CORREO

Bicentenario

Al cumplirse los primeros doscientos años de la Revolución de Mayo, el Colegio de Abogados de Santa Fe -Primera Circunscripción Judicial considera indispensable recrear el ideario de libertad, igualdad y solidaridad que inspiró a los artífices de aquella gesta, adecuado a los tiempos actuales.

Habiéndose consolidado el funcionamiento del sistema democrático a lo largo de más de veintiséis años, es menester reconocer que lejos estamos de exhibir una Nación unida, con una población satisfecha en sus necesidades esenciales, creciendo espiritual y moralmente. Un análisis exhaustivo nos muestra en el bicentenario con innumerables asignaturas pendientes.

Todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad y es inconducente puntualizar quién más y quién menos. Sí, en cambio, debemos rescatar que esa vigencia del sistema democrático nos permite expresar lo que decimos con absoluta libertad y movilizar nuestras energías para posibilitar el cambio que queremos y necesitamos.

También en 1810 nacía en Tucumán Juan Bautista Alberdi, y la coincidencia nos debe hacer reflexionar sobre la exigencia imperiosa de sujetarnos a los mandatos de la Constitución para salir de las graves dificultades del presente. Como muchas veces se ha dicho, los males de la democracia tienen remedio dentro del mismo sistema, se curan con más democracia, con auténtica democracia participativa.

Somos en la letra de la Constitución un Estado Republicano, Representativo y Federal, pero la realidad no marcha en consonancia. La República, si bien no tolera una división beligerante de poderes, propicia una nítida separación de roles y funciones, en el que ninguno sea sometido por otro. La salud del Estado requiere que cada poder mantenga la independencia inherente a la jerarquía de sus funciones. La representación, con sustento en la imposibilidad de ejercer la democracia directa, obliga a los elegidos a cumplir fielmente el mandato recibido, defendiendo con firmeza los derechos e intereses de quienes los designaron.

El Federalismo, por su parte, no consiente una gestión extremadamente centralizada, que obliga a posturas provinciales mendicantes. La sumisión parece ser una regla impuesta, no la adhesión que debe caracterizar a Estados Federados.

Como vemos, el rescate de un Estado verdaderamente Representativo, Republicano y Federal constituye hoy un verdadero desafío. Esa misión no es exclusiva de la dirigencia política. Todos tenemos el deber de luchar por el mejoramiento de las instituciones, máxime quienes nos encontramos tan íntimamente ligados a la ley y a la Constitución.

Colegio de Abogados de Santa Fe

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.