CORREO

Correo

Radicales

"Populismo" designa a la corriente ideológica que sostiene la reivindicación del rol del Estado como defensor de los intereses de la generalidad de una población, a través del estatismo, el intervencionismo y la seguridad social con el fin de lograr la justicia social y el Estado de bienestar. Lo digo, soy radical, no por una ficha de afiliación sino por una cuestión de principios, me formé en su filosofía nacional y popular, la causa contra el régimen conservador, la causa de los desposeídos y he tratado de ser coherente con ello.

Eso me hace populista, como lo fueron todos los prohombres de la UCR, no la conducción actual por supuesto. Los sectores que hoy acusan de populismo al Gobierno Nacional, son los mismos que condicionaron y minaron el accionar de los gobiernos de Yrigoyen, Illia y Alfonsín, con la misma imputación descalificante.

Me siento orgulloso de serlo, ya que en el mismo sentido del concepto, que nos quieren hacer aparecer como una maldición por ciertos medios e intelectuales al servicio de lo antinacional, reivindico el rol del Estado para el logro de la justicia social, en la lucha contra el hambre y la supeditación de las corporaciones a la política.

Cómo no van a ser populistas todos aquellos que se niegan a volver a las políticas neoliberales de los noventa y que Macri representa acabadamente. Es una desgracia que los dirigentes partidarios, que sólo tienen como objetivo su propia salvación, y cambian los principios por la estrategia electoral utilitarista, no sean populistas. Es una mentira flagrante y malintencionada, inventada por los escribas y pseudos intelectuales a sueldo del imperio, que el populismo sea antagónico con lo republicano, nada más alejado de ello y el ejemplo más claro han sido los gobiernos radicales que como pocos han hecho honor del respeto de la institucionalidad republicana, lo cual no los salvó de la tendenciosa acusación. Hasta el Papa Francisco está siendo acusado por los sectores conservadores de populista.

En su odio visceral, a toda conquista que mejore la calidad de vida de los que menos tienen, no es casual ni inocente el intento perverso de rebajar toda política en dicha dirección, bajo el mote de populistas, lo cual es amplificado por los poderosos medios de prensa adictos o cuanto menos pagados por los que vienen a "cambiar" la Argentina. Que les quede claro, soy radical y populista, por ello y por el legado de Alfonsín a Macri no lo voto.

Ricardo Luis Mascheroni

Docente

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.