CIUDAD › LA REACCION DE LOS VECINOS EN EL ACAMPE

"Es una cuestión de dignidad"

 Por Claudio Socolsky

Los vecinos que continúan realizando el acampe en la plaza San Martín tuvieron ayer que digerir varias noticias relacionadas con la protesta. En primer lugar, no se desalentaron ante la medida adoptada por el juez Civil y Comercial, Carlos Cadierno, que solicitó a los gobiernos provinciales y municipales que le den un corte al reclamo. Al contrario, los referentes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) estiman que la solicitud del magistrado puede ayudar a destrabar el conflicto en el menor tiempo posible. Por otra parte, las declaraciones del padre Joaquín Nuñez (ver aparte) causaron bastante indignación. Por la tarde, los manifestantes tuvieron una nueva reunión en el Arzobispado, pero se retiraron sin que surgieran mayores. Al término de la reunión, Eduardo Delmonte, dirigente de la CCC, indicó a Rosario/12: "Si nos sentáramos con los funcionarios provinciales, en dos horas le encontraríamos la vuelta. Pero ellos están muy tranquilos y siguiendo el tema por la televisión, porque por la plaza no se los ve. De todas maneras, no queremos que ellos pasen vergüenza, ni que se sientan derrotados; simplemente pedimos una respuesta para resolver el problema y poder irnos tranquilos a nuestras casas".

Un día después de recibir muestras de apoyo de la Multisectorial Rosario, los vecinos de barrios humildes de la ciudad desafiaron ayer las inclemencias del tiempo, resguardándose del frío dentro de las carpas improvisadas en la plaza. Con varios fuegos encendidos, los grupos formados por los manifestantes pasaban el tiempo alrededor de las ollas populares, esperando por el guiso humeante y las tortas fritas.

En los intervalos, los manifestantes comentaban entre ellos las declaraciones del padre Nuñez, a quien recordaban en otros tiempos, cuando juntos daban la misa en los cortes en la autopista a Buenos Aires. Otros tiempos, tan duros y complicados como los que viven en la actualidad; sin tener respuestas a sus reclamos, y con la amenaza latente del desalojo; después de 15 días de acampe frente a la sede local de la Gobernación.

Mientras tanto, cinco referentes de la organización mantenían un encuentro con el vicario Cardaleri en las oficinas del Arzobispado, esperando escuchar alguna propuesta. Cuando salieron, Delmonte dijo que "hemos avanzado un poquito, pero no resolvimos nada. Por lo tanto la medida sigue y es lamentable que no haya una decisión política de terminar con este conflicto. Por el contrario, aparecen mentiras de todo tipo, como las vergonzosas declaraciones del padre Joaquín, planteando que acá se está forzando a la gente, y más de la mitad de los compañeros no tienen planes. Ojalá todos tuviéramos planes para cobrar, aunque sea, los miserables 150 pesos".

En relación al rumbo de las negociaciones con los funcionarios provinciales, Delmonte expresó que "todo sigue trabado. La verdad es que no entiendo por qué llevaron este conflicto a 15 días. Me parece que subestimaron la magnitud de la crisis que está pasando la gente, y la capacidad que tienen para responder y buscar una salida".

La idea de los manifestantes es aguantar. "No nos vamos a ir sin la satisfacción mínima, porque esto ya se ha planteado como un problema de dignidad. Nos turnaremos, mantendremos a las mamás con chicos, para resguardarlas de este frío terrible que está haciendo, en sus casas. Nos vamos a quedar los más jóvenes hasta que los funcionarios se pongan las pilas. Además, vamos a trabajar en la decisión de instalarnos con los ranchos para poderlo concretar en estos días", precisó el dirigente.

Ante la resolución tomada por el juez Cadierno, Delmonte dijo: "Nosotros vimos una copia de la orden judicial, y por lo que se lee, el juez intima al gobierno provincial y al municipal a que resuelvan el problema en un plazo de cinco días. Me parece que eso complica más al gobierno, porque si ellos pensaban dilatar el conflicto y ganarnos por cansancio, ahora tienen un tiempo. Nosotros, dentro de ese plazo estamos tranquilos, mientras que ellos, cada día que pase, deberán afrontar el debate".

Rosario/12 le preguntó al referente de la CCC, qué le diría a la vecina que radicó la denuncia ante el juez Cadierno. "Ella está buscando resolver el problema, y entendemos que se sienta afectada de algún modo. No sabemos con qué fundamentos lo hizo, pero la invitamos a charlar y a tomar unos mates con nosotros que la vamos a recibir", respondió Delmonte, mientras se dirigía hacia la plaza para comentar las novedades con sus compañeros.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.