CARTELERA › LA ACTIVIDAD FRENTE A TRIBUNALES DESPUES DEL INICIO DEL JUICIO

Una tarde de reencuentros

En un escenario montado en el cantero central de boulevard Oroño se realizó el acto central de los organismos de derechos humanos. Hubo discursos, y una bicicleteada que unió distintos puntos de la ciudad donde desaparecieron militantes.

 Por José Maggi

Después del mediodía, el centro de atención de la primera jornada del juicio "Díaz Bessone", se trasladó a la calle, frente al tribunal. En contraste con la mañana cuando los militantes centraban su atención en los rostros de los seis represores, sus actitudes y gestos, la tarde fue de reencuentro. Un bicicleteada que unió distintos puntos de la ciudad donde desaparecieron militantes y un acto en el corazón mismo del boulevard Oroño, marcó la tarde, que cerró con el humo de las hamburguesas cocinadas con el murmullo de fondo que traía el aparato de televisión fruto de la lectura de la requisitoria de elevación a juicio que hasta las 20, hacían sumado 63 casos.

Para el militante Héctor "Chinche" Medina "la actitud de los represores juzgados es realmente de cobardes, es nefasta, ya que salvo Díaz Bessone que levantó su rostro como diciendo 'acá estoy yo el general sáquenme la foto' los demás ocultaban sus rostros. Esto es coherente con lo que hacían en la dictadura cuando se ponían la capucha para reprimir. Hoy no se la pudieron poner, pero se tapaban la cara con la mano, se agachaban para evitar los flashes, tratando de que la sociedad no viera sus rostros que son verdaderamente la cara de la muerte y de la tortura".

El "Chinche" se refería a la actitud de Ramón Rito Vergara, y de "Archie" Scortecchini, quienes trataban de ocultarse. "Vergara estaba prácticamente doblado en dos, metido dentro de su abrigo, igual que Archie que se tapaba la cara con sus manos". Sin embargo el Cady Chomicky también tuvo a la actitud de ocultarse. Para Medina no hay dudas acerca de la calificación hacia los actos que cometió, más allá de la polémica que pueda instalarse al ser un detenido que terminó en el otro bando. "Para Familiares, Chomicky es un colaborador de la represión y un miembro de los servicios, porque una cosa es aquel compañero que se quebró y cantó en la tortura. Para nuestra organización es un asesino más y se merece la misma pena que el resto".

En tanto para Juane Basso de Hijos, la jornada fue "muy intensa" ya que comenzó con una radio abierta, y que se continuó con una bicicleteada denominada Caravana por la Memoria, donde se identificaron siete lugares ubicados en el centro de Rosario, desde donde secuestraron a víctimas de la represión, y cuyas desapariciones están siendo juzgadas en esta causa. La bicicleteada partió a las 14.30 desde el edificio de Oroño al 900 para unir varios puntos: como España y Salta, Presidente Roca y 3 de Febrero, Moreno al 1000 y al 1100. "La idea fue señalar las casas donde quizás hoy viva gente que no sabe que desaparecieron personas, o tal vez en el edificio de al lado", agregó.

A las 17 tuvo lugar el acto central, en un escenario montado en el cantero central de boulevard Oroño desde donde hicieron sentir su voz Herminia Severini, Juan Pablo Bustamante, Marina Destéfani (la hija de Silvia Suppo), Luis Cuello, Laura Ferrer, Esteban Mariño, Alfredo Vivono, entre otros. Basso rescata "la actitud aquellos compañeros que fueron los protagonistas hace tantos años, y hoy tienen la valentía de estar frente a sus verdugos, y verlos a los ojos para decirles todo lo que pasaron para que tengan una condena".

Compartir: 

Twitter
 

Una pancarta con un mensaje elocuente en el ingreso al Palacio de Tribunales.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.