservación de la memoria.

- A.T.: No conservar la memoria es un crimen. Creo que le corresponde al Estado mantener su patrimonio.

- V.R.: Además, la recuperación y restauración es un proceso carísimo. Restaurar negativos, limpiarlos, pasarlos a digital, implican cientos de miles de pesos.

- A.T.: Y en Uruguay ni siquiera tenemos tecnología para hacerlo, cuando tenemos una restauración por lo general lo hacemos con México, algunas cosas en nitrato se han hecho con Italia, por cada copia a restaurar hay que trabajar con cinematecas de otros lugares.

Desde su tarea como productora, Ragone tuvo una última participación en la película Eva no duerme, de Pablo Agüero, sobre el destino del cadáver de Eva Perón. "Va a despertar su polémica", asegura ante el estreno inminente. Pero lo suyo ahora es la televisión pública. Y dice que "con la Ley de medios, con canales como Encuentro, con el cambio de la Televisión Pública, se ha entrado en un proceso fabuloso, veloz, que se ha extendido al país. Encontrarse con el director de la televisión publica de Mendoza, por ejemplo, es algo extraordinario, más aún cuando alguna vez la Televisión Pública era el Canal 7 de Sofovich. A propósito de la conservación de materiales, allí se perdió, regaló y tiró a la basura cantidad de material, algo espantoso. Ahora hay una variedad de voces disponibles que es emocionante. Son logros potentes, conseguidos, es muy difícil dar pasos atrás cuando esas cosas se asientan".

Su paso por la producción se demuestra vital. "Mi idea es generar una comunidad cinematográfica --apunta--. Hago mi tarea tratando de recordarnos que somos un colectivo de gente que trabaja, que requiere de apoyo de todo tipo y que tiene una pantalla disponible".

Polifonía de voces de cine, pantallas múltiples, y Cinematecas que preserven para el porvenir. Es tarea compleja, difícil; así como asunto democrático y urgente.

Compartir: 

Twitter
 

Vanessa Ragone, asegura que Incaa TV "se ha convertido en un canal de referencia".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.