SOCIEDAD › SALARIO

La cartera de la dama y el bolsillo del caballero

Todos coinciden en señalar que este será el año de las disputas gremiales. Tras la recuperación de ciertos niveles de empleo, de crecimiento económico y de acumulación; la crisis del campo aceleró el escenario de todas las pujas. Y, sobre todo, precipitó un proceso inflacionario que ya venía asomando. ¿De qué servirá la convocatoria al Consejo del Salario que lanzó el gobierno para hoy?. ¿Cuáles serán las repercusiones en Rosario y la región?. Dirigentes de la CGT y de CTA responden.

 Por Leo Ricciardino

Un país en crecimiento, con acumulación de riquezas pero sin un diseño redistributivo previo; terminó disparando -entre otros muchos elementos- el largo conflicto con el campo. Argentina no es el mismo país de antes de esta crisis, entre otras cosas porque además la misma ha profundizado enormente un proceso inflacionario que se venía insinuando desde fines del año pasado. Esto aceleró el impacto sobre los salarios pero, sobre todo, dio un golpe durísimo a esa enorme masa de asalariados fuera de convenio, precarizados y con débiles contratos. En síntesis, gran parte de la creación de empleo que pudo conseguirse en los últimos años, y que hoy sufre como pocas capas sociales este impacto económico. Este año estará signado a partir de ahora por estas pujas. ¿Cómo encuentra al movimiento obrero para enfrentar esta situación?, ¿qué consecuencias tendrán las negociaciones de los empleados públicos en las provincias, los municipios y la Nación?. Y también, ¿hasta dónde puede alcanzar esta convocatoria al Consejo del Salario, lanzada por la presidenta para mañana?. Rosario/12 relevó la impresión de sindicalistas de la ciudad y la región enrolados en la CGT y el CTA para conocer sus opiniones respecto de los tiempos de febriles negociaciones que se avecinan.

Victorio Paulón es secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica de Villa Constitución y miembro de la conducción nacional de la CTA. Para este experimentado dirigente el Consejo del Salario tiene en esta oportunidad, un ingrediente especial que es la convocatoria conjunta a las dos centrales sindicales. "Porque siempre se convocaba a la CGT primero y por un lado; y a la CTA después por separado y esta vez la invitación es para los dos juntos. Además, la fijación de un nuevo salario mínimo, vital y móvil, cada vez más es una referencia importante dada la cantidad de trabajadores que todavía no tienen protección de los convenios colectivos", dijo el metalúrgico y agregó que "hemos asistido a una baja importante de la desocupación o un aumento importante de la creación de empleo en los últimos años pero con muy baja calificación. También, la cuestión de debatir el tope de los impuestos a las Ganancias porque en nuestro caso -el de los salarios industriales- llegan muy rápidamente a lo establecido para ese tipo de deducciones".

Para Paulón, después de la crisis del campo en Argentina está más que nunca vigente la discusión sobre la distribución del ingreso, aunque "lamentablemente esta vez se da por derecha, a raíz de la crisis con el agro y los sectores que representa. Por lo tanto todo lo que sea acción sindical articulada, más allá de las diferencias, es importante porque el sector asalariado en Argentina todavía no ha acumulado la fuerza necesaria como para recuperar más porcentaje en la recuperación del ingreso".

-Tras el conflicto con el campo, donde hubo una discusión por la renta, ¿ahora se viene la discusión del mismo tema pero con los asalariados?

-Sí, seguro. Además el impacto que han tenido sobre el salario los dos desabastecimientos a partir de este lock out que duró más de cien días -todavía no está debidamente medido- pero ha sido muy fuerte. Tal es así que los primeros acuerdos salariales de febrero, marzo, cuando (Hugo) Moyano firma el aumento de 19,5% cerraron en esa cifra y los últimos aumentos que son en general los convenios colectivos más importantes de sectores como el automotriz, siderúrgico, neumáticos; el número de referencia está muy cercano al 30%. Digo, esta es la referencia entre abril y ahora lo cual está marcando un reconocimiento de un acumulado inflacionario importante. Por eso esta convocatoria (al Consejo del Salario) es una nueva oportunidad del gobierno de plantear el tema de la distribución de la riqueza que yo creo que hasta el conflicto del campo era casi una enunciación discursiva y hoy es una necesidad. Este gobierno tiene que acumular fuerzas de cara a este frente social y político opositor que está amenazando con quedarse con una parte muy importante de la renta.

Para Paulón, el largo conflicto con el campo aceleró el proceso inflacionario, pero también profundizó la sensación de pérdida del poder adquisitivo. "La gente siente que perdió más de lo que en realidad debe haber perdido, generando un clima de profundización de todos los conflictos sectoriales que son en general silenciosos, en los ámbitos de trabajo, pero que se manifiestan en cortes de horas extra y en otras medidas". Y reitera que la cuestión de la distribución del ingreso en términos generales es la gran asignatura pendiente. "Además se ha fragmentado un frente social que allá por el 2001 aparecía como una fuerza con mucha vitalidad. Y el riesgo que tenemos hoy en la Argentina es que se cristalice este país desigual con sectores que van a pelear su posición como los trabajadores en blanco, asalariados, que van a pelear para seguir mejorando paulatinamente su salario. Pero queda una masa importante de trabajadores informales, contratistas, en negro que van a ser pobres con empleo.

-Pero, la puja salarial ¿siempre pierde contra la inflación?

-Siempre pierde. Pero los sectores empleados en blanco tienen la posibilidad de acercarse y aún superar un puntito a la inflación, pero estadísticamente hoy en la Argentina, son pocos. Mientras que hay un gran masa intermedia de asalariados precarizados que hoy es la que está padeciendo fuertemente el impacto de este encarecimiento un tanto violento del costo de vida.

El dirigente metalúrgico de Villa ve que hay como una conflictividad permanente en muchos sectores y que se espera que el gobierno empiece a hablar de otras cosas. "Que aparezca algo que le ponga un freno al proceso inflacionario que venía ya desde octubre del año pasado y que se aceleró en los últimos meses con los dos desabastecimiento y los dos lockouts patronales del campo. Este es un año que va a terminar con muchos conflictos salariales, de hecho los sectores públicos que cerraron hace seis meses están todos abriendo paritarias nuevamente y haciendo medidas de fuerza en esta provincia y también a nivel nacional. Esto va a derivar también en un puja entre las provincias y la Nación por una mayor demanda de coparticipación para hacer frente a las demandas crecientes de los empleados públicos".

Consultado por la movida de (Luis) Barrionuevo, Paulón cree que ésta tiene que ver directamente con la crisis al interior del PJ, porque "al movimiento obrero en general yo lo veo recomponiendo fuerzas pero de una manera más lenta que la realidad demandaría. De hecho se están logrando en algunos sectores algunos acuerdos salariales, progresivos que marcan algún nivel de progreso, pero que evidentemente no está todavía a la altura y la expectativa de la gente. Nosotros (en la UOM de Villa Constitución) hemos empezado este año discutiendo un incremento salarial del 20% y terminamos hace unos días de discutir un 30% y uno nota que a pesar de es una buena cifra, no da para el aplauso. Hay como una voluntad de recomponer el salario de una manera fuerte, pero además está el trabajo precario porque hoy en la industria por cada trabajador convencionado y empleado directo de una empresa, existe un tercerizado, contratista, informal. Ese sector es el que viene pujando más fuertemente en razón de calidad de empleo, de estabilidad y de salario".

Desde el sector público

Antonio Ratner es secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, cuyo secretario general Néstor Ferraza es además el titular de la CGT de esta ciudad. Para Ratner, el Consejo del Salario sirve y sirve como parámetro. "Evidentemente, hoy se toma muchas veces como referencia lo que es el Sueldo Mínimo Vital y Móvil, y eso hay que ir ajustándolo a través de los mecanismos que tiene el Estado, en este espacio de paritaria enorme con la CGT, CTA y todas las organizaciones gremiales. Pero se modifica el básico, lo que es necesario aquí es tener como referencia una movilidad de los salarios a partir de la modificación del Sueldo Mínimo Vital y Móvil si no, no sirve de nada: Porque al no modificar el piso, vamos levantando el techo y nos vamos a encontrar -en poco tiempo más- cobrando todos ese mínimo vital y móvil".

Pero Ratner advierte que en el Consejo del Salario convocado para mañana a nivel nacional, no todos quedan adentro. "Nosotros en particular -los trabajadores municipales de todo el país- tenemos viejos reclamos para con el Consejo. Porque este mínimo de 1.225 pesos que se está discutiendo (actualmente es de 980 pesos), no incluye al trabajador municipal y esto hace que en distintas zonas de país -como por ejemplo en Formosa, en muchas localidades del Chaco, en Jujuy- se esté cobrando por debajo de este mínimo vital y móvil. Y esto pasa porque la Ley de Contrato de Trabajo en este aspecto excluye a los trabajadores públicos y al servicio doméstico".

Además, el empleado municipal no tiene un solo empleador, sino que cada intendente, cada presidente comunal es un empleador con lo cual es muy difícil reunir a todos para plantear un salario generalizado. Esto es una lucha por sectores, por localidades. "De cualquier forma nosotros queremos que el Congreso trate de una buena vez el proyecto que hemos presentado de la Confederación de Trabajadores Municipales que nuclea a 16 provincias de este país. Es una iniciativa tendiente a que se tenga como salario mínimo de los empleados municipales de todo el país, lo que se fija como salario mínimo a nivel nacional, en las reuniones de la CGT y gobierno. Para así, por lo menos, saber que nadie va a cobrar por debajo de esa cifra. No es el caso de Rosario, de la provincia de Santa Fe en general, pero sí es el caso de muchas provincias".

Cuando se le pregunta a Ratner si acepta que se viene un escenario de puja salarial muy importante en todos los niveles; señala que sí y agrega que "los dirigentes gremiales desearíamos no tener que estar pidiendo incremento salarial, claro que siempre y cuando no aumenten los precios. Es decir, ¿cuál sería el ideal? Lograr buenos y justos salarios y que la situación estuviese estabilizada. Bueno, eso no es lo que ocurre. Y además, puestos los sueldos contra un proceso inflacionario, es una carrera que históricamente no pudimos ganar. Siempre, los salarios van atrás, esto es claro". Y agrega que en el caso concreto de su sector, "cuando uno plantea la necesidad de una recomposición salarial, incomoda, inquieta a quien tiene la responsabilidad de gobernar. Es como que uno se extralimita cuando pone sobre la mesa la necesidad de discutir nuevos salarios, eso lo vemos concretamente que pasa en el ámbito de la Municipalidad de Rosario".

Sobre el escenario novedoso de crisis que planteó el conflicto con el campo, Ratner asegura que durante toda esa pelea "la mayoría de la sociedad estaba cansada, quería que se termine de una vez. Y también esto precipitó los hechos, por el desabastecimiento que hubo en algunas etapas del conflicto, los problemas con la distribución, hicieron que los precios aumentaran a un ritmo mucho más acelerado de lo que venían aumentando por el proceso inflacionario. Y hoy que ese conflicto encontró un cause por lo menos, resulta que los precios no vuelven atrás. Entonces, nuevamente ¿quién resulta el principal perdedor de esta larga pelea?: Los asalariados, por supuesto. O sea, con la desaparición de la resolución 125 se volvió al mes de marzo, pero los precios no volvieron para atrás. Pero durante todo el conflicto nadie se preocupó por ver cómo esto iba a impactar directamente sobre los salarios como lo está haciendo ahora". Y agrega otro elemento político novedoso: "Este prolongado conflicto con el campo, dio lugar en Santa Fe a que algunos intendentes, con quienes nos conocemos desde hace muchos años, trataran de tapar sus malas administraciones responsabilizando al supuesto corte de la cadena de pagos por el paro agrario. Aprovecharon el momento, incluso hay auditorías de lo que digo en este sentido. De cualquier forma les ha ido bien porque consiguieron seguir al frente de sus intendencias".

Por otro lado, Ratner tiene la firme convicción de que "desde el año 2003 cada vez se elaboran más Convenios Colectivos. Año a año los gremios hemos logrado discutir con mayor frecuencia el salario, pero con un proceso inflacionario como el actual es claro que la discusión salarial siempre va a estar abierta".

Sobre cómo se preparan los sindicatos para enfrentar lo que viene, el dirigente de los municipales sostiene que en Rosario "hay una madurez del movimiento obrero muy importante. En el caso de la CGT Rosario, su secretario general Néstor Ferraza llega por consenso de todos los sectores y va a seguir si hay consensos en todos los sectores, esta ha sido una premisa desde el principio. No hay lugar en esta ciudad a que se una división como la que planteó (Luis) Barrionuevo a nivel nacional. Cada uno de los gremios hoy sabe en qué situación está pero más allá de esto, obviamente, la CGT va a apoyar a cada uno de los gremios que esté en conflicto como lo ha venido haciendo hasta ahora. Y también buscando una unidad de dirección sabiendo que hoy la realidad salarial en disputa pasa por todos los gremios". Y asegura que con la CTA la relación "es muy buena, como lo es a nivel nacional también. No hay dificultades con la CTA, incluso hemos realizado muchas marchas en conjunto en todos estos años. Rosario, y eso hay que destacarlo, no ha habido confrontaciones de una central obrera contra otra. Siempre se trata de respaldar de buscar una unidad de dirección para conseguir los objetivos que nos planteamos. Más allá de las cosas que nos diferencian, cuando se trata del salario funcionamos todos juntos".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.