CORREO

Culpables

Bernardino Rivadavia, un mulato de ocupación tendero y de modales afrancesados, primer "presidente" de los argentinos fue el que inició esa sutil y perversa manera de robar para él y su entorno los dineros del pueblo, endeudando al mismo con préstamos pedidos a la banca extranjera que tuvieron que pagar varias generaciones de argentinos.

En la época en que Isabel M. de Perón fue desalojada del poder por los militares, el 24 de Marzo de 1976, la deuda externa histórica apenas ascendía a unos 3.000 millones de dólares. Para cuando los nombrados dejaron el poder allá por 1982 la misma había trepado a 42.000 millones, muchas remesas iban a parar a cuentas privadas de esos jerarcas militares y sus secuaces. Conviene aclarar que por aquel entonces ya andaba haciendo de las suyas Domingo Felipe Cavallo, quien no tuvo mejor idea que estatizar, es decir, hacer pública la deuda de los privados.

Alfonsín llevó la misma a unos 60.000 millones, y fracasó en su intento de hacer un club de deudores con otros países de la región porque éstos acusaban a los gobiernos argentinos de haberse robado todo. Menem fue el más canalla pues reconoció esa fraudulenta deuda y entregó todo el patrimonio nacional al extranjero. Y De la RúA puso punto final al estrago con el corralito, el blindaje y el megacanje. Pero el cinismo de toda esta canalla llega a tal punto que los que llevaron a Argentina a esta situación hoy quieren erigirse en salvadores de la Patria.

Ricardo Carreño

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.