PIRULO

Selección

La gente se había amontonado temprano frente al imponente hotel de Mitre y Catamarca, vigilado como una fortaleza. La idea era ver una cabecita allá a lo lejos, subiendo al colectivo que llevaría a la Selección Nacional hasta el Gigante de Arroyito para el choque con Brasil. Un chico de no más de seis años, sobre los hombros de su padre no quitaba la mirada del micro. Los jugadores comenzaron a subir y el pibe casi se paró sobre su papá mientras gritaba jurando que había logrado ver a Messi. Nadie supo muy bien si era cierto, pero el chico tenía una lágrima de verdad en su mejilla.

(Una de las postales de ayer en Rosario, en la previa del partido cuya información completa está en la edición nacional de este diario).

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.