CORREO

Plaza

En estos días hemos observado que la plaza pública más importante de Rosario ha sido ocupada por un grupo bastante numeroso de hombres, mujeres y niños que expresan una carencia total, olvidados totalmente por quienes son responsables de los gobiernos de la nación, provincia y/o municipio. De cualquier manera, algunos ciudadanos aterrados y molestos por la ocupación del espacio público expresan por distintos medios calificativos que van desde "vagos, negros, sucios" y hasta "semidelincuentes", desconociéndoles todo derecho a reclamar derecho alguno en dicha forma. Ahora bien, he escuchado que se arruinan la plantas, que se estropea la plaza y no se cuántas consideraciones sin pensar en la calidad humana de los necesitados. Un interlocutor de los mismos, supo decir que tanto las plantas y en general los elementos de la plaza destrozados pueden restablecerse, pero el hambre y el deterioro que sufren sus niños y sus secuelas, no pueden ser reparados jamás, quedando estos inhabilitados para el resto de sus vidas. No es cuestión de vagancia, de desidia, de querer vivir de arriba lo que pasa por las cabezas de estos "cabecitas negros" o ciudadanos excluidos socialmente por el sistema, sino que es la incomprensión que los atraviesa por el saber que el Estado, principal responsable con sus políticas económicas genocidas, no se hace cargo de esta situación, y sigue acumulando dineros, superávits y fortunas para satisfacer ámbitos de corrupción y costosas propagandas de candidatos que les reasegure la continuidad del sistema. ¿O acaso no es así?

Amílcar Monti


Sepelio

Con más de 50 años activo en el movimiento vecinal popular de Rosario, a nivel provincial y nacional, sin reclamar problemas personales, hoy me dirijo públicamente al gobernador Jorge Obeid para exponer un problema personal, que además afecta a muchos adherentes al IAPOS y al Suplemento Complementario. El 6 de febrero del corriente año, lamentablemente falleció mi esposa. El 20 de febrero elevé al IAPOS Rosario el formulario correspondiente solicitando el reintegro del subsidio de sepelio. Este problema que afecta a gran cantidad de adherentes al IAPOS no lesiona la economía provincial ya que se trata de sólo una parte mínima de dinero que hemos aportado desde hace muchos años. Apelo a su reconocida sensibilidad para resolver a la brevedad posible el justo reclamo elevado.

Manuel Silvestre Díaz

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.