SOCIEDAD › EL DíA QUE LA SINFóNICA LLEGó AL NORTE SANTAFESINO

Suaves acordes en La Forestal

La Orquesta Provincial brindó una serie de conciertos en la zona que vivió y sufrió la explotación del tanino. La respuesta de un público acostumbrado a que todo suceda lejos. Crónica de un recital que en Villa Ocampo no olvidarán.

 Por Betiana Spadillero

Enviada especial

Las sillas se fueron completando hasta que los vecinos de Villa Ocampo debieron ocupar el pasillo de la sala; frente a ellos, un telón blanco delineaba el escenario montado para la ocasión. Allí se ubicaron los 70 músicos que integran la Orquesta Sinfónica Provincial, dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura. La gira por los pueblos del norte de Santa Fe inició en Villa Guillermina, pasó también por Las Toscas y tuvo su cierre en Villa Ana.

En Villa Ocampo, la gala se realizó el sábado, en el marco del 23º Encuentro Coral "La Villa EnCantada", organizado por el Coro Polifónico Municipal. La convocatoria reunió a unas 2.000 personas y generó un cambio en el paisaje de la región.

A esta ciudad del departamento General Obligado se la conoce por la amabilidad de su gente -unas 19.000 almas- y por su historia. En la zona funcionó un gigante que se llamó Compañía de Tierras, Maderas y Ferrocarriles La Forestal. Alrededor de la extracción de tanino se levantaron ciudades. Y cuando la empresa cerró, esas comunidades quedaron desarmadas. Hoy la zona se abre paso con actividades agrícolas, el ingenio azucarero y las curtiembres. Sin embargo, todavía siguen en pie las estructuras y edificios vacíos como testimonios de esa época.

Por la ruta nacional 11 se mantienen algunas de esas construcciones. Las chimeneas, imponentes pero en desuso, anunciaron la llegada a la localidad. Algunos kilómetros adentro, un movimiento poco usual se concentraba en el Estado de Bomberos Voluntarios. Eran las 21 cuando la Orquesta empezó a afinar los instrumentos y a los pocos minutos inició el programa que incluyó obras de Brahms, Strauss y Liszt, entre otros.

El recital se extendió por más de una hora en la que no hubo interrupciones. Sólo por un momento la directora, Alejandra Urrutia, aprovechó para dirigirse a los presentes: "Ha sido conmovedor que en todos los lugares que hemos ido las salas han estado llenas. No hay mejor regalo para nosotros", remarcó.

Además refirió a la banda de la ciudad, la cual abrió la actividad de la noche: "Ustedes no saben lo importante que es tener arte en la comunidad, les pido que por favor apoyen a estos proyectos. Uno nunca sabe lo que significa para los niños la música. El arte es lo esencial para el ser humano, es lo que nos hace iguales". A su vez, exhortó a las autoridades de gobierno a respaldar este tipo de iniciativa. "No tengo ninguna duda de que son herramientas para la vida, lo sé por mí misma, por mi experiencia", aseveró.

Más tarde, en diálogo con Rosario/12, la maestra aclaró que si bien no tuvieron tiempo para recorrer las localidades, debido a la ajustada agenda, fue muy buena la experiencia de los conciertos didácticos. "Son conciertos mayoritariamente para los niños pero hubo gente de todas las edades. Les mostramos los instrumentos, jugamos y varios terminaron dirigiendo una orquesta. Yo creo que ese es el momento más bonito, más especial, en el que tú sientes que estás llegando a la gente", resaltó.

Durante la jornada también se desarrolló una clase a cargo del profesor Rubén Carughi, en la Casa de la Cultura, que estuvo destinada a los integrantes de la banda local. "Es una banda no profesional que ya tiene 30 años y que se hace a la antigua, o sea que hay un solo profesor que enseña todo. Así se crearon la mayoría de las bandas del interior de la provincia de Santa Fe, y esa tradición, por suerte, en algunos lugares se mantuvo", relató.

En esa línea, marcó la importancia de las orquestas juveniles y coros, "porque un chico que está cuatro veces por semana yendo a estudiar música y a practicar, es muy difícil salga o robar" o consuma drogas. "Estoy convencido de que la educación a través del arte es la forma más rápida, segura y sencilla de llegar al corazón de las personas y de modificar de alguna forma su realidad", sentenció.

La gira se llevó a cabo como parte del "Programa Querer, Creer, Crear" del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe. El director provincial de Programación Territorial, Jorge Zanuzzi, indicó que la propuesta se trabajó durante tres meses, en forma conjunta con las comunas y con la propia Orquesta. "No es fácil el movimiento de 80 personas: estuvo la decisión política para que esto se haga", enfatizó. Asimismo, opinó que la gira "quedará en la historia" de la región: "Dentro de 40 años seguiremos recordando ese día que vino la Sinfónica y miles de personas estuvieron allí".

Antes de dejar el escenario, los músicos recibieron la declaración de Huésped de Honor de la mano del intendente de Villa Ocampo, Enrique Paduán. Entonces, como un gesto más hacia el público, Alejandra Urrutia decidió regresar a su lugar frente a la Orquesta y dirigió una última obra: la Danza Húngara Nº5. Cuando la maestra cerró el puño para dar por finalizada la ejecución, los vecinos se pusieron de pie para aplaudir. Entre las gradas del estadio se escuchó "gracias".

Compartir: 

Twitter
 

Nunca la orquesta estatal había tocado en Villa Ocampo. Dos mil personas aplaudieron, agradecidas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.