PSICOLOGíA › UNA OPORTUNA REFLEXION A PARTIR DE UN EQUIVOCO

De Rey a Rey, un acto fallido

El pasado jueves, el autor de esta nota confundió a Jean Michel Rey
con Pierre Rey. Reconocido el error, va más allá a partir de la representación de dicho apellido que, diría Freud, remite al padre.

 Por Por José Manuel Ramírez*

La coordinación de esta página de Psicología se hace plenamente cargo de un error cometido el jueves pasado en la edición de la misma. La equivocación fue tomar a Jean Michel Rey por Pierre Rey. Aprovechamos la ocasión de esta explicación para dar nuestra posición sobre ambos autores.

Jean﷓Michel Rey, el autor reporteado en la nota del jueves pasado, es filósofo, no es psicoanalista, como él mismo aclara en la Revista de la Perra Nº 10, página 69: "el cielo me ahorró eso" frase en la se escucha cierto rechazo a una práctica sobre la cual pretende "teorizar". Es autor de Recorrido de Freud (Ediciones Megápolis, 1979, Parcours de Freud. Economie et discours) y de La part de l'autre (Presses Universitaire de France, 1998). Él mismo se define en esa nota como un lector. Su lectura de Freud remite a la posición de Michel de Certeau, una reflexión sobre el significado de la institucionalización del saber, o sea una lectura cuya finalidad era sacar a Freud de su aclimatación francesa, es decir de "salvarlo de sus discípulos", según sus propias palabras. Menos mal.

En el número siguiente de la Revista de la Perra Nº 11 de 2004, se publican algunas preguntas que le efectúa Alejandra Dentesano en 2000, vía correo, a este filósofo con la intención, precisamente, de aclarar un poco más aquella posición, especialmente en cuanto a la lectura de filosofía para un psicoanalista. La pregunta y su respuesta fue el texto del cual publicamos un fragmento en esta página el jueves pasado, que es la nota en cuestión.

En esa ocasión, quien firma la presente nota comete el acto fallido de confundir a Jean﷓Michel Rey (filósofo) con Pierre Rey, escritor y periodista, este sí autor de Una temporada con Lacan donde ﷓como lo hemos leído﷓ escribe en siete capítulos el recorrido de su análisis con Lacan, en sendas escansiones.

En definitiva, a Jean﷓Michel Rey no sólo lo tomamos por Pierre Rey, cosa que debe ser más frecuente de lo que podemos estar dispuestos a creer ﷓tan sólo por la coincidencia del apellido no por las características de los autores como dejamos en claro más adelante﷓, sino que también lo hicimos autor de un libro que él no escribió. ¿Estaría él tan disconforme de ese error? Pensamos que sí ,por ese "el cielo me los ahorró" que citamos más arriba.

La intención de esta aclaración, cuya iniciativa nos corresponde, es decir, que no nos fue solicitada, es desligar a la autora de las preguntas a Jean﷓Michel Rey de la confusión citada. Ella fue quien me advirtió de la misma luego de su publicación, a quien agradezco su aquiescencia en publicar su nota en un primer momento y, por otra, su advertencia, que me permite esta explicación, en un segundo momento.

En dicho acto fallido, cuál habrá sido mi intención inconsciente no está en mí decirlo; "sólo Dios sabe". Aún así si queremos indagar un poco, siguiendo los pasos de Freud, en el mismo constatamos en primer término que ambos autores tienen el mismo apellido: Rey. Que no es cualquier apellido, menciona directamente una figura de la que sabemos la importancia en cuanto representación que tiene. Diría Freud: remite al padre.

Luego el título del libro de ambos autores tiene una simililitud innegable, uno Recorrido de Freud, el otro Una temporada con Lacan. No hay duda de que "temporada" remite a recorrido, ambos remiten a un curso, a un tránsito. La diferencia es preposicional. Ambos se anudan a un padre, se soportan en un nombre, por cada uno de los autores: Jean﷓Michel a Freud, y Pierre a Lacan. Un deslizamiento de Freud a Lacan a través de los autores. Además si tengo que plantearme una preferencia respecto de ambos autores, Jean﷓Michel Rey y Pierre Rey, me quedo con este último. El primero me pareció muy obsesivo en su respuesta a Dentesano, muy filósofo, por así decirlo, aunque vale aclarar que no siempre el filósofo es obsesivo; el segundo en cambio me resultó más interesante y audaz, no llevado por el pensamiento, el pensamiento más bien como un obstáculo. En todo caso, Pierre nos muestra lo que podríamos llamar, con Heidegger, "un nuevo pensar", determinado sin lugar a dudas por el análisis. En cambio, Jean﷓Michel circunloquea, da vueltas siempre sobre lo mismo y no alcanza un nuevo pensar.

Creo que ésta fue la razón que me condujo al equívoco, quise sustituir uno por otro, habrá quizás alguna más profunda, que la dejo para otra instancia, mi querido lector.

* Coordinador de la página de Psicología de Rosario/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.